Detenido en Palma tras robar en casa de un fallecido y sacar 185.000 euros de sus cuentas

Guardar

Nuevo

Palma, 18 may (EFE).- Un hombre ha sido detenido en Palma como presunto autor de un delito de robo con fuerza y estafa, tras haber entrado en la vivienda de un hombre fallecido en 2019, hacerse con sus tarjetas bancarias y haber realizado durante meses extracciones de dinero de sus cuentas por un valor de 185.000 euros.

El hombre aprovechó que estaba realizando trabajos de construcción en el mismo edificio, para acceder a la vivienda cuyo morador había fallecido en el año 2019, consiguiendo sustraer dos tarjetas bancarias y documentación, ha detallado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

La investigación comenzó a principios de este año, a raíz de una denuncia por estafa de un hombre que manifestaba que, tras haber tenido conocimiento de que su padre, con quien no tenía relación desde hacía años, había fallecido en 2019, pudo comprobar que desde mediados de 2022, alguien había estado realizando constantes reintegros de dinero en efectivo de sus cuentas.

Los reintegros se producían en dos entidades bancarias, prácticamente a diario, con extracciones de 1.000 euros con cargo a las cuentas del fallecido, para los que el hombre no encontraba explicación, máxime cuando los reintegros se habían llevado a cabo tres años después del fallecimiento de su progenitor.

Debido al largo periodo de tiempo que el denunciante llevaba sin tener noticias de su padre, desconocía qué relaciones personales o de amistad pudo tener en sus últimos años de vida y quién habría podido perpetrar esas extracciones de efectivo.

El Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos (Ciberdelincuencia) de la Policía Nacional inició una investigación y averiguó que, tres años después de producirse el fallecimiento, sus cuentas bancarias seguían estando activas y se habían llevado a cabo reintegros de efectivo en diferentes cajeros automáticos de Palma usando tarjetas vinculadas al fallecido.

Los agentes de Ciberdelincuencia también averiguaron que la vivienda del fallecido había sido objeto de un intento de okupación en 2022.

El hombre que intentó okuparla había sido identificado por una patrulla de la Policía Nacional. Argumentó que tenía permiso del dueño e incluso aportó un contrato de alquiler que resultó ser falso. La actuación policial evitó que se consumase la okupación y la vivienda quedó entonces perfectamente cerrada.

La Policía averiguó que el investigado accedió a la vivienda del fallecido sin permiso, aprovechando unos trabajos vinculados a la construcción en el mismo edificio.

Los investigadores registraron el domicilio del investigado donde localizaron diversos efectos que demostraban su plena participación en los hechos denunciados, como las llaves del domicilio del fallecido, diversa documentación a su nombre, y una de las tarjetas utilizadas para los reintegros denunciados.

Una vez concluida la investigación fue detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza y otro de estafa continuada, al haberse apropiado de unos 185.000 euros del fallecido.EFE

sll/jlg

Guardar

Nuevo