Actualización del tipo de cambio dólar-euro hoy 18 de junio

La moneda estadounidense tiene cambios en su cotización de forma permanente

Guardar

Nuevo

El euro es la moneda de la Unión Europea y su símbolo es €. (Jesús Avilés/Infobae)
El euro es la moneda de la Unión Europea y su símbolo es €. (Jesús Avilés/Infobae)

El intercambio monetario entre el dólar y el euro desempeña un papel crucial al servir como medida entre la economía y la estabilidad entre Europa y Estados Unidos. Este tipo de cambio podría afectar las transacciones comerciales internacionales, determinando el poder adquisitivo y la competitividad.

Su seguimiento es vital para inversores, empresas multinacionales y autoridades económicas, no obstante, también es importante para aquellas personas que desean realizar transacciones en Casas de Cambio por situaciones cotidianas como un viaje al extranjero.

Tipo de cambio de este día

El euro, también llamada moneda única, es la moneda oficial de la Unión Europea. (Archivo Infobae/Agencias)
El euro, también llamada moneda única, es la moneda oficial de la Unión Europea. (Archivo Infobae/Agencias)

En la última jornada, el mercado de divisas presentó movimientos en ambas monedas: el dólar estadounidense y el euro. Según los datos más recientes, 1 dólar estadounidense equivale a 0,93280 euros, mientras que para adquirir 1 euro se necesitan 1,07205 dólares estadounidenses.

Este tipo de cambio refleja cómo las fluctuaciones económicas, las políticas monetarias adoptadas por la Reserva Federal de los Estados Unidos y el Banco Central Europeo, así como los eventos geopolíticos y socioeconómicos, pueden influir en la valoración de las monedas. 

Un conocimiento profundo y actualizado del tipo de cambio es esencial para quienes participan en la economía global, permitiendo tomar decisiones más informadas y oportunas en un entorno económico que se mantiene en constante evolución.

Previsiones de crecimiento de la EU para este 2024

El euro es la moneda oficial de 20 países de la Unión Europea. (Archivo Infobae/Agencias)
El euro es la moneda oficial de 20 países de la Unión Europea. (Archivo Infobae/Agencias)


De acuerdo con la Comisión Europea la economía de la UE y la zona del euro ha comenzado el año 2024 con un crecimiento más lento de lo esperado, revisando a la baja las previsiones de crecimiento al 0,5% y 0,9% respectivamente para 2023 y al 0,8% para 2024 en la zona del euro.

Esto representa una disminución desde las expectativas previas, aunque se espera una mejora para 2025 con un crecimiento previsto del 1,7% en la UE y 1,5% en la zona del euro. Factores como el deterioro del poder adquisitivo de los hogares y la caída de la demanda externa han contribuido a esta ralentización, aunque se anticipa un repunte impulsado por una disminución de la inflación, crecimiento de salarios reales y un mercado laboral resiliente.

La inflación, por otro lado, muestra signos de desaceleración más rápidos de lo inicialmente previsto, con las predicciones indicando una disminución significativa desde el 6,3% en 2023 al 3,0% en 2024 y 2,5% en 2025 en la UE y una tendencia similar en la zona del euro. Este descenso en la inflación se atribuye principalmente a la reducción de los precios de la energía y a una disminución general de las presiones sobre los precios.

Sin embargo, estas proyecciones económicas enfrentan incertidumbres, particularmente debido a las tensiones geopolíticas prolongadas y los riesgos asociados con la subida de costes de transporte y posibles nuevos cuellos de botella en el suministro. Estos factores, junto con los riesgos climáticos y la posibilidad de fenómenos meteorológicos extremos, podrían influir en el crecimiento económico y la inflación, añadiendo un grado de incertidumbre a las predicciones actuales.

El euro cumple 25 años

Frente a desafíos marcados por una mayor inestabilidad económica mundial, el euro ha demostrado una notoria resiliencia. Un cuarto de siglo después de su lanzamiento, es la segunda moneda más influyente después del dólar estadounidense.

Según Consilium Europa, el euro es la moneda que algunos países la han elegido para realizar préstamos y reservas en los bancos centrales a nivel mundial, representando el 20,5 % de las reservas de divisas globales en 2022, según tipos de cambio constantes, en comparación con el 58,4 % del dólar estadounidense.

Guardar

Nuevo