El pueblo de Zaragoza repleto de conventos, palacios renacentistas y templos

Situada en pleno corazón de Aragón, la localidad permite disfrutar de monumentos que son testimonio directo de su historia, pero también de vinos excelentes y rutas de senderismo

Guardar

Nuevo

El pueblo de Zaragoza repleto de conventos, palacios renacentistas y templos. (Shutterstock)
El pueblo de Zaragoza repleto de conventos, palacios renacentistas y templos. (Shutterstock)

Su origen es celtíbero y su belleza hace que, quien callejea por sus calles, se sienta como el protagonista de un cuento. Y es que, aunque Zaragoza esconde un sinfín de lugares que merece la pena descubrir, alberga un pueblo que es especialmente bonito. Un paseo por su casco urbano permite disfrutar de sus calles repletas de casonas y conventos e, incluso, de un palacio renacentista y varios templos, entre ellos, la Colegiata de Santa María.

Tal es la magnificencia de este pueblo de Zaragoza, que el Camino de Santiago Castellano – Aragonés pasa por la localidad. Esto es muestra de que combina impresionantes monumentos, con un gran entorno natural, que ofrece la posibilidad de realizar rutas de senderismo. A ello se une algo que gustará especialmente a los amantes de una buena gastronomía: sus vinos y productos son excelentes.

De ahí que este sea un lugar ideal para todos aquellos que estén pensando en hacer una escapada de fin de semana, en busca de la desconexión y la tranquilidad más absoluta. A pesar de que en España hay muchas opciones cuando se trata de viajar, en este caso, pueden decantarse por Borja, uno de los pueblos más bonitos de Zaragoza, que tiene alternativas turísticas de lo más diversas.

Te puede interesar: El restaurante de carretera donde cenaron los Reyes y Leonor que está a solo 50 kilómetros de Zaragoza

Qué se puede ver en Borja, uno de los pueblos más bonitos de Zaragoza

Las bonitas calles de Borja, un pueblo de Zaragoza. (Shutterstock)
Las bonitas calles de Borja, un pueblo de Zaragoza. (Shutterstock)

Borja, una ciudad enraizada en la historia, ofrece a los visitantes una experiencia única que combina monumentos emblemáticos y vinos de calidad. La Colegiata de Santa María, un icono arquitectónico que ha evolucionado a lo largo de los siglos, se alza como testigo de diversos estilos artísticos. Junto a este magnífico edificio se encuentra el Museo de arte religioso de la Colegiata, una ventana al pasado religioso de la región.

En la pintoresca judería de Borja, cerca de la plaza del Mercado, se encuentran la casa-palacio de los Angulo y el torreón de los Borja, dos lugares imprescindibles para los amantes de la historia. A pocos kilómetros de la ciudad, el Santuario de la Misericordia cuenta con el famoso Ecce Homo de Borja, una obra que captó la atención mundial.

Pero no es solo la historia lo que define a la localidad: su renombrada industria vinícola, especializada en la variedad Garnacha, es destacable. Los vinos de este pueblo, afrutados y equilibrados, son parte integral de la Denominación de Origen Campo de Borja. Para conocer más sobre esta tradición vinícola, se puede visitar el Museo del Vino en el Monasterio de Veruela y explorar las bodegas de la Ruta de la Garnacha, donde es posible disfrutar de experiencias únicas y degustar los vinos más exquisitos de la región.

Te puede interesar: La ruta familiar de solo 30 minutos que lleva a una cascada con dos saltos de agua de 50 metros

Un lugar emblemático que combina historia, vino y naturaleza

En Borja (Zaragoza) también se pueden hacer rutas de senderismo. (Shutterstock)
En Borja (Zaragoza) también se pueden hacer rutas de senderismo. (Shutterstock)

Los aficionados del senderismo también encuentran en Borja el lugar perfecto para visitar. El entorno de la localidad ofrece diversas rutas, tanto para caminar como para recorrer en bicicleta. Desde el Balcón de El Buste parte un sendero que lleva hasta el pueblo, lo que permite sumergirse en plena naturaleza.

Para llegar al Santuario de la Misericordia, también hay opciones de rutas a pie o en bicicleta desde el centro de la localidad, por lo que los visitantes pueden disfrutar del paisaje mientras exploran este sitio emblemático.

Además, una ruta recomendada en bicicleta es la que va desde la estanca hasta Mallén, ofreciendo un recorrido agradable y accesible para los ciclistas que desean explorar la zona. Con estas rutas no solo se disfruta del aire libre y la belleza del paisaje, sino que también es una manera activa y saludable de conocer los alrededores de Borja.

Cómo llegar a Borja, en Zaragoza

Para llegar a Borja desde Zaragoza (aproximadamente 60 km) se pueden utilizar diferentes medios de transporte. En el caso del coche, hay que tomar la carretera N-232 en dirección a Logroño y luego seguir las indicaciones hacia Borja. También se puede coger un autobús desde la Estación Intermodal de Zaragoza hacia Borja.