Estados Unidos abatió a un líder del Estado Islámico en Siria

El Pentágono indicó que se trata de Abd-al Hadi Mahmud al-Haji Ali, “responsable de planificar atentados terroristas en Oriente Medio y Europa”

Compartir
Compartir articulo
El líder terrorista de ISIS fue abatido en un ataque con helicópteros (AFP/EDH)
El líder terrorista de ISIS fue abatido en un ataque con helicópteros (AFP/EDH)

El ejército de Estados Unidos anunció este lunes que abatió en un ataque con helicópteros en el norte de Siria a un jefe del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), sospechoso de planificar atentados en Europa y Oriente Medio.

En un comunicado, el mando del ejército estadounidense para Oriente Medio (Centcom) dijo haber matado a “Abd-al Hadi Mahmud al-Haji Ali, un alto dirigente del Estado Islámico en Siria”.

Según explicó el Centcom, se trata de un líder operativo “responsable de planificar atentados terroristas en Oriente Medio y Europa”.

La operación fue llevada a cabo a raíz de una información de inteligencia que “reveló un plan del Estado Islámico de secuestrar a funcionarios en el extranjero para usarlos como medio de presión”, añadió el mando militar norteamericano.

En un primer comunicado publicado horas antes, el Centcom había dado parte de la operación y afirmado que el individuo había “probablemente” muerto.

El Centcom también informó de la muerte de otros dos “operativos” del Estado Islámico en el ataque, sin precisar su identidad.

El Estado Islámico llevó a cabo una serie de atentados mortíferos en Europa
El Estado Islámico llevó a cabo una serie de atentados mortíferos en Europa

Ningún civil ni miembro de las fuerzas estadounidenses falleció o resultó herido en la operación, agregó la misma fuente.

Esta nueva incursión, que forma parte del dispositivo estadounidense para eliminar a líderes de ISIS tras su derrota en 2019 en Siria, fue llevada a cabo en una zona controlada por grupos armados proturcos en el norte del país.

Un grupo turco desplegado en la región de Sueida, donde aconteció el ataque, afirmó que dos de sus combatientes murieron.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), “se produjeron violentos enfrentamientos en un ataque con dos proyectiles contra un edificio en el que se encontraba un miembro del EI”.

El OSDH afirmó que este terrorista y otros dos combatientes fallecieron en el incidente.

Los Cascos Blancos, un grupo sirio de defensa civil que opera en zonas controladas por la oposición en el norte de Siria, dijo haber trasladado a dos heridos durante el suceso a un hospital local, que más tarde indicó que habían muerto. Una tercera persona murió cuando las fuerzas estadounidenses aterrizaron en la incursión, según los Cascos Blancos.

Las Fuerzas Democráticas sirias, un grupo kurdo que colabora con Estados Unidos en operaciones contra el grupo ISIS en el nordeste de Siria, dijo que la operación se había iniciado en una base cerca de la localidad de Kobani e iba dirigida contra un recinto militar de un grupo opositor armado con apoyo turco, Suqour al-Shamal, en el poblado de Suwayda en la región de Jarablus, cerca de la frontera turca.

El presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general del Ejército Mark Milley, habla con las fuerzas estadounidenses en Siria durante una visita no anunciada (REUTERS/Phil Stewart)
El presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general del Ejército Mark Milley, habla con las fuerzas estadounidenses en Siria durante una visita no anunciada (REUTERS/Phil Stewart)

El ejército estadounidense anunció a principios de abril haber matado en Siria a Jaled Aydd Ahmad Al Jaburi, un dirigente del Estado Islámico responsable de atentados en Europa.

En su máximo apogeo, ISIS reivindicó una serie de atentados mortíferos en Europa. En aquel entonces el grupo controlaba extensas regiones de Siria e Irak, donde había proclamado un “califato”.

Hay al menos 900 tropas estadounidenses desplegadas en Siria, así como un número no revelado de contratistas.

El Estado Islámico arrasó Irak y Siria en 2014, tomando amplias extensiones de territorio. Aunque fue derrotado en Siria en 2019, aún quedan células durmientes que realizan ataques ocasionales contra objetivos militares y civiles.

(Con información de AFP y AP)

Seguir leyendo: