La discreta vida personal de Fernando Gómez-Acebo, el primo de Felipe VI que ha muerto a los 49 años: 5 hermanos, 2 matrimonios y un heredero

El hijo de la infanta Pilar de Borbón falleció a la edad de 49 años debido a una insuficiencia respiratoria contra la que luchaba desde hace un tiempo

Compartir
Compartir articulo
Fernando Gómez Acebo de Borbón, hijo de la infanta Pilar y primo de Felipe VI, en una imagen de archivo (Europa Press)
Fernando Gómez Acebo de Borbón, hijo de la infanta Pilar y primo de Felipe VI, en una imagen de archivo (Europa Press)

La casa real española acaba de sufrir una dura pérdida. Este viernes 1 de marzo, Fernando Gómez-Acebo, hijo de la infanta Pilar de Borbón y sobrino del rey Juan Carlos I, falleció a sus 49 años de forma repentina en Madrid.

La causa de muerte del primo del actual monarca Felipe VI y las infantas Cristina y Elena se atribuye a una insuficiencia respiratoria crónica, enfermedad a la que estuvo haciendo frente y que se agravó en sus últimos meses de vida tras contraer la Gripe A, de acuerdo con la información que los familiares del fallecido proporcionaron a Vanitatis.

Te puede interesar: Se desvela la causa de la muerte de Thomas Kingston, marido de Lady Gabriella Windsor: nuevos detalles de la investigación

Fernando Gómez-Acebo, conocido también como ‘Coco’, deja tras sí un profundo dolor en su extensa familia de cinco hermanos —Simoneta, Juan Filiberto Nicolás, Bruno y Luis Beltrán— y una gran desolación en su único hijo, Nicolás, fruto de su relación con la periodista griega Nadia Halamandari.

La Infanta Pilar con su hijo, Fernando Gómez-Acebo y de Borbón (Europa Press)
La Infanta Pilar con su hijo, Fernando Gómez-Acebo y de Borbón (Europa Press)

Pese a la gran relevancia y trascendencia pública que conlleva ser miembro de la familia real, el hijo menor de Pilar de Borbón y Borbón y Luis Gómez-Acebo tuvo una vida alejada de los focos mediáticos. De hecho, en contadas ocasiones se le pudo ver frente a las cámaras, siendo una de sus últimas imágenes públicas las correspondientes al año 2020, cuando falleció su madre.

Dos grandes amores

Pese a que su día a día siempre transcurrió en la más estricta intimidad, se sabe que el amor tocó dos veces su puerta. El benjamín de los duques de Badajoz contrajo matrimonio en dos ocasiones. La primera vez que pasó por el altar fue para darle el sí, quiero a Mónica Martín Luque el 27 de noviembre de 2004. La familia real al completo asistió a la unión llevada a cabo en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid, el mismo lugar en el que su hermano Bruno había celebrado su enlace dos años antes.

Tras su boda, su relación empezó a tambalearse, teniendo varias idas y venidas. Finalmente, tras casi una década de matrimonio, la pareja tomó la decisión de firmar el divorcio en 2013. Mientras Mónica se refugió en su trabajo como propietaria de una tienda, Fernando se trasladó a la casa familiar ubicada en Puerta de Hierro.

Te puede interesar: De los reyes Felipe y Letizia al príncipe Andrés: todos los asistentes al funeral de Constantino de Grecia en Windsor

Tres años después, el primo del rey Felipe VI volvió a darse una nueva oportunidad en el amor con Nadia Halamandari, una periodista de origen griego e hija de un afamado constructor. Fernando y Nadia contrajeron matrimonio en 2016, en una boda íntima y secreta de la que apenas se conocen detalles. El enlace se celebró en Grecia y, por aquel entonces, la reportera ya se encontraba en la dulce espera de su primer y único hijo en común, Nicolás.

Fernando Gómez-Acebo (Europa Press)
Fernando Gómez-Acebo (Europa Press)

Cinco días después de haberse dado el sí, quiero, la también filántropa dio a luz al único heredero del sobrino del Rey Emérito, como si de un regalo de boda se tratase. Nicolás Gómez-Acebo actualmente tiene ocho años y también ha recibido un significativo apelativo que hace referencia al que cariñosamente la familia puso a su padre, ‘Coquito’.

Pese a la familia que la pareja había formado, los dos decidieron seguir sus caminos por separado en 2017, ya que Nadia vivía en Atenas, mientras que Fernando en Madrid. Tras su separación, Gómez-Acebo volvió a trasladarse a la vivienda familiar en Puerta de Hierro. Ninguno de los dos ha contado cómo iniciaron su relación, aunque siempre han dejado saber que entre los dos había una gran amistad.

Faceta de emprendedor

El entorno familiar de Fernando Gómez-Acebo ha asegurado a Vanitatis que el sobrino del rey Emérito dedicó parte de su vida a ser emprendedor. Sin embargo, no se le dio tan bien como a su hermano Beltrán, quien se encuentra plenamente empapado en temas relacionados con la gestión del patrimonio familiar y otros negocios inmobiliarios. Con la idea de obtener más conocimientos sobre esta rama, Fernando estuvo colaborando un tiempo con su hermano.