Bronca cuando una víctima de las residencias de mayores recordaba al Gobierno de Ayuso su gestión

Una intervención de Carmen López, de Marea de Residencias, en la Comisión de Asuntos Sociales, ha desatado la tensión. “Vienen a intentar retorcer el dolor”, ha llegado a decir una diputada del PP a la mujer, que vio morir a su madre en 2020

Compartir
Compartir articulo
Esther Platero, diputada del PP presente en la Comisión de Familia y Asuntos Sociales.
Esther Platero, diputada del PP presente en la Comisión de Familia y Asuntos Sociales.

— Le tengo que llamar a la cuestión, tiene que hablar de la cuestión de las residencias—.

— Si no me deja hablar del pasado, me voy. Mi madre murió en 2020 en una residencia—.

Este lunes tenía lugar una nueva sesión de la Comisión de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, donde estaba invitada Carmen López, representante de la Asociación por los Derechos de los Mayores y sus Familiares (ADEMAF) y también portavoz de Marea de Residencias. A petición del PSOE, la mujer fue invitada para informar sobre medidas necesarias para abordar la situación de las residencias de mayores en la Comunidad.

López aprovechó su discurso y presencia en la comisión para la Asamblea para recordar los hechos de 2020 durante la pandemia de coronavirus, cuando 9.740 personas fallecieron en solo dos meses en las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid. De ellas, 7.291 murieron sin atención sanitaria, muertes que han dado lugar a investigaciones, querellas y búsqueda de justicia por parte de las familias afectadas.

Te puede interesar: Supervivientes de abusos sexuales en la infancia denuncian el “ninguneo” de los obispos al excluir 300 casos ya reconocidos

La comparecencia de Carmen López se encontró con un momento bronco. La portavoz, al comienzo de su intervención, quería hacer un repaso sobre lo ocurrido esos años para llegar a conclusiones necesarias en la actualidad. Sin embargo, Miguel Rumayor, presidente de la Comisión y diputado en la Asamblea por el Partido Popular, interrumpía para frenar las palabras de López.

Quiero representar a las víctimas porque soy hija de una de ellas. En 2020 fallecieron 20.000 personas en residencias, la mitad 9.470, en la CAM. De ellas, 7.291 murieron abandonas sin atención sanitaria”, decía López, para luego definir el concepto víctima según la Real Academia Española. Era entonces cuando Rumayor tomaba la palabra. “Le tengo que llamar a la cuestión, tiene que hablar de la cuestión de las residencias en la actualidad”, esgrimía el presidente de la comisión.

Te puede interesar: Los pueblos de Córdoba que llevan un año sin agua potable: “Nos duchamos con la boca apretada y los ojos cerrados”

Duras palabras de la diputada del PP

Tras la abrupta interrupción, la tensión se introducía en la sala, acompañado de ruido y algo de desconcierto. “Ha hecho referencia a víctimas de un delito, se lo dejo pasar una vez, la siguiente vez que haga referencia a un delito, la llamaré al orden”, insistía el presidente. Carmen López, enfadada por no poder hablar sobre lo ocurrido en las residencias de mayores, respondía con contundencia: “Si no me deja hablar del pasado, me voy. Mi madre murió en 2020 en una residencia”. Tras unos minutos de reajustes, su intervención continuaba sin más interrupciones.

Remunicipalización, construcción de parque público de residencias de gestión directa y reforzar el cuerpo de profesionales son las principales demandas que Carmen López elevaba como necesarias durante sus palabras en la Comisión, que finalizaban con una referencia a las palabras de Ayuso hace unas semanas, cuando reconocía no haber derivado a los mayores de las residencias porque, según ella, habrían muerto igualmente: “No, todas las víctimas no hubieran muerto. Tampoco hubieran muerto igual en un hospital que en una residencia. Las familias no hemos pasado página y no acabaremos hasta tener justicia”, zanjaba.

Las víctimas de las residencias de mayores de Madrid responden al PP tras decir que la gestión de Ayuso fue “responsable”: “El resultado fue pésimo”

La bronca caía en el olvido durante las intervenciones de Vox —”olvidar no, revancha tampoco”, decía su diputado—, Más Madrid y PSOE, pero se reanudaba tras las duras palabras de Esther Platero, diputada del Partido Popular, encargada de dar la réplica a la portavocía de los afectados por las residencias: “En vez de venir a mejorar la vida de los mayores, vienen a hacer política. Vienen como políticos o jueces. Me entristece como se han unido al partido socialista y traspasen todas las líneas rojas de la decencia. Señora López, vienen aquí a intentar retorcer el dolor”, aseguraba, palabras que iniciaron de nuevo el malestar en la Comisión. Lorena Morales, la diputada del PSOE, pedía respeto al Partido Popular, pero el presidente de la comisión frenaba a la socialista, mientras que Platero podía terminar sin problemas su intervención.

“Queremos que Ayuso declare ante un tribunal. Y no es revancha. Me ha parecido que me llamaba indecente. Lo indecente es que se mienta o se digan verdades a medias. Retorcer el dolor es lo que hacen ustedes cuando la señora presidenta sale diciendo que iban a morir igual. Eso es retorcer el dolor de las familias. Y si me sobran minutos, me da igual”, zanjaba Carmen López, antes de pasar a otro asunto y dejar las residencias de mayores a un lado.