Armengol, en el punto de mira del ‘caso Koldo’: los motivos por los que el PP pide su dimisión

La presidenta del Congreso encabezaba el Govern balear cuando adjudicó un contrato de 3,7 millones de euros a la trama investigada para la compra de mascarillas FFP2, pero recibió quirúrgicas

Compartir
Compartir articulo
José Luis Ábalos y Francina Armengol, en un acto del PSOE. (Isaac Buj/Europa Press)
José Luis Ábalos y Francina Armengol, en un acto del PSOE. (Isaac Buj/Europa Press)

La trama en la compra de mascarillas bautizada como caso Koldo ya ha salpicado a un peso pesado del PSOE como José Luis Ábalos, ministro de Fomento en la fecha de los hechos y, hasta la pasada semana, presidente de la Comisión de Interior del Congreso y diputado del Grupo Parlamentario Socialista. Ahora, la oposición al Gobierno, encabezada por el PP, apunta aún más alto: pide la dimisión de la presidenta del Congreso, Francina Armengol, por su “evidente”, dicen los populares, implicación en el caso.

La tercera autoridad del Estado -tras el Rey y el presidente del Gobierno- era la presidenta del Govern balear cuando la trama del exasesor de Ábalos, Koldo García, recibió la adjudicación de un contrato millonario para la compra de mascarillas el 8 de mayo de 2020. La sociedad Soluciones de Gestión y Apoyo SL, sobre la que pivota la trama, fue demandada por el Govern para adquirir 3,7 millones de euros en mascarillas FFP2.

Te puede interesar: El empleo se recupera tras el bache de enero: gana 104.000 afiliados, más que hace un año, y hay 7.400 parados menos

Las mascarillas eran ‘fake’

Sin embargo, la trama de Koldo entregó al Ejecutivo de Francina Armengol un lote de mascarillas quirúrgicas que no cumplían con los estándares reflejados en el contrato adjudicado a Soluciones de Gestión y Apoyo SL. Pese a la evidente falta de correspondencia, el Govern balear, según publicó el diario El Mundo, pagó a la trama 3,7 millones de euros siete días después de que sus técnicos comprobaran que el material no contaba con la calidad exigida.

Antes, solo dos días después la llegada de las mascarillas en un vuelo a Mallorca, el subdirector de Compras y Logística del Ejecutivo de Armengol envió un correo electrónico interno en el que hacía constar el desconcierto entre los técnicos y señalaba que el material, adquirido en lo peor de la pandemia, había sido adquirido “para la desescalada”. Asimismo, alertaba en mayúsculas que las mascarillas no eran “para uso hospitalario”.

La cronología de los contratos del ‘caso Koldo’: 53 millones a dedo mientras morían por covid miles de personas en España.

Te puede interesar: Un favor al “exjefe”, un viaje a México y recomendaciones sospechosas: la huella de Ábalos en el ‘caso Koldo’ acerca su muerte política

Pese a todo, el Govern indicó en un certificado emitido el 12 de agosto de 2020 que Soluciones de Gestión y Apoyo SL le había suministrado “de manera satisfactoria” el lote de mascarillas adquirido en mayo, según las informaciones de El Confidencial y El Mundo. Dos meses antes, el Centro Nacional de Medios de Protección (CNMP) advirtió al Govern de que el material no cumplía con los estándares exigidos. Con ese certificado el Ejecutivo de Armengol recomendó a la trama de Koldo para conseguir nuevos contratos adjudicados por la Administración.

En una comparecencia en el Congreso este lunes, el portavoz del PP, Miguel Tellado, ha recordado que el Govern balear está siendo investigado por esta compra de mascarillas “inservibles” y era consciente de que era una “estafa”. “Tenemos que preguntar a Armengol por qué sucedió eso”, ha destacado el portavoz, que considera que las preguntas a la presidenta del Congreso de los Diputados se acumulan mientras ella se ampara en el “silencio”. “Estamos ante un escándalo de hondo calado, Armengol no puede ostentar un minuto más ser la tercera autoridad del Estado”, ha remarcado.