Mucho más que una competición deportiva: esto es lo que cuesta organizar unos Juegos Olímpicos

Francia ha destinado entre 4.000 y 5.000 millones de euros procedentes de las arcas públicas para la realización de la competición

Guardar

Nuevo

Los anillos olímpicos expuestos en el primer piso de la Torre Eiffel. (Sarah Meyssonnier/Reuters)
Los anillos olímpicos expuestos en el primer piso de la Torre Eiffel. (Sarah Meyssonnier/Reuters)

Queda poco más de un mes para que comience la cita deportiva más esperada del año, esa que reúne a los mejores deportistas del mundo de distintas disciplinas: los Juegos Olímpicos de París. El próximo 26 de julio tendrá lugar la ceremonia de apertura, que servirá como el pistoletazo de salida para las competiciones. Sin embargo, esta cita deportiva lleva mucho tiempo gestándose. Las autoridades francesas han preparado la ciudad para que todo salga a pedir de boca, para que todo esté a punto para la competición. Campos, pistas y sedes repartidas por toda la capital y por todo el país. Detrás de esta “adaptación” del territorio, se encuentra una elevada inversión para hacerlo posible.

Hace tiempo que se conoce que los Juegos Olímpicos de 2024 se celebrarían en París. A partir de ese momento, Francia se ha dedicado a preparar la cita olímpica, dado que no tenía un solo momento que perder. Ahora, tan solo resta un mes para que comience la competición y el país está ultimando los últimos detalles. Francia ha destinado entre 4.000 y 5.000 millones de euros procedentes de las arcas públicas para la realización de la competición, una información que fue revelada hace unos meses por presidente del Tribunal de Cuentas del país, Pierre Moscovici.

Fue en una entrevista con una emisora del país francés donde detalló esta cifra. Sin embargo, matizó que todavía no se conocía el dato exacto y que el “Tribunal de Cuentas lo va a auditar tras los Juegos”. Lo que sí precisó es que el coste de los Juegos Olímpicos tendría un impacto “moderado” en las arcas de Francia. Sin embargo, el país liderado por Emmanuel Macron no es el único que ha tenido que llevar a cabo una elevada inversión para acoger un evento deportivo de estas características.

Tokio 2020

Los últimos Juegos Olímpicos se disputaron en Japón. Una cita que fue retrasada un año debido a la pandemia del covid-19 (aunque, a pesar de llevarse a cabo en 2021, decidieron mantener el nombre de Tokio 2020). El evento supuso un coste de 12.146 millones de euros. El cuerpo organizador de los JJOO cubrió 4.572 millones de euros del presupuesto total con aportaciones de patrocinadores y del Comité Olímpico Internacional, entre otros entes, mientras que el Gobierno Metropolitano de Tokio aportó 4.264 millones de euros, y el Ejecutivo central, 1.336 millones de euros.

Estos elevados costes, según detalló el Consejo de Auditores de Japón, fueron el resultado de la construcción de instalaciones de entrenamiento para atletas, medidas antidopaje y subsidios a autoridades locales para la renovación de sedes deportivas. Esta entidad también detalló que el coste final fue un 20% superior a la cantidad oficial anunciada en la última versión del presupuesto del comité organizador.

El cubano Julio La Cruz celebra la victoria en boxeo en Tokio. (AP Foto/Themba Hadebe)
El cubano Julio La Cruz celebra la victoria en boxeo en Tokio. (AP Foto/Themba Hadebe)

Río 2016

Cuatro años antes, la cita olímpica se llevó a cabo en Brasil. Río 2016, según las estimaciones de los analistas, supuso un coste de 13.000 millones de euros que salieron de fondos públicos y privados. Una cifra más elevada de lo que en un primer momento estimaron. Fue en 2009 cuando se dio a conocer que sería Brasil quien organizaría los Juegos Olímpicos de 2016. En ese momento comenzaron a echar cuentas y en un primer presupuesto se consideró que la cifra oscilaría en torno a 8.000 millones de euros.

También aseguraron que el coste podría seguir subiendo, aunque estaría por debajo de los 12.800 millones de euros (que fue la cifra gastada para Londres 2012). Nada más lejos de la realidad. La cifra siguió subiendo hasta los 13.000 millones de euros.

Lío por las plazas de Nadal y Carreño en los Juegos Olímpicos: “Es una injusticia”.

Barcelona 1992

España solo ha acogido unos Juegos Olímpicos en toda la historia de este evento deportivo y fue en 1992, con Barcelona como sede oficial. Al igual otros muchos antes y después, España también tuvo que realizar una elevada inversión desde el Gobierno central para poder adaptar la ciudad condal y el país a la cita olímpica. En concreto, la cifra se situó en 6.700 millones de euros. La mayor parte de esta inversión se destinó a la construcción de infraestructuras en la ciudad que permitieran acoger todas las competiciones de las distintas disciplinas deportivas. A ellos se sumó la construcción de viviendas, hoteles, centros de negocios y autopistas.

Acoger unos Juegos Olímpicos implica un desembolso a la altura de las circunstancias. Es un factor fundamental para poder ser sede este evento deportivo internacional, dado que el país debe ser capaz de acoger un evento de tales magnitudes con todo lo que ello implica, y no solo en lo deportivo, sino también cuanto al volumen de ciudadanos extranjeros que llegan al país, al transporte, carreteras... Todo ello para hacer del mes olímpico la mejor experiencia para aficionados y deportistas.

Guardar

Nuevo