Así influye la dieta de Carlos Sainz en el rendimiento de su Ferrari: “Yo me dejo la vida por seis segundos”

El actual piloto de Fórmula 1 desveló en ‘El Hormiguero’ la estricta dieta que sigue de perder persona para añadírselo al monoplaza

Guardar

Nuevo

Carlos Sainz en 'El Hormiguero' (El Hormiguero)
Carlos Sainz en 'El Hormiguero' (El Hormiguero)

El piloto español de Ferrari, Carlos Sainz, tiene que decir su futuro, después de que la escudería italiana anunciara que su asiento el año que viene será ocupado por Lewis Hamilton. Todavía no hay certeza de a qué escudería se incorporará el madrileño, aunque reconoce tener varias opciones encima de la mesa. Aprovechando su estancia en la Península por el Gran Premio de España, la noche del lunes acudió al plató de ‘El Hormiguero’, donde Pablo Motos le realizó una entrevista.

Una de las cosas que más inquietaba al presentador era saber la certeza que había en la estricta dieta que los pilotos siguen para “perder peso para ponérselo al coche”. Sainz Jr. contestó afirmativamente. “Si el coche ha nacido un año y ha nacido gordo, por así decirlo, tú lo que quieres es quitarte ese peso y ponérselo al coche lo más abajo posible”, ha explicado para sorpresa del presentador. “Mi límite de peso es de 80 kilos. Ahora peso unos 72, pero con el mono y demás llego a los 80. Pero si consigo llegar a los 77 puedo poner esos tres kilos en todas las partes del coche, según me venga bien”.

Pero, ¿qué diferencia puede suponer que el coche pierda o gane esos kilos? Carlos le ha explicado a Motos que esa diferencia de tres kilos supone ganar una décima por vuelta en las carreras, “que pueden equivaler a una o dos posiciones”. Además, si eso lo aplicamos a la carrera entera, “son seis segundos al final, y yo me dejo la vida por seis segundos”.

Sorprendido por la fortaleza mental de los pilotos, Motos bromeaba con el piloto: “Entonces, ves un plato de macarrones y dices ‘bueno, si no me lo como a lo mejor puedo añadirle peso al coche’”. Sainz siguiendo el juego, ha confesado que lo que más mira son “las hamburguesas, sobre todo”.

Sainz y sus expectativas en el Gran Premio de España

El piloto ha confesado que pasa 200 días en el extranjero, lo que convierte en un ajetreo el regreso a casa: “Se ríen de mí porque siempre les aviso a última hora”. Lo que puede parecer a simple vista como un plus con la celebración de la competición en territorio español, Sainz advierte que “te consume bastante”. “Le dedicas mucho más tiempo a los fans, a la prensa, tienes muchísimos más eventos de los patrocinadores. Todo gira en torno a ti y estás superocupado. Tienes que asegurarte de que no llegas demasiado cansado a los libres, los clasificatorios y la carrera”, revela.

Eso sí, el piloto ha reconocido que se siente muy animado cuando llega al circuito y se encuentra con el apoyo del público español. “Donde el calor se nota es en el circuito. Mola mucho que te esté esperando una cola de cientos de personas animándote”, ha dicho al respecto, “miro siempre a la grada y me río porque están allí como locos, les saludo, pero no sé si ven mi mano”.

Guardar

Nuevo