Rayos de luz, ondas sonoras y haces de partículas: ¿son las armas láser el futuro del armamento militar?

La Royal Navy dotará a su flota con un sistema capaz de eliminar desde pequeños drones hasta buques de guerra. España tiene su propio proyecto para desarrollar este armamento con el que también quiere contar la Armada

Guardar

Nuevo

Caza equipado con arma láser. (Lockheed Martin)
Caza equipado con arma láser. (Lockheed Martin)

No son pocos los países que exploran la posibilidad de equipar a sus Fuerzas Armadas con armas láser. Desde hace ya algún tiempo, este tipo de armamento se vislumbra como una manera eficaz y económica de hacer frente a drones kamikazes, munición merodeadora e incluso misiles. Esta semana, el Reino Unido ha informado que, tras años de pruebas, equipará a los buques de la Royal Navy con uno de estos sistemas, convirtiéndose así en una de las primeras fuerzas navales en contar con armas láser en sus embarcaciones. La Armada española también quiere unirse a este selecto club y ha expresado su deseo de que las futuras fragatas F-110, actualmente en construcción, dispongan de estas armas.

El sistema escogido por el Gobierno británico es el DragonFire, desarrollado por la empresa francesa MBDA con la colaboración de las firmas Leonardo y QinetiQ. Desde la filial británica de MBDA han explicado a Infobae España que su producto permite “enfrentar amenazas a la velocidad de la luz” y a “bajo coste”, dado que no precisa munición convencional.

Te puede interesar: Suenan tambores de guerra en Europa, pero los españoles no los oyen: “La inversión en defensa no se contrapone a más camas de hospital”

“Podría usarse para derrotar una variedad de amenazas como drones, aviones, misiles, pequeñas embarcaciones y buques de guerra. Cuando decimos derrotar, no necesariamente nos referimos a destruir; por ejemplo, podrías usar un láser para desactivar partes clave de una amenaza, como los sensores o la propulsión, lo que podría ser una nueva capacidad útil para lidiar con algunos escenarios”, detalla el portavoz de la compañía, Jon Southgate.

Sistema DragonFire con el que se equipará a los buques de la Royal Navy. (MBDA UK)
Sistema DragonFire con el que se equipará a los buques de la Royal Navy. (MBDA UK)

Los desarrolladores del sistema escogido por la Royal Navy destacan que el láser “es una tecnología de vanguardia”, y que formará parte del sistema de defensa aérea por capa de los navíos británicos, es decir, será una parte más de la capacidad militar, pero no la única. “Se considera un complemento de las armas convencionales y no se espera que las reemplace”, afirma Southgate.

El proyecto español

Ante el interés de la Armada por este armamento, el Ministerio de Defensa adjudicó a finales del año pasado un contrato, valorado en casi 11 millones de euros, a las empresas locales Indra y Escribano para el desarrollo del denominado proyecto DIAL. Así, ambas compañías trabajarán a lo largo de los próximos cuatro años para concebir un arma láser capaz de eliminar vehículos aéreos remotamente.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un presupuesto de 550 millones para la compra de dos nuevos patrulleros oceánicos para fortalecer las capacidades de la Armada

Consultados por este medio, desde Escribano señalan que un arma láser emplea “una variedad de soluciones, todas ellas relacionadas con el uso de energía directa, es decir, energía en forma de microondas, luz, ondas sonoras y haces de partículas”. Por su parte, el gerente de desarrollo de negocios de Indra, Jaime Valero, explica que “el funcionamiento genérico de un láser se basa en unos diodos que generan un láser que pasa por un sistema óptico, el cual lo condiciona, y posteriormente, mediante un sistema de apuntamiento -con espejos o mecánico-, lo dirige al objetivo. Al final se trata de que el láser, de manera lo más continua posible y concentrada, incida sobre una superficie o cuerpo de tal forma que ésta se caliente para dañarla”.

Te puede interesar: La indecisión del Gobierno retrasa hasta 2029 el lanzamiento del satélite más avanzado jamás desarrollado en España

Según las empresas que están inmersas en el diseño de la primera arma láser española, estos tipos de sistemas puede ser incorporados en toda clase de plataformas: blindados, buques y hasta aeronaves. Otro de sus puntos a favor, relacionado con la independencia de la munición y el consecuente ahorro económico por cada disparo, es la gran ventaja logística, al “liberar especio para que las plataformas puedan ser equipadas con otros sistemas y sensores”, destaca Valero.