¿Quién dijo que las finanzas son de ricos? Claves para comenzar a invertir con 10 euros

Invertir pequeñas cantidades de dinero puede ser una buena manera de empezar a generar rendimientos a largo plazo, diversificar el ahorro y mejorar la educación financiera

Guardar

Nuevo

Un pensionista cuenta dinero con su nieta. (Freepik)
Un pensionista cuenta dinero con su nieta. (Freepik)

Cuando pensamos en inversores, es bastante común imaginarse a un ejecutivo vestido de traje, con chófer y un maletín lleno de dinero. Por supuesto, en este estereotipo apenas caben las mujeres, que se siguen encontrando especialmente invisibilizadas en el mundo de las finanzas. Sin embargo, la realidad es bien distinta: invertir no es exclusivo de los ricos, ni de una élite financiera, y mucho menos de hombres.

Hoy en día, gracias a las plataformas digitales y la democratización de las finanzas, comenzar a invertir es accesible para cualquier persona con tan solo 10 euros. Existen numerosas opciones en el mercado, desde aplicaciones que permiten comprar fracciones de acciones, hasta fondos de inversión accesibles con pequeñas cantidades iniciales. Estas páginas web -como Trade Republic, eToro, DeGiro y XTB- no solo facilitan la entrada al mundo de la inversión, sino que también ofrecen herramientas educativas para aprender sobre el mercado financiero y tomar decisiones informadas.

Invertir pequeñas cantidades de dinero puede ser una buena manera de empezar a generar rendimientos a largo plazo, diversificar el ahorro y mejorar la educación financiera. Además, es una forma de romper con los estereotipos y abrir la puerta a una mayor participación femenina y juvenil en el mundo de las finanzas. Según un estudio de la plataforma de inversiones XTB, el número de nuevas mujeres que invierten en España ha crecido hasta alcanzar el 14% de los inversores en 2023, una cifra positiva, pero todavía baja.

Por dónde empezar

El analista de XTB Joaquín Robles explica que hoy en día es mucho más sencillo comenzar a invertir gracias al fraccionamiento de las acciones y los ETFs (fondos de inversión cotizados, que son fondos que se negocian en mercados de valores secundarios; es decir, que intentan replicar a los mercados más grandes para conseguir rentabilidades similares): “Hasta ahora, por ejemplo, si querías comprar una acción de Apple tenías que desembolsar 120 euros. Ahora mismo puedes comprar 0,08% de la acción de Apple, que a lo mejor está alrededor de 10 euros. Esto se hace con compañías famosas y con acciones que sean lo más representativas de la renta variable”.

Más concretamente, para comenzar en el mundo de las finanzas, Robles recomienda invertir en el S&P500 (Standard & Poor’s 500, uno de los principales índices de Estados Unidos y del mundo, que agrupa las 500 empresas más representativas de la Bolsa estadounidense), ya que al hacerlo se puede crear un hábito que en el futuro se mantenga y ayude a ganar más dinero: “Es verdad que invirtiendo 10 euros al mes tampoco se va a obtener unos rendimientos notables, pero creo que es muy importante para las personas jóvenes el empezar haciéndolo en un activo como este: primero, porque van a empezar a crear un hábito, y luego van a ir viendo los resultados que se van obteniendo y cómo puede extrapolarse”. Es decir, que se puede comparar fácilmente cuánto se ganaría con importes superiores como 50 o 100 euros, para poder avanzar en un futuro a otras cantidades más grandes.

El S&P500 tuvo el pasado 2023 una rentabilidad del 23%-24%. Es decir, que por cada euro invertido se obtienen unas ganancias de 23 euros.

Consejos de los expertos

Invertir no es fácil. Para hacerlo bien y obtener ganancias, hay que estar informado. Como especifica la entidad financiera Renta 4 en su portal web, lo primordial es conocer los objetivos que se persiguen con la inversión. Habrá que determinar si se quiere ahorrar para el futuro (como la jubilación) o con una intención más cortoplacista; y también hay tener en cuenta si el dinero obtenido tiene algún fin o simplemente se quiere hacer crecer los ahorros.

Para Robles, “lo primero es informarse. Lo segundo, definir una estrategia y tener claro que esa estrategia cuadra con tu perfil de riesgo y que estás comprometido a seguirla durante un tiempo prolongado. Incluso si te va bien o te gusta esa estrategia, pues ya poder ir subiendo poco a poco las cuantías”.

Oro y bitcoin, dos activos antagónicos que batieron récords el mismo día por el miedo de los inversores a “perderse la fiesta”.

Esa estrategia está directamente relacionada con el perfil de riesgo de cada inversor. Entre los tipos de inversores, se encuentran los conservadores (suelen obtener poca rentabilidad, pero hacen inversiones muy seguras con las que no se suele perder dinero); moderados (invierten a medio plazo, dando importancia tanto a la rentabilidad como a la seguridad); dinámicos (buscan obtener grandes rentabilidades, pero siendo un poco precavidos y suelen tener grandes conocimientos en el tema); o arriesgados (quieren obtener la mayor rentabilidad posible a cambio de asumir más riesgo).

Sin embargo, el consejo más importante que daría el analista es “tener disciplina de ahorro o de inversión y aprender a generar este hábito”, para poco a poco ir invirtiendo cada vez más cantidad y conseguir al cabo de un tiempo una mayor rentabilidad.

Guardar

Nuevo