El voto entre bloques, dividido casi a partes iguales diez meses después de las generales

Guardar

Nuevo

Madrid, 9 jun (EFE).- La foto fija que dibujan las elecciones europeas, algo más de diez meses después de las generales, describe un panorama de bloques ideológicos muy divididos, con una diferencia ligeramente superior en el de la derecha, conformado por el PP, Vox y Alvise Pérez, que obtienen un punto más de apoyos.

Estas tres fuerzas han conseguido reunir este domingo el 48,41 por ciento de los sufragios, en tanto que el PSOE, Sumar y sus demás socios de Gobierno y de la investidura obtienen el 47,16 por ciento de los sufragios.

El PP, vencedor de estas elecciones, ha sacado más de 700.000 votos a los socialistas; respecto a las últimas europeas de 2019, los populares engrosan las urnas con 1.441.000 papeletas más, en tanto que los socialistas se dejan 2.111.000 votos europeos en estos cinco años.

Significativo es, en la cosecha de votos, el fenómeno del agitador Luis "Alvise" Pérez, que de la nada, solo apoyado en sus seguidores en las redes sociales, ha obtenido más de 800.000 votos, más incluso que los que los populares han sacado a los socialistas.

Ciudadanos, en cambio, solo ha mantenido 120.000 de los 2.731.000 votos que logró en las elecciones europeas de 2019, quedando fuera de la Eurocámara y con el futuro de la formación naranja muy comprometido tras cinco años perdiendo peso y representantes en las instituciones.

Le ha superado el PACMA, con 134.000 papeletas que quedan muy lejos de las 295.546 que se llevó en 2019 y que, como ha sucedido ahora, no le valieron para entrar en el Parlamento Europeo.

Si se comparan estos resultados, en términos porcentuales, con los logrados por estos partidos en las elecciones generales de julio de 2023, es el PP el partido que más crece.

Porque si entonces obtuvo el 33 por ciento de respaldo popular, ahora se ha llevado el 34,2 por ciento de los votos, 1,2 puntos más.

El PSOE, por su lado, experimenta un desgaste de 1,53 puntos: en julio se llevó el 31,7 por ciento y ahora se queda con el 30,17.

Aunque han sido unos comicios con menor participación que en las generales, el apoyo de cada partido traducido en porcentajes apunta a que Vox es el que sufre mayor desgaste, al pasar del 12,39 por ciento de los sufragios de 2023 el 9,62, es decir, 2,77 puntos menos.

Podría haber influido en ello el voto de "Alvise" Pérez, situado en el 4,59 por ciento. No obstante, Vox ha subido en dos su representantes en la Eurocámara.

El voto de Sumar en las generales (con Podemos dentro de la coalición) llegó al 12,31 por ciento. Ahora, sin la formación morada, ha caído al 4,65 por ciento, mientras Podemos conserva un 3,28 por ciento. EFE

adr-lss

Guardar

Nuevo