La casa en un pueblo de Galicia que tardó 30 años en construirse y que recuerda a Gaudí

Este emplazamiento es el lugar más visitado de A Veiga junto a la Cántara da Moura

Compartir
Compartir articulo
infobae

En las entrañas de la provincia de Orense, y concretamente en el municipio de A Veiga, se esconde un tributo al trabajo y al sacrificio. Se trata de la Casa das Pedriñas, una singular construcción que evoca al espíritu de Gaudí, a la majestuosidad de la Sagrada Familia y a la estética del modernismo catalán.

La Casa das Pedriñas en A Veiga no es visible desde la calle principal del pueblo. Quizás por eso sorprende encontrar entre las casas de este último una construcción que se asemeja al estilo de Gaudí. El edificio, que tardó más de veinticinco años en completarse, está revestido de pequeñas piedras de colores, fragmentos de vidrio, conchas y botellas, lo que le confiere una singularidad única. Así, este emplazamiento es el lugar más visitado de A Veiga junto a la Cántara da Moura, una cueva que sirvió como refugio a decenas de personas que huían de la Guerra Civil.

Te puede interesar: El pueblo en la frontera entre España y Portugal con un impresionante castillo sobre una roca y un convento del siglo XV

Historia de la Casa das Pedriñas

La Casa das Pedriña es un tesoro creado piedra a piedra por Daniel Mancebo, más conocido como El Bailarín. Mancebo, que emigró a Barcelona para trabajar, comenzó este proyecto personal cuando alcanzó la edad de jubilación y pudo regresar a su tierra natal.

Así, puso la primera piedra de este singular edificio en 1970. El objetivo inicial era hacer un estudio de arte. Sin embargo, al ir colocando cada vez más y más piedras, su ambición fue creciendo. De esta forma, lo que en un principio iba a ser un rincón para el arte, acabó convirtiéndose en una casa. Las paredes revelan una colección de rocas que, aunque ahora forman parte de la fachada de esta singular construcción, en su día pertenecieron a las montañas de la Serra do Eixe. Entre estas piedras también se aprecian algunas esculturas talladas por el propio Mancebo.

Te puede interesar: El pueblo abandonado hace más de 50 años que tiene una de las vistas más bonitas del norte de España

El autor, que falleció en 1998, dejó de colocar piedras en la obra hace casi 30 años. La construcción quedó inacabada debido a que su enfermedad ya no le permitía continuar con la labor. Ahora, a día de hoy, su legado se erige como una parte fundamental de la memoria de un pueblo. Por su parte, su familia continúa honrando su nombre y recordando su obra

Cómo llegar a la Casa das Pedriñas

La Casa das Pedriñas se encuentra ubicada en el corazón de A Veiga, más concretamente en la Rúa A Pateira, una calle que es accesible desde la vía principal del pueblo.

Para llegar al pueblo en coche, se puede tomar la carretera OU-553 que conecta A Rúa con A Gudiña, y luego continuar por la OU-0804 en el Alto do Covelo. Además, en caso de no encontrar el destino, siempre se puede preguntar a los vecinos de la zona, quienes consideran la Casa das Pedriñas como el emblema del pueblo.

Puente aprueba la "compra de trenes más grande de la historia": así será la renovación del transporte público ferroviario en 2024