Estados Unidos marcó un récord de personas sin hogar en 2023

El aumento de “homeless” se vincula con el fin de ayuda gubernamental y el aumento de costos de vivienda en el país

Compartir
Compartir articulo
En 2022, la población de sin hogar en EEUU ascendió a 653.104 individuos, el mayor incremento desde 2007 (Europa Press/Michael HoWai Lee)
En 2022, la población de sin hogar en EEUU ascendió a 653.104 individuos, el mayor incremento desde 2007 (Europa Press/Michael HoWai Lee)

Estados Unidos reportó un incremento del 12% en personas sin hogar (homeless) durante el último año, alcanzando una cifra récord de 653.104 individuos. Esta alza marcó el aumento más pronunciado desde que el gobierno federal inició el conteo anual en el 2007, informó el Departamento de Urbanismo y Desarrollo de Estados Unidos.

NBC señaló que el repunte se vincula con el fin de la ayuda gubernamental por la pandemia y el alza sostenida de los costos de vivienda, factores que han llevado a varios estadounidenses a la calle o refugios.

El incremento se atribuye en gran medida a personas que se encuentran sin techo por primera vez, rompiendo la tendencia a la baja en la sección homeless familiar que se venía registrando desde 2012.

La secretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano, Marcia Fudge, declaró la necesidad urgente de soporte para soluciones y estrategias que permitan salir de la falta de hogar de forma acelerada y prevenir esta situación desde el inicio. Paralelamente, el número de sin hogares veteranos y familias con niños aumentó en un 7.4% y 15.5%, respectivamente.

En cuanto a los homeless individuales, la tasa se incrementó casi un 11%, destacando que las personas afroamericanas, quiénes son el 13% de la población en Estados Unidos, pero son el 37% del total de personas sin hogar.

Además, más de un cuarto de los adultos viviendo sin hogar superaban los 54 años de edad. El director ejecutivo del Consejo Interinstitucional de Estados Unidos sobre Sinhogarismo, Jeff Olivet, indicó que la asistencia gubernamental extra ayudó a retrasar el aumento de homelessness (estar sin hogar) que hoy se hace evidente.

“Si bien numerosos factores impulsan la falta de vivienda, las causas más importantes son la escasez de viviendas asequibles y el alto costo de la vivienda que han dejado a muchos estadounidenses viviendo de sueldo en sueldo y a una crisis de quedarse sin hogar”, dijo Olivet a The Associated Press.

Durante el pico de la pandemia, las protecciones gubernamentales mitigaron la crisis que actualmente se acelera con el fin de ayudas y aumento de desalojos. (Freepik)
Durante el pico de la pandemia, las protecciones gubernamentales mitigaron la crisis que actualmente se acelera con el fin de ayudas y aumento de desalojos. (Freepik)

Los costos elevados de vivienda y la disminución de la ayuda federal por COVID-19 son citados como principales impulsores de esta crisis. Ann Oliva, CEO de la Alianza Nacional para Terminar con el Sinhogarismo, señaló que la transición de una situación con vivienda a una sin ella se está acelerando.

Durante el pico de la pandemia, las protecciones gubernamentales sirvieron de contención, pero a fines del 2022, el soporte de alquiler de emergencia federal cesó y las expulsiones han ido en aumento desde que terminó la moratoria nacional de desalojos en otoño de 2021, resaltó Usa Today.

A pesar de que aumentó el número de personas que quedaron sin hogar y se dificultó su reinserción en una vivienda, los proveedores de servicios para gente sin hogar lograron ayudar a más de 420 mil ciudadanos a salir de esta problemática o evitar la falta de vivienda, según datos de HUD.