Bob Iger anunció que “definitivamente” se retirará como CEO de Disney en el 2026

El directivo abordó la situación de las producciones de Marvel y reconfirmó la estrategia de Disney para mejorar su rendimiento en la bolsa

Compartir
Compartir articulo
La entrevista de Bob Iger arroja luz sobre los planes corporativos y refuerza el compromiso de la empresa con el entretenimiento global. (REUTERS/Aly Song)
La entrevista de Bob Iger arroja luz sobre los planes corporativos y refuerza el compromiso de la empresa con el entretenimiento global. (REUTERS/Aly Song)

Walt Disney y su actual CEO, Bob Iger, confirmaron que el directivo se retirará de su cargo cuando finalice su contrato en 2026. Adicionalmente, Iger declaró durante una entrevista en la New York Times Dealbook Conference que la red de televisión ABC no está en venta, mientras que expresó optimismo sobre la expansión del parque Shanghai Disneyland “relativamente pronto”.

Iger, quien retomó el liderazgo de Disney en noviembre de 2022 tras la salida de Bob Chapek, reveló que la junta de la compañía está llevando a cabo una “robusta” búsqueda de su sucesor. Desde su regreso, ha reestructurado Disney para lograr una mayor eficiencia operativa, acercándose al objetivo de ahorros prometidos de USD 5.000 millones.

También se han nombrado a James P. Gorman, CEO de Morgan Stanley, y Jeremy Darroch, ex director ejecutivo de Sky, como nuevos directores a partir del próximo año, según dio a conocer Reuters.

El directivo, de 72 años, abordó la sobreproducción que ha afectado la calidad de las producciones de Marvel Studios y afrontó las dificultades encontradas en la compañía como “mucho más desafiantes” de lo esperado. “La cantidad, en nuestro caso, la calidad es limitada y Marvel sufrió mucho por ello”, dijo Iger.

Además, comentó sobre la decisión reciente de suspender la publicidad en X, tras los comentarios controversiales de su propietario Elon Musk. Unidades de Disney como ABC News y ESPN seguirán utilizando la plataforma para comunicarse pese a la suspensión de la publicidad.

En cuanto al desempeño en la bolsa, las acciones de Disney han subido un 6.5% en el año, quedando por debajo del índice S&P 500. Iger admitió el rendimiento por debajo de lo esperado de varios filmes recientes y apuntó a decisiones eficientes junto con la posibilidad de asociarse con empresas que lideran el modelo de negocios de streaming, además de considerar posibles desinversiones durante el proceso de revisión estratégica.

La primera partida de Iger

Bob Iger dejó su cargo como CEO de Disney en febrero de 2020, anunciando su decisión como parte de un plan de sucesión bien considerado y para concentrarse en proyectos creativos dentro de la compañía durante el resto de su contrato, que en ese momento se extendía hasta finales de 2021. Iger pasó el testigo al entonces presidente de parques, experiencias y productos de Disney, Bob Chapek.

La partida de Iger como CEO marcó el final de una era significativa durante la cual supervisó la adquisición de Pixar, Marvel, Lucasfilm y 21st Century Fox, y el lanzamiento de Disney+. Sin embargo, en junio de 2020, Bob Iger asumió una función más activa para ayudar a la empresa a navegar por los complejos desafíos presentados por la pandemia de COVID-19, antes de retirarse definitivamente como presidente ejecutivo al final de su contrato.

Tras asumir nuevamente el liderazgo en noviembre, Iger prioriza la reestructuración de Disney para cumplir con las metas de ahorro establecidas. (Reuters)
Tras asumir nuevamente el liderazgo en noviembre, Iger prioriza la reestructuración de Disney para cumplir con las metas de ahorro establecidas. (Reuters)

Bob Iger criticó la gestión de Chapek en Disney

Por otra parte, Iger expresó preocupación por la gestión anterior y manifestó estar solucionando diversos problemas y se desmarcó de las decisiones tomadas por su predecesor, Bob Chapek.

“Me decepcionó lo que vi en el período de transición y mientras estuve fuera. Trabajé duro para distanciarme de ello”, dijo a Times.

Iger, ni bien retornó al cargo de manera interina después de la destitución de Chapek en noviembre de 2022, en una de sus primeras acciones, desmanteló la división Disney Media & Entertainment Distribution (DMED) establecida por Chapek, buscando centralizar la toma de decisiones y racionalizar costos.