Más de 150 empresas condenaron el atentado del 7 de octubre perpetrado por Hamas

Grandes compañías como Starbucks y McDonald’s se ven envueltas en controversias debido a sus posturas frente al actual conflicto en el Medio Oriente

Guardar

Nuevo

(REUTERS/Joshua Roberts)
(REUTERS/Joshua Roberts)

La guerra entre Israel y Hamas ha provocado controversias entre grandes empresas, al poner de manifiesto las dificultades corporativas derivadas de este conflicto de alto riesgo y carga política, señaló ABC News. Más de 150 corporaciones han emitido comunicados condenando el ataque inicial de Hamas, de acuerdo con una recopilación de declaraciones públicas realizadas por el profesor de Gestión de la Universidad de Yale, Jeffrey Sonnenfeld.

La lista de empresas incluye a grandes firmas como Microsoft, Goldman Sachs, J.P. Morgan Chase, Verizon y Tesla. Pero entre las compañías que han desatado polémicas destacan Starbucks y McDonald’s.

Starbucks recientemente demandó a su sindicato, Starbucks Workers United, por un mensaje, ya eliminado, expresando solidaridad con los palestinos en X, anteriormente conocido como Twitter. Por su parte, una franquicia de McDonald’s en Israel ofreció comida gratis a los miembros del ejército israelí, generando un rechazo de los consumidores y desmarques de otras franquicias de la firma.

“Disentimos fuertemente con las opiniones de Workers United, incluyendo sus afiliados locales, organizadores sindicales y aquellos que se identifican como miembros de Starbucks Workers United. Ninguno de estos grupos habla en nombre de Starbucks Coffee Company y no representan las opiniones, posiciones o creencias de nuestra empresa”, explicó Sara Kelly, vicepresidenta ejecutiva y directora de asuntos societarios de Starbucks.

Starbucks Workers United, un sindicato que representa a aproximadamente 9.000 trabajadores, retiró un tweet inicial en el que expresaba solidaridad con los palestinos. La semana pasada, publicó un comunicado adicional en X reiterando su solidaridad con los palestinos y condenando la muerte de civiles inocentes. “Nos oponemos a la violencia y cada muerte que ocurre como resultado de la violencia es una tragedia”, decía el comunicado.

Además, el sindicato presentó una contrademanda contra Starbucks, calificando su demanda como un intento de perjudicar al sindicato y socavar sus esfuerzos de organización.

La cadena de cafeterías Starbucks está en conflicto con su sindicato Workers United, a raíz de un mensaje de solidaridad con los palestinos (AP/ J. Scott Applewhite)
La cadena de cafeterías Starbucks está en conflicto con su sindicato Workers United, a raíz de un mensaje de solidaridad con los palestinos (AP/ J. Scott Applewhite)

Por su parte, un portavoz de McDonald’s indicó que la empresa está primordialmente enfocada en garantizar la seguridad de los empleados y para apoyar a la gente en la región, hizo una donación de USD 1 millón distribuido equitativamente entre la Cruz Roja y el Programa Mundial de Alimentos.

ABC News reportó que, en Estados Unidos, la aguda discrepancia en torno a la guerra entre Israel y Hamas se ha manifestado en respuesta a las declaraciones emitidas por grandes y a menudo prominentes empresas. Las corporaciones han enfrentado críticas tanto de defensores de israelíes como de palestinos por posturas consideradas insuficientemente compasivas hacia uno u otro. Simultáneamente, algunos ejecutivos han renunciado en medio de represalias y a algunos candidatos a empleo se les han rescindido ofertas por sus comentarios.

El grupo militante Hamas lanzó un ataque sin precedentes el 7 de octubre que ha dejado al menos 1.400 muertos y 4.000 heridos en Israel, según las autoridades israelíes. En Gaza, más de 5.000 personas han muerto y 15.200 han resultado heridas, de acuerdo con la Autoridad Palestina de Salud.

Tras el ataque, la respuesta de algunas grandes empresas ha sido rápida. “Los ataques contra civiles en Israel son impactantes y dolorosos de ver”, dijo el CEO de Amazon, Andy Jassy, el 9 de octubre en una publicación en X.

Las posturas adoptadas por grandes empresas en respuesta al conflicto entre Israel y Hamas han generado reacciones variadas y críticas tanto de defensores de israelíes como de palestinos (Sebastian Kahnert/dpa)
Las posturas adoptadas por grandes empresas en respuesta al conflicto entre Israel y Hamas han generado reacciones variadas y críticas tanto de defensores de israelíes como de palestinos (Sebastian Kahnert/dpa)

Sarah Soule, catedrática de comportamiento organizativo en la Escuela de Negocios de la Universidad de Stanford, expresó que las empresas “menos marcadas” por el rechazo público han condenado el ataque de Hamas y han reconocido el largo historial de conflicto en la región. Sin embargo, puntualizó que la respuesta corporativa a la guerra Israel-Hamas plantea interrogantes sobre el impacto de dichos comunicados.

Asimismo, algunas de las declaraciones corporativas que condenan a Hamas han suscitado críticas de defensores que las consideran insuficientes en cuanto a expresar simpatía por el sufrimiento soportado por los civiles palestinos.

Sonnenfeld sostuvo que el alcance relativo de la confianza pública en los CEO les brinda una oportunidad para hablar sobre asuntos importantes y divisivos. Sin embargo, las empresas deben evaluar la relevancia y el impacto potencial de una declaración sobre cualquier tema en particular.

“Los CEO tienen un papel distintivo en la sociedad como voces de confianza. Algunas empresas, como las franquicias de comida rápida y tal vez las compañías de defensa aeroespacial, quizás este no sea el tema ideal para ellas. Las empresas necesitan decidir eso”, declaró a ABC News.

Guardar

Nuevo