Sanidad, sobre el fin de las guardias de 24 horas de los médicos: “Es un proceso que va a costar tiempo”

La ministra Mónica García considera que es una forma “anacrónica” de trabajar, que pone “en jaque a los profesionales” y da a pie a que haya más “errores” humanos

Compartir
Compartir articulo
La ministra de Sanidad, Mónica García en una rueda de prensa en Madrid. (A. Pérez Meca/Europa Press).
La ministra de Sanidad, Mónica García en una rueda de prensa en Madrid. (A. Pérez Meca/Europa Press).

Acabar con las guardias de 24 horas se ha convertido en la última promesa de la ministra de Sanidad, Mónica García. Sin embargo, ha dicho que esto “va a costar tiempo”.

“Nadie entiende que un profesional pueda pasar 24 horas en una urgencia o un quirófano. Nadie quiere ser el paciente en la hora 23 sin dormir”, ha defendido este jueves en una entrevista en el programa La hora de la 1 de TVE.

Te puede interesar: El fin de las guardias sanitarias de 24 horas y su efecto rebote en los pacientes: “Hay más riesgo de cometer errores”

Desgaste físico y mental para los profesionales

Los sanitarios que trabajan 24 horas seguidas son una realidad para muchos profesionales. Estos, o bien trabajan en guardias de 16 horas tras acabar su jornada, o bien hacen una guardia de mañana, tarde y noche durante un sábado o domingo. Esto supone un gasto físico, en la salud mental y un desgaste emocional en los profesionales. De hecho, más del 80% de los médicos residentes en España trabajan por encima del límite establecido, como asegura Álvaro Cerame, psiquiatra y presidente de la European Junior Doctors Association, a Infobae España.

Por ello, en el programa de TVE, la ministra ha querido remarcar la importancia de poner fin a esta jornada laboral tan extensa. García, médica anestesióloga de profesión, ha explicado que es una manera de trabajar “anacrónica”, que pone “en jaque a los profesionales” y da a pie a que haya más “errores” humanos. “Yo creo que nadie comprende que un profesional pueda estar 24 horas en un sitio tan sensibles como puede ser un quirófano o una urgencia”, ha añadido.

Sin embargo, ha remarcado que esto va a llevar tiempo en aplicarse, aunque ha asegurado que esto ya se está haciendo en algunos hospitales de España. “Estamos acostumbrados a una manera y a unos procedimientos de funcionar en los hospitales, que hay que ir cambiándolos y hay que irlos adaptando”.

Te puede interesar: Batalla judicial en Madrid: los médicos y pediatras de Atención Primaria irán a la Justicia contra el Gobierno de Ayuso

Para poder hacer este cambio, la ministra ha asegurado que hay que evaluar el estatuto marco. “Hay que hablar con la sociedad, hay que hablar con los profesionales, con las sociedades científicas, con los sindicatos”, ha afirmado.

El Estatuto de los Trabajadores no se cumple

El fin de las guardias sanitarias de 24 horas y su efecto rebote en los pacientes: “Hay más riesgo de cometer errores”.

El Estatuto de los Trabajadores obliga a dejar un margen mínimo de 12 horas entre el final de una jornada y el comienzo de otra, pero el Supremo esclareció en 2022 que los médicos residentes tiene derecho a disfrutar de 36 horas de descanso ininterrumpido cuando efectúe guardias de 24 horas en sábados y vísperas de festivo, o uno de 72 horas en un período de 14 días. Pero como asegura Cerame a este medio, los topes de jornada “se incumplen de manera sistemática” y “también la cuestión de los descansos”.

El personal sanitario se moviliza

Esta situación ha llevado a los profesionales sanitarios a realizar la petición “Tu vida está en nuestras manos y no podemos más: stop guardias médicas 24 horas” vía change.org, creada el pasado 3 de febrero.

La promotora ha sido Tamara Contreras del Pino, que trabaja en la UCI de un hospital. “Anoche el busca del hospital sonó a las 3 de la mañana, me temblaban las piernas del cansancio y el estrés. Un chico de 21 años politraumatizado se desangraba. Cinco minutos antes soñaba no recuerdo el qué, y de repente le estaba canalizando para transfundirle sangre e intubándole para evitar una parada cardiaca. A las 7 de la mañana conseguimos que se estabilizara”, explica.

Entonces expone como se encontraba ella. “Me costaba hilar una frase. Me caían los párpados. Tenía palpitaciones y la cabeza me martilleaba”. La personal sanitaria remarca que esto no es una excepción. “Esta es la realidad de nuestro actual sistema sanitario, que obliga a que los médicos hagamos jornadas de 24 horas, poniendo en riesgo la vida de nuestros pacientes”. A 1 de marzo de 2024, la petición ya lleva más de 88.000 firmas de las 150.000 que solicitan como un “próximo objetivo”.