Pronóstico del clima en Sevilla este jueves: temperatura, lluvias y viento

Los fenómenos meteorológicos y análisis de probabilidad permiten dar información sobre la temperatura, lluvias y vientos para las próximas horas

Guardar

Nuevo

La información sobre el clima es cada vez más relevante para la sociedad. (Infobae/Jovani Pérez)
La información sobre el clima es cada vez más relevante para la sociedad. (Infobae/Jovani Pérez)

Los pronósticos del tiempo, basados en la observación y modelos matemáticos, ayudan a prevenir el estado de la atmósfera en un momento y ubicación determinados a partir de diversas relaciones como la temperatura, la humedad, la presión, las precipitaciones o el viento.

Los pronósticos del tiempo son prácticas que se realizan desde hace cientos de años, incluso desde antes de la era cristiana apoyándose básicamente en la observación de patrones de las nubes, el viento, la época del año, aunque en un inicio éstos eran poco certeros.

Fue hasta el surgimiento de nuevas tecnologías (como los ordenadores) que comenzaron a ponerse en marcha modelos matemáticos que permitieron lograr predicciones más precisas, convirtiéndose en un factor fundamental para el transporte (vía terrestre, marítimo o aéreo), la agricultura, el turismo, la prevención de desastres, la salud pública y hasta operaciones militares, ello más allá de decidir si cargar o no con paraguas o qué outfit ponerse.

A continuación el estado del clima de las próximas horas en Sevilla para este jueves 13 de junio:

En Sevilla se prevé una temperatura máxima de 34 grados centígrados y una mínima de 16 grados centígrados.

En cuanto a la lluvia, la probabilidad de precipitaciones para esta ciudad será del 0% durante el día y del 0% a lo largo de la noche.

En el mismo sentido, la nubosidad será del 0% en el transcurso del día y del 12% en el curso de la noche. Mientras que las ráfagas de viento alcanzarán los 28 kilómetros por hora en el día y los 28 kilómetros por hora en la noche.

Cuidado con el sol, se espera que los rayos UV alcancen un nivel de hasta 11.

El pronóstico del clima en Sevilla (Imagen ilustrativa Infobae)
El pronóstico del clima en Sevilla (Imagen ilustrativa Infobae)

La mejor temporada para viajar a Sevilla

Sevilla es una ciudad española que limita con las provincias de Málaga, Cádiz, Huelva, Badajoz y Córdoba, que se caracteriza por tener un clima del Mediterráneo, es decir, con veranos secos y calurosos e inviernos muy suaves y a menudo lluviosos.

De acuerdo con la clasificación climática de Köpen, en Sevilla se registra una temperatura promedio de 19,2 grados centígrados, lo que la convierte en la zona con la más alta temperatura media anual en Europa continental.

El mes de julio se caracteriza por ser el más caluroso, en donde el termómetro suele subir hasta los 40 grados centígrados. Por otro lado, en la época más fría la temperatura media es de 11 grados.

Las precipitaciones se concentran en los meses de octubre a abril, siendo el mes de diciembre el más lluvioso. Durante el año se tiene un promedio de 51 días de lluvia y sólo tres de heladas, por lo que la nieve es un fenómeno extremadamente raro en la ciudad, siendo la última vez el 10 de enero de 2010, cuando cayó una ligera capa.

De acuerdo con el portal Weather Spark, la mejor época para visitar Sevilla y realizar actividades al aire libre es de finales de marzo a finales de junio; así como de mediados de septiembre a finales de octubre.

Finalmente, las temperaturas extremas registradas en la estación meteorológica del Aeropuerto de Sevilla son de -5,5 °C, el 12 de febrero de 1956; así como de 46,6 °C, el 23 de julio de 1995, que estuvo a punto de ser desplazada por otra en el 2022 durante la gran ola de calor.

Sevilla tiene un clima característico del Mediterráneo. (Reuters)
Sevilla tiene un clima característico del Mediterráneo. (Reuters)

¿Cómo es el clima en España?

España se caracteriza por ser soleado, donde las horas de sol rondan las 3 mil horas al año. Las temperaturas en este país mediterráneo son suaves, sin embargo, sí hay marcadas diferencias entre estaciones y las distintas zonas.

Aunque la Amet registra hasta 13 tipos de climas en España, son realmente cuatro los que predominan: oceánico, mediterráneo de veranos frescos, mediterráneo continental y estepario frío.

El oceánico se caracteriza por ser templado con veranos frescos, precipitaciones abundantes y bien repartidas durante el año.

En España aparece principalmente por el norte y oeste de Galicia, el Cantábrico, el Sistema Ibérico, noreste de la meseta norte y gran parte de los Pirineos, exceptuando las zonas más altas.

El mediterráneo de veranos frescos, como lo dice su nombre, tiene veranos secos y frescos, así como inviernos fríos o templados, mientras que la mayor parte de las lluvias caen en invierno o estaciones intermedias.

Este clima abarca la mayor parte de la meseta norte, interior de Galicia y numerosas zonas montañosas del centro y sur de la península. En Canarias, se extiende ampliamente por el interior de las islas de La Palma, El Hierro, La Gomera y Tenerife, así como en las zonas más elevadas de Gran Canaria.

El mediterráneo continental registra inviernos templados y lluviosos, así como veranos secos y cálidos.

Este tipo de clima se hace presente en gran parte de la península ibérica y los Baleares. Se extiende por la mayor parte de la mitad sur y de las regiones costeras mediterráneas, a excepción de las zonas áridas del sureste.

En cuanto al estepario frío, los inviernos son muy fríos y los veranos pueden ser templados o cálidos, además, las precipitaciones son escasas.

Este clima se extiende por el sureste de la península, el valle del Ebro, la meseta sur y, en menor medida, por Extemadura, Baleares y el centro de la meseta norte. También se observan en todas las islas del archipiélago canario.

Durante la primavera y el otoño es cuando se registran el clima más agradable en España, tiempo que permiten disfrutar del aire libre prácticamente todo el día.

Las temperaturas máximas se alcanzan durante julio y agosto, los meses más calurosos y secos en todo el país.

Mientras que las temperaturas mínimas suelen darse en enero y febrero, meses que también coinciden con los días con más lluvias, principalmente en el norte de España.

Guardar

Nuevo