Los asistentes al Burning Man comenzaron el éxodo tras las inundaciones que dejaron varadas a decenas de miles de personas

El festival había sido cerrado a los vehículos después de que cayera más de 1,3 centímetros de lluvia el viernes en Nevada

Compartir
Compartir articulo
Personas reciben ayuda para descender de la parte trasera de una camioneta en la sede del festival contracultural Burning Man  (Rebecca Barger/@rebeccabargerphoto vía AP)
Personas reciben ayuda para descender de la parte trasera de una camioneta en la sede del festival contracultural Burning Man (Rebecca Barger/@rebeccabargerphoto vía AP)

Las carreteras llenas de barro que dejaron a decenas de miles de fiesteros varados durante días en un festival de contracultura se habían secado lo suficiente el lunes por la tarde para permitirles comenzar su éxodo del desierto del norte de Nevada.

Los organizadores del Burning Man dijeron que empezaron a dejar que el tráfico saliera de la carretera principal hacia las 14.00 hora local, aunque siguieron pidiendo a los asistentes que retrasaran su salida al martes para aliviar el tráfico. El lunes por la tarde, unas 64.000 personas permanecían en el recinto del festival.

Los organizadores también pidieron a los asistentes que no salieran a pie del desierto de Black Rock, a unos 177 kilómetros al norte de Reno, como habían hecho otras personas a lo largo del fin de semana, entre ellas el famoso DJ Diplo y el cómico Chris Rock. No especificaron el motivo.

El festival había sido cerrado a los vehículos después de que cayera más de 1,3 centímetros de lluvia el viernes. El cierre de las carreteras se produjo justo antes de que se prendiera fuego a “The Man” el sábado por la noche. El acontecimiento culmina tradicionalmente con la quema de la gran efigie de madera con forma de hombre y de la estructura de madera de un templo durante las dos últimas noches, pero los incendios se pospusieron al lunes por la noche mientras las autoridades trabajaban para reabrir las rutas de salida antes de que finalizara el fin de semana del Día del Trabajo.

Mark Deutschendorf, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Reno, dijo que debería permanecer mayormente despejado y seco en el lugar del festival el lunes, aunque algunos chubascos ligeros podrían pasar el martes por la mañana.

Personas caminan entre el lodo  (Rebecca Barger/@rebeccabargerphoto vía AP)
Personas caminan entre el lodo (Rebecca Barger/@rebeccabargerphoto vía AP)

“Estamos un poco sucios y embarrados, pero los ánimos están caldeados. La fiesta sigue en marcha”, dijo Scott London, un fotógrafo del sur de California, añadiendo que las limitaciones de viaje ofrecían “una visión del Burning Man que muchos de nosotros no llegamos a ver”.

La reunión anual, que comenzó en una playa de San Francisco en 1986, atrae a casi 80.000 artistas, músicos y activistas para una mezcla de acampada en la naturaleza y actuaciones vanguardistas. Las interrupciones forman parte de la historia reciente del acontecimiento: las tormentas de polvo obligaron a los organizadores a cerrar temporalmente las entradas al festival en 2018, y el evento se canceló por completo dos veces durante la pandemia.

Un vehículo atraviesa el barro durante el evento Burning Man (AP)
Un vehículo atraviesa el barro durante el evento Burning Man (AP)

Se ha informado de al menos una víctima mortal, pero los organizadores dijeron que la muerte de un hombre de unos 40 años no estaba relacionada con el clima. El sheriff del cercano condado de Pershing dijo que estaba investigando los hechos, pero que no había identificado al hombre ni la causa de su muerte.

El evento es remoto en el mejor de los días y hace hincapié en la autosuficiencia. En medio de la inundación, se instó a los asistentes a conservar sus alimentos y agua, y la mayoría permaneció escondida en el lugar.

Un participante en Burning Man pasea su bicicleta por el barro (Trevor Hughes/USA Today Network via REUTERS)
Un participante en Burning Man pasea su bicicleta por el barro (Trevor Hughes/USA Today Network via REUTERS)

Algunos asistentes, sin embargo, consiguieron caminar varios kilómetros hasta el pueblo más cercano o llegar en coche.

Diplo, cuyo nombre real es Thomas Wesley Pentz, publicó un vídeo en Instagram el sábado por la noche en el que aparecía junto a Rock en la parte trasera de la camioneta de un fan. Dijo que habían caminado seis millas por el barro antes de conseguir un aventón.

Caminé por el arcén durante horas con el pulgar fuera”, escribió Diplo.

Cindy Bishop y tres de sus amigos consiguieron salir del festival con su autocaravana alquilada al amanecer del lunes, cuando, según Bishop, la carretera principal no estaba vigilada.

Dijo que estaban contentas de haber conseguido salir después de conducir hacia la salida -y quedarse atascadas varias veces- en el transcurso de dos días.

La estructura del Hombre, que normalmente se quema el sábado por la noche, se cierne sobre el campamento de Burning Man (Trevor Hughes/USA Today Network via REUTERS)
La estructura del Hombre, que normalmente se quema el sábado por la noche, se cierne sobre el campamento de Burning Man (Trevor Hughes/USA Today Network via REUTERS)

Pero Bishop, que viajó desde Boston para asistir a su segundo Burning Man, dijo que los ánimos seguían caldeados en el festival cuando ellos se marcharon. La mayoría de las personas con las que habló dijeron que planeaban quedarse para las quemas ceremoniales.

“El espíritu que se respiraba allí era realmente el de ‘vamos a cuidarnos los unos a los otros y a sacar lo mejor de ello’”.

Rebecca Barger, fotógrafa de Filadelfia, llegó a su primer Burning Man el 26 de agosto y estaba decidida a aguantar hasta el final.

“Todo el mundo se ha adaptado, compartiendo caravanas para dormir, ofreciendo comida y café”, dice Barger. “Bailé en arcilla hasta los pies durante horas al ritmo de DJ increíbles”.

El evento comenzó el 27 de agosto y estaba previsto que terminara el lunes, con los asistentes recogiendo y limpiando lo que habían ensuciado.

(Con información de AP)