Uno de cada diez adolescentes asegura haber sido víctima de conductas de control en la pareja

Según el estudio ‘Violencia en las relaciones de pareja entre adolescentes’, elaborado por el Observatorio Social de la Fundación La Caixa, el 13% de los jóvenes asegura haber sufrido violencia en sus relaciones de pareja

Compartir
Compartir articulo
Dos personas muestran su afecto durante San Valentín. (EFE/Mario Guzmán)
Dos personas muestran su afecto durante San Valentín. (EFE/Mario Guzmán)

La violencia en la pareja no solo afecta a las personas adultas, sino también a los más jóvenes. En concreto y, según refleja la investigación Violencia en las relaciones de pareja entre adolescentes del Observatorio Social de la Fundación La Caixa, el 10,1% de los adolescentes afirma haber sido víctima de conductas de control en sus relaciones de pareja, mientras que el 13,6% asegura haber sufrido algún tipo de violencia en esas relaciones y el 4,8% reconoce haberla ejercido contra su pareja, siendo el control la conducta más común desde ambas perspectivas (el 3%). Esa violencia, sin embargo, no tiene por qué cronificarse en el tiempo.

El estudio, que considera violencia de control aquellos comportamientos donde se limita la relación de la pareja con sus amistades, se le impide reunirse con otras personas o se le revisa el teléfono móvil, también revela que las chicas de entre 14 y 17 años declaran más victimización por ese tipo de violencia que los chicos. Así, el 13,3% de las jóvenes se sienten sometidas a este tipo de coacciones en sus relaciones sentimentales, frente al 7,1 % de los chicos.

Te puede interesar: Uno de cada cinco jóvenes en España recibe fotos o vídeos de carácter sexual sin consentimiento y casi el 20% ha tenido que bloquear perfiles contra el acoso en redes sociales

De esta forma, los resultados corroboran que la tasa de victimización entre los adolescentes “es elevada”, sobre todo entre las chicas. En cuanto a la tasa de perpetración de violencia de control por sexos, el 4,2% son chicas y el 1,9% son chicos.

Informe 'Violencia en las relaciones de pareja entre adolescentes', del Observatorio Social de la Fundación La Caixa.
Informe 'Violencia en las relaciones de pareja entre adolescentes', del Observatorio Social de la Fundación La Caixa.

“No tiene por qué cronificarse”

Los resultados del informe indican que las chicas “sufren más victimización por control y por agresión sexual que los chicos”, si bien en cuanto a los tipos de violencia perpetrada, las chicas declaran más control y agresiones físicas a sus parejas que los chicos. También se observa que ellas presentan más probabilidades que ellos de “situarse en el rol solapado de víctimas y perpetradoras en sus relaciones de pareja”.

Te puede interesar: Bronca cuando una víctima de las residencias de mayores recordaba al Gobierno de Ayuso su gestión: “Si no me deja hablar, me voy”

“La violencia bidireccional en las parejas adolescentes es proporcionalmente más común que en las parejas adultas estables, pero no tiene por qué cronificarse ni llegar a etapas posteriores del desarrollo”, indica Noemí Pereda, coautora del informe junto a los investigadores Marta Codina y Diego A. Díaz-Faes, de la Universitat de Barcelona. “Se trata de un fenómeno particular en un grupo de edad concreto y por ello requiere marcos de prevención e intervención adecuados a las características de esta etapa”, añade la experta.

Un total de 4.004 jóvenes — de los cuales el 51,2% son chicas, el 46,2% chicos y un 0,9% se identificó como otros — han participado en este informe, que recoge datos preliminares de una investigación más extensa.

El amor romántico, una herencia del patriarcado

“La tasa de conductas de control que se ha obtenido es muy similar a la encontrada en otros estudios nacionales previos e incluso en otros estudios europeos. Esas conductas afectan a uno de cada 10 jóvenes españoles”, añade Pereda, que explica que se trata de una forma de violencia que está relacionada con una visión “muy tradicional y patriarcal de lo que se supone que es el amor romántico, un modelo de relación en el que se interpreta el control como interés y respeto por la pareja”.

Los investigadores del estudio confían en que esta radiografía de la violencia en las relaciones de pareja entre adolescentes ayude a diseñar políticas efectivas de prevención que sean efectivas. Por ello, añaden, también se está estudiando la situación de las personas jóvenes más vulnerables, las que pertenecen a colectivos de riesgo, tienen alguna discapacidad o presentan problemas de salud mental.