Marlaska cree que el fallecido patrullando una narcolancha en Barbate demuestra que "no hay impunidad"

Guardar

Nuevo

infobae

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado este lunes que el caso del ocupante de una embarcación que transportaba 115 kilos de hachís fallecido tras una persecución de una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) en Barbate (Cádiz) vuelve a demostrar que "no hay impunidad" en el Campo de Gibraltar para los narcotraficantes. "Lo que queda claro es que la impunidad no existe en el Campo de Gibraltar y en toda la costa, y prueba de ello es la actividad que desarrolla tanto Policía Nacional como Guardia Civil y en este caso Vigilancia Aduanera, de manera terminante y permanente contra el crimen organizado", ha dicho en declaraciones a los medios tras inaugurar los cursos de verano de la UNED para presos y personal externo en la cárcel de Madrid I-Alcalá Meco. Marlaska ha sostenido que la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en España es "un ejemplo a nivel de Europa", aunque ha evitado en entrar en detalles de la operación en Caños de Meca, en el término municipal de Barbate, al estar las actuaciones judicializadas. La Delegación del Gobierno confirmó ayer que la muerte del tripulante de la embarcación cargada de hachís se produjo por parada cardiorrespiratoria tras una persecución en la que se realizó "una serie de acometidas" provocando "varios impactos" contra la patrullera del SVA. Los agentes consiguieron detener y abordar la nave sospechosa de llevar droga, quedando un ocupando dentro de la embarcación herido, mientras que otro se lanzó al agua intentando huir, aunque finalmente detuvieron a ambos. Durante el traslado hacia el puerto de Barbate, uno de los tripulantes, de nacionalidad marroquí que no portaba documentación, sufrió una parada cardiorrespiratoria sin llegar a ser posible su reanimación. El otro ocupante es un español con antecedentes por narcotráfico.

Guardar

Nuevo