Fátima Diame se cuelga el bronce en longitud

La atleta española alcanzó su mejor salto de 6,78 metros en el quinto intento, tras una final que se llevó la estadounidense Tara Davis-Woodhall con 7,07 metros

Compartir
Compartir articulo
La atleta española Fátima Diame (REUTERS/Hannah Mckay)
La atleta española Fátima Diame (REUTERS/Hannah Mckay)

La valenciana Fátima Diame, con un mejor salto de 6,78 metros en el quinto intento, se colgó la medalla de bronce en longitud de los Mundiales de pista cubierta de Glasgow (Escocia), tras una final que se llevó la estadounidense Tara Davis-Woodhall con 7,07 metros. Diame, de 27 años, logró su primera medalla individual absoluta en el Emirates Arena de la ciudad escocesa, tras un concurso en el que fue de menos a más y acabó en el podio.

La atleta valenciana, siete veces campeona de España bajo techo, comenzó el concurso con 6,47 metros. A ese salto le siguió un nulo, otro de 6,40 metros y un cuarto de 6,51 metros. Todavía distaba una corta distancia para poder entrar en podio. En el quinto, viendo que el podio se ponía en los 6,74 metros de la serbia Milica Gardasebic, la española cogió aire, enfiló la carrera y, con determinación, alcanzó los 6,78 metros, su mejor marca personal bajo techo.

Diame entrena desde finales de 2021 en las instalaciones del polideportivo Fuente de la Niña de Guadalajara en el grupo de trabajo del cubano Iván Pedroso. Allí comparte entrenamientos y forma parte de un grupo que también integran Ana Peleteiro, la venezolana Yulimar Rojas o la joven promesa española Tessy Ebosele.

Diame llegó a esta cita tras haber revalidado por séptima vez su título de campeona de España con un salto de 6.56 y haber ganado el reciente mitin de París con otro de 6.69, que fue el que le permitió tener la mínima para estar en Glasgow. La valenciana no es la única que se ha colgado la medalla al cuello durante el Mundial indoor de Glasgow.

Ana Peleteiro se hace con el bronce mundial

La deportista española consiguió añadir a su palmarés la primera medalla española durante los mundiales de Glasgow con un salto de 14,75 metros, lo que le otorgó el bronce y un billete para los Juegos Olímpicos de París 2024. Se trata de la primera competición internacional en la que participaba la gallega después de la maternidad y la ha superado con nota.

Peleteiro comenzaba con una marca de 13,93 metros, que la situaban en la cuarta posición. Tras ello, en el segundo salto consiguió marcar los 14,56 metros, escalando hasta la segunda posición, tan solo por detrás de Lafond. El tercer salto se quedó a tres centímetros del anterior y con la segunda posición. Sin embargo, Leyanis alcanzó con su salto los 14,90 metros, desbancando a la española.

Como tercera, quiso responder con un salto largo que acabó en un nulo milimétrico. Y la quinta fue la vencida, con la que Peleteiro pudo firmar la mejor marca española de la historia bajo techo. Superó en dos centímetros su propia marca de 2019 con la que ganó el Europeo. Así, aseguraba la sexta medalla de su palmarés con un bronce mundial. “Hay quienes piensan que por haber sido madre, mi éxito en la pista son cosa del pasado”, cuestionaba la española. Y lo cierto, es que ni mucho menos se trata de algo del pasado, sino todo lo contrario.