Miami lanzó un plan para eliminar a iguanas que amenazan el ecosistema

El programa inicia con el objetivo de proteger la fauna nativa y la vegetación de los estragos causados por las iguanas

Compartir
Compartir articulo
Ante el daño ambiental, Miami-Dade inicia un plan para erradicar las iguanas invasoras que amenazan la flora y fauna locales.
Ante el daño ambiental, Miami-Dade inicia un plan para erradicar las iguanas invasoras que amenazan la flora y fauna locales.

La cálida y biodiversa Florida está experimentando un aumento en la presencia de iguanas, una especie invasora que ha generado preocupación en la comunidad. En respuesta, el condado de Miami-Dade ha lanzado un programa para controlar y eliminar estas iguanas, según informaron medios locales.

Michael Ronquillo, quien trabaja capturando estos reptiles, es una figura clave en esta lucha. Con su vehículo Humane Iguana Control, recorre Miami para controlar la población de iguanas. En una entrevista realizada por Telemundo 51 Miami, Ronquillo describió su trabajo diario y el impacto de las iguanas en el ecosistema y la vida local. “Afectan a otros animales, al ecosistema y a las plantas de las casas”, explicó.

En el parque Ruth Bryan de Coral Gables, la sobrepoblación de iguanas es particularmente visible. Este lugar es uno de los muchos espacios públicos del sur de Florida donde estos animales se han vuelto un problema creciente.

Paul Vitro, jefe de la División Ecológica de Parques y Recreación de Miami-Dade, mencionó al medio antes mencionado que el programa se encuentra en su fase inicial. El plan incluye reunir a un grupo de proveedores calificados para colocar trampas, revisarlas diariamente y eliminar las iguanas capturadas de manera humana y controlada.

El responsable de la División Ecológica de Miami-Dade, Paul Vitro, coordina una iniciativa temprana para el control de las iguanas. (Foto: Pixabay)
El responsable de la División Ecológica de Miami-Dade, Paul Vitro, coordina una iniciativa temprana para el control de las iguanas. (Foto: Pixabay)

Las iguanas, que son principalmente herbívoras, amenazan la vegetación local y otras especies nativas. “Hacen huecos para sus huevos, que pueden llegar a 70 al año, y esto puede dañar el ecosistema con la lluvia”, señaló Vitro.

En Coral Gables, el problema ha escalado a tal punto que el alcalde Vince C. Lago ha anunciado, en conferencia de prensa, que solicitará acciones concretas a la comisión de la ciudad. “El problema va a crecer y enfrentaremos una situación crítica en el futuro”, advirtió Lago.

Key Biscayne ha estado aplicando medidas de control de iguanas durante los últimos tres años. Sin embargo, su alcalde, Joe I. Rasco, enfatizó la necesidad de más apoyo. “Tenemos dos parques, el estatal y el Farito, donde la cantidad de iguanas es increíble. Necesitamos ayuda del condado”, dijo Rasco.

Ronquillo, de Humane Iguana Control, destacó la importancia de abordar este problema de manera humana pero urgente. “Costará mucho más si no actuamos pronto”, advirtió.

Causas de la presencia de especies invasoras

La proliferación de iguanas amenaza la vegetación local y la estabilidad de las especies nativas según las autoridades de Miami-Dade. (EFE/Ana Mengotti)
La proliferación de iguanas amenaza la vegetación local y la estabilidad de las especies nativas según las autoridades de Miami-Dade. (EFE/Ana Mengotti)

La invasión de iguanas en lugares públicos de Florida, como Miami-Dade, puede atribuirse a una combinación de factores ambientales, humanos y biológicos:

1. Clima favorable: el clima cálido y húmedo de Florida es ideal para las iguanas, que son reptiles de climas tropicales. Este ambiente les permite prosperar y reproducirse eficientemente.

2. Ausencia de depredadores naturales: en su hábitat natural, enfrentan depredadores que controlan su población. En Florida, la falta de depredadores naturales permite que su número crezca sin control.

3. Introducción por el hombre: fueron inicialmente introducidas en Florida por humanos, ya sea accidentalmente o como mascotas liberadas o escapadas. Sin restricciones naturales, estas poblaciones han crecido rápidamente.

4. Adaptabilidad: las iguanas son animales altamente adaptables. Pueden vivir en varios tipos de hábitats y consumir una amplia gama de alimentos, lo que les facilita colonizar nuevos ambientes.

5. Cambios en el uso del suelo y urbanización: la expansión urbana y los cambios en la gestión del terreno pueden crear nuevos hábitats adecuados para las iguanas. Los parques y áreas verdes urbanas ofrecen abundante vegetación y refugio, condiciones propicias para estas especies.

6. Reproducción prolífica: tienen una alta tasa de reproducción. Una sola hembra puede poner múltiples huevos, lo que contribuye al rápido crecimiento de la población.

7. Impacto del cambio climático: aunque las iguanas son sensibles a las bajas temperaturas, el calentamiento global y el aumento de las temperaturas pueden estar expandiendo el rango habitable para estas especies, permitiéndoles invadir áreas que antes eran demasiado frías.