Griffiths dimite como presidente de Anfac ante "inacción" del Gobierno en electromovilidad

Guardar

Nuevo

(Actualiza la EC4493 con más reacciones)

Madrid, 13 jun (EFECOM).- El presidente de la patronal española de fabricantes de automóviles y camiones Anfac, Wayne Griffiths, ha comunicado este jueves su dimisión irrevocable ante la "inacción del Gobierno en favor de la electrificación", aunque seguirá en el cargo hasta el nombramiento de su sucesor.

Ante esta decisión, el Gobierno ha reiterado el compromiso con el sector, mientras que fabricantes, concesionarios y proveedores dicen compartir los motivos de su renuncia dado que, pese a las medidas aprobadas por el Ejecutivo, consideran que España arrastra un retraso estructural en la electrificación.

"El compromiso de los representantes políticos con el sector no está a la altura de lo que merece nuestro país", ha lamentado ante la junta directiva y la asamblea general de Anfac el también presidente ejecutivo de Seat y Cupra, que abandona su puesto al frente de la asociación después de dos años y medio al frente de la asociación.

Precisamente, en diciembre pasado anunció su renovación por un año más, para lo que pidió un pleno compromiso por parte del Ejecutivo.

"Renové como presidente de Anfac porque el Gobierno se comprometió a ser un aliado del sector y a poner en marcha rápidamente medidas concretas y eficaces", ha recordado Griffiths, "decepcionado" porque esas iniciativas "no han llegado" a pesar de estar en un momento en el que "toca acelerar, no frenar".

En su intervención, que la patronal ha remitido a los medios vía comunicado, Griffiths ha destacado el trabajo realizado con la puesta en marcha y resolución de las diferentes convocatorias del Perte VEC.

"Nuestro país ha sentado las bases de la industria del automóvil del futuro", ha afirmado, para después reconocer que con el apoyo del Ejecutivo central y de los gobiernos autonómicos se pudo arrancar "la primera fase de la transformación".

Sin embargo, ha lamentado la "falta de medidas" para impulsar el mercado de vehículos electrificados y de su entorno y la "inacción" del Gobierno después de que el Mitma Moves (de ayudas para la compra de vehículos industriales y autobuses de bajas o cero emisiones) haya concluido el 30 de abril y de que el Plan Moves III vaya a acabar el 31 de julio.

"En los últimos meses, he insistido, en público y en privado, en la necesidad de la colaboración público-privada para convertir a España en un 'hub' de la movilidad eléctrica en Europa. Este era y es mi objetivo", ha recalcado Griffiths.

Pero "desde hace tiempo el compromiso de los representantes políticos no está a la altura de lo que merece nuestro país, el segundo fabricante de coches en Europa y octavo del mundo".

Al respecto, ha recordado que los turismos electrificados se han estancado en una cuota del 10 % y, "en lugar de ir hacia adelante, vamos hacia atrás".

"Seguiré defendiendo los intereses de la industria española del automóvil en España y fuera de España. Pero, sin apoyos, sin medidas concretas y sin un compromiso real por parte de los representantes políticos, como presidente de Anfac, ya no puedo aportar más", ha sentenciado.

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Industria han asegurado a EFE que el Gobierno trabaja para poner en marcha todos los mecanismos que impulsen el vehículo eléctrico, con un claro compromiso con la descarbonización y la apuesta por la electrificación de la movilidad.

Tras expresar su respeto a la decisión de Griffiths, han recordado que se están dedicando buena parte de los fondos europeos del plan de recuperación al sector de la automoción, con el programa industrial de mayor dotación económica de apoyo a la industria del automóvil, de 5.000 millones de euros.

También se está trabajando en un nuevo plan de apoyo a la compra del vehículo eléctrico -para la que ya se aprobó una desgravación del 15 % en el IRPF- y en ampliar la infraestructura de recarga.

Sin embargo, para las 58 marcas que integran Anfac estas medidas son insuficientes, lo que justifica la decisión de su aún presidente.

El Gobierno se comprometió en febrero a modificar los planes de ayuda al usuario y fomentar la descarbonización y la electrificación, pero "tras cuatro meses no tenemos noticia alguna", aseguran en un comunicado. "Los fabricantes necesitamos un mayor apoyo y colaboración público-privada", defienden.

La patronal de concesionarios Faconauto asegura compartir los motivos que han llevado a Griffiths a dejar la presidencia de Anfac, dado que, "a pesar de las decisiones tomadas por el Gobierno, de cara al ciudadano, España arrastra un retraso estructural en la electrificación".

Y espera que el anuncio de hoy sirva para que el Gobierno coordine a los ministerios implicados en la movilidad sostenible y retome políticas capaces de cambiar el rumbo actual, de forma que se impulse la electrificación y el mercado.

"Solo así España mantendrá la competitividad, el empleo y la actividad económica que genera el automóvil, hoy en entredicho", afirma Faconauto.

La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) resalta el "enorme empuje" de Griffiths y la "estrecha colaboración" para favorecer la competitividad de la industria de automoción y trasladar al Gobierno las inquietudes y necesidades del sector.

"El desafío que tenemos es grande y no podemos perder la batalla de la electrificación, no solo a nivel europeo, sino también en el mercado global. Nuestro mercado es el mundo y debemos actuar con determinación y paso firme para demostrar que España quiere seguir liderando la automoción", afirma su presidente Francisco J. Riberas. EFECOM

smv-cga-mgl/jla

Guardar

Nuevo