La nueva ‘frontera inteligente’ que se instalará entre Melilla y Marruecos: 12 cabinas y controles biométricos

Este proyecto innovador se está llevando a cabo en el paso terrestre de Beni-Enzar, único actualmente operativo entre España y Marruecos en Melilla, destinado a automatizar los procesos de control de viajeros

Guardar

Nuevo

Valla fronteriza entre Melilla y Marruecos (Europa Press)
Valla fronteriza entre Melilla y Marruecos (Europa Press)

El Ministerio del Interior está dando pasos agigantados hacia la modernización y la seguridad de sus fronteras, especialmente en la frontera de Melilla con Marruecos, a través de la implementación de un sistema pionero denominado “frontera inteligente”. Este proyecto innovador se está llevando a cabo en el paso terrestre de Beni-Enzar, único actualmente operativo entre España y Marruecos en Melilla, destinado a automatizar los procesos de control de viajeros, aumentando con ello tanto la eficacia en el manejo de flujos migratorios como la seguridad en este transitado punto fronterizo.

Fuentes cercanas a la Delegación del Gobierno en Melilla han informado a EFE sobre los significativos avances en la construcción de las instalaciones de esta frontera inteligente; destacando que el edificio destinado a la entrada ya ha sido finalizado, mientras que el de la salida está a punto de completarse, pendiente solo de algunos acabados finales. De acuerdo con estas fuentes, a partir de este mes de abril comenzará la instalación de la tecnología clave de este sistema, el Entry/Exit System (EES), que se caracteriza por sus controles biométricos. Estos controles permitirán un manejo más eficiente y seguro de las entradas y salidas del territorio, fundamentales para la gestión de la inmigración y la seguridad de las fronteras exteriores de la Unión Europea.

Te puede interesar: Polémica actuación policial en Lavapiés: Interior abre una investigación interna y los sindicatos denuncian una “cacería” contra los agentes

Este proyecto se encuentra en plena fase de implementación en el paso de Beni-Enzar, donde los trabajos avanzan a buen ritmo con la instalación de los diferentes componentes del sistema EES, incluyendo las cabinas de control de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Estas cabinas, un total de doce, serán repartidas equitativamente entre los seis carriles que dispone actualmente la frontera, habitualmente tres de entrada y tres de salida, aunque su configuración puede ser reversible según las necesidades del momento. La notable diferencia entre estas nuevas instalaciones y las anteriores se evidencia no solo en su diseño y amplitud, sino también en la constante actividad de los operarios que trabajan en ellas, aspecto que no ha pasado desapercibido para quienes transitan habitualmente por este enclave fronterizo.

En palabras de Jesús Ruiz Barranco, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), la frontera de Beni-Enzar cuenta ya con una decena de puestos en cabinas documentales para el control de peatones y vehículos, las cuales han sido objeto de mejoras significativas en los últimos tiempos. Estas reformas responden, en gran medida, a las persistentes reclamaciones y demandas expresadas por sindicatos de la Policía y asociaciones de la Guardia Civil, que han visto cómo la situación laboral de los agentes encargados de las labores de control fronterizo ha experimentado una notable mejora respecto a la situación previa al cierre de las fronteras debido a la pandemia, ocurrida hace cuatro años.

Te puede interesar: Las Ninyas del Corro: “Nos gusta señalar la masculinidad. Vemos hombres coreando las letras y creemos que no las entienden”

Un avance en el control migratorio y seguridad en la frontera

La implementación del sistema de frontera inteligente en Melilla representa un punto de inflexión en el control migratorio y de seguridad en la frontera, ya que automiza procesos que anteriormente se realizaban de manera manual. Este sistema no solo impedirá el paso de personas que no cumplan con las condiciones de entrada, sino que también alertará sobre aquellos individuos que excedan el período de estancia autorizado, combatirá la usurpación de identidad y el uso fraudulento de documentos de viaje, y contribuirá de manera significativa a la prevención, detección e investigación de delitos de terrorismo o de otros crímenes graves.

Además, el sistema de frontera inteligente generará información crucial para las investigaciones sobre delincuencia transfronteriza, relacionada con personas que hayan cruzado las fronteras exteriores de la UE. Con la implementación de este sistema para la Operación Paso del Estrecho (OPE) de 2024, se anticipan cambios importantes en la organización del tráfico peatonal, así como en las infraestructuras para adaptarse a la nueva realidad tecnológica y operativa de la frontera.