El BdE alerta del severo problema de acceso a la vivienda y sus riesgos para la economía

Guardar

Nuevo

Madrid, 17 jun (EFECOM).- El Banco de España cree que los precios de vivienda tienen un riesgo modesto y acotado sobre la estabilidad financiera y están cerca de su nivel de equilibrio pero alerta de los problemas severos de accesibilidad a la vivienda, que pueden suponer un lastre para el crecimiento económico futuro.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, ha apuntado que estos problemas de acceso afectan especialmente a grandes urbes y zonas turísticas y a determinados colectivos, los más jóvenes, los inmigrantes y aquellos de menos rentas.

Esta falta de accesibilidad está detrás de los bajos ratios de emancipación, de la baja tasa de natalidad o de un envejecimiento de la población aún más acusado. Asimismo, ha destacado que el 40 % de los hogares en alquiler presenta un sobreesfuerzo y que los hogares jóvenes acumular menos riqueza que en generaciones pasadas.

El Banco de España insiste en la falta de oferta disponible para hacer frente a la demanda, impulsada por los flujos demográficos, cifra en 600.000 viviendas el déficit a día de hoy, la falta de suelo disponible, la incertidumbre sobre las políticas económicas y las trabas administrativas o la falta de mano de obra, que puede limitar la construcción de vivienda.

Por ello, entiende que la magnitud del problema es considerable y que no se pueden precipitar medidas que pueden generar más problemas a medio y largo plazo, como los controles de precios que afectan a la oferta o medidas de protección de inquilinos.

El director general de Funcas, Carlos Ocaña, coincide en que hay un problema serio y grave de acceso a la vivienda y una escasez de vivienda que es un lastre para la movilidad y el crecimiento y que no existen soluciones inmediatas. Propone arreglar la mala regulación del suelo, no demonizar el modelo español por estar muy volcado en la propiedad y contar cn el sector privado teniendo en cuenta las restricciones presupuestarias (construir 600.000 viviendas conlleva 5 puntos del PIB).

El economista jefe de CaixaBank, Enric Fernández, defiende que la vivienda sea una política de Estado y de consenso. Destaca la resilencia del sector, prevé que los precios suban este año entre un 4,5-5 %, que la creación de hogares siga por encima de los 225.000 y demanda incentivos, un marco jurídico estable y una ley del suelo para hacer frente a uno de los tres grandes desafíos de la economía.

La secretaria general de APCE, Beatriz Toribio, ve crucial la ley del suelo, demanda políticas valientes y con visión a largo plazo, alerta de la falta de mano de obra, de la subida de los precios materiales o de la falta de seguridad jurídica y pide un IVA reducido en el alquiler.

Desde Oficemen, su director general, Aniceto Zaragoza, alerta de que faltan millones de viviendas y de que hay problema para rato y años duros por delante, mientras que el director de coyuntura Económica de Funcas, Raymond Torres, lamenta que no se desarrolle mucho suelo en España por falta de seguridad jurídica, cree que hay que impulsar la vivienda en alquiler y recela de los avales a la compra de vivienda. EFECOM

csb/jlm

Guardar

Nuevo