Armengol se defiende atacando al PP por saltarse “todas las líneas rojas” y apunta a Prohens: “En el sumario aparece quien aparece”

La presidenta del Congreso ha comparecido para responder de las acusaciones del PP, que pide su dimisión por su presunta implicación en la trama del ‘caso Koldo’

Compartir
Compartir articulo
Francina Armengol, presidenta del Congreso, este martes. (EFE/Javier Lizón)
Francina Armengol, presidenta del Congreso, este martes. (EFE/Javier Lizón)

Francina Armengol ha comparecido este martes para intentar zafarse de las acusaciones por su presunta implicación en el ‘caso Koldo’ y ante el registro en el Congreso de los Diputados de una petición del PP para que dimita bajo el argumento de que fue “colaboradora necesaria” de la “estafa”. La presidenta del Congreso se ha defendido atacando al PP por saltarse “todas las líneas rojas” y ha pedido que el actual Govern balear, presidido por la popular Marga Prohens, dé “explicaciones” y “explique quién y por qué sale en el sumario”.

Pese a la insistencia de los periodistas, Armengol ha evitado dar los nombres de las personas de la trama de Koldo y de su ejecutivo en Baleares que se pusieron en contacto para comprar mascarillas a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo SL. Eso sí, ha querido ser “muy clara” ante las suspicacias sobre posibles indicaciones desde el Gobierno central: “Ni a mí ni a mi gobierno nos dio nadie una orden o nos presionó para contratar a ninguna empresa”.

En su intervención, la presidenta de las Cortes ha reiterado que “en política no todo vale” y que “no todos los políticos” son iguales. También, que la pandemia fue muy dura en las islas, con momentos “absolutamente tremendos”, y que la prioridad era hacerse con material sanitario. “La realidad era que se moría gente cada día. No teníamos material para proteger a la gente. Nos dejamos la piel para defender a la gente”, ha defendido.

Te puede interesar: Armengol, en el punto de mira del ‘caso Koldo’: los motivos por los que el PP pide su dimisión

Reclamación “en tiempo y forma”

Entrando en materia, ha concretado que su gobierno compró “mascarillas que se nos vendieron como FFP2″ porque “los técnicos lo creyeron”. “Lo mandábamos todo a analizar -ha añadido- y cuando tenemos los resultados no es que las mascarillas sean fake, es que no filtraban como una FFP2, pero filtraban como unas quirúrgicas, y se decide almacenarlas. (...) Se almacena y se guarda entero porque se quiere devolver entero. Se trabaja para hacer esa reclamación, que se hace en tiempo y forma y antes de las elecciones del 28 de mayo”, cuando el PSOE pierde el poder, que pasa a manos del PP.

El PP señala a Francina Armengol como "presunta colaboradora necesaria" de la "estafa" que la 'trama Koldo' llevó a cabo en Baleares.

Es aquí donde Armengol acusa al PP de lo que a ella se le acusa: “Gana el PP y tiene la responsabilidad. Tiene que explicar qué hizo con el expediente. En el sumario aparece quien aparece, así que yo le pido al PP responsabilidad y que esté a la altura de las circunstancias. Voy a defender mi nombre, el de mi Gobierno y el del Congreso. Los ciudadanos no se merecen según qué espectáculos. No todo vale. Que den explicaciones con documentos y que explique quien sale en el sumario y por qué sale en el sumario”, ha dicho la dirigente, que ha aceptado preguntas de los periodistas.

Armengol, tercera autoridad del Estado, gobernaba Baleares cuando adjudicó un contrato de 3,7 millones de euros a la trama investigada para la compra de mascarillas FPP2, que resultaron ser quirúrgicas. Solo dos días después la llegada de estas mascarillas en un vuelo a Mallorca, el subdirector de Compras y Logística de su ejecutivo alertó de que el material no era “para uso hospitalario” ni apropiado para el momento de la pandemia. Pese a esto, el Govern indicó que el pedido se había resuelto “de manera satisfactoria”.

La primera reacción del PP ha llegado en forma de tuit, con una pregunta que la presidenta del Congreso no ha respondido: “¿Por qué el Gobierno de Armengol pagó las mascarillas y emitió un informe diciendo que la compra había sido correcta si ya había declarado las mascarillas inservibles? El problema de Armengol no es el Partido Popular, es la propia Armengol”. Tampoco ha respondido Armengol quién recomendó esa compra, si fue alguna persona del Ministerio de Transportes, en aquél momento con José Luis Ábalos al frente, ni quién de su gobierno se puso en contacto con esa persona.