Koldo recurrió a Ábalos para “consolidar” al policía que destapó el ‘caso Villarejo’ en un alto cargo de Transportes

La mujer del inspector de Policía contactó al menos en tres ocasiones con Koldo García para trasladarle la “preocupación” de su marido por su “consolidación” al frente de la seguridad del Ministerio, según el auto del juez

Compartir
Compartir articulo
José Luis Ábalos, Koldo García y Rubén Eladio. (Infobae España)
José Luis Ábalos, Koldo García y Rubén Eladio. (Infobae España)

Koldo García era algo más que un asesor en el ministerio dirigido por José Luis Ábalos. Además de sus labores como mano derecha del ya diputado del Grupo Mixto en el Congreso, Koldo tenía influencia sobre altos cargos de Transportes, entre ellos sobre uno de sus hombres de máxima confianza, el inspector de Policía colocado como jefe de la seguridad del departamento en pleno escándalo del bautizado como Delcygate.

Así se desprende de un auto del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que investiga la trama de contratos de mascarillas, al que ha tenido acceso Infobae España. El magistrado señala “al menos” tres comunicaciones entre Koldo García y la mujer del inspector de la Policía Nacional Rubén Eladio “en las que le traslada la preocupación de su marido por la consolidación de su cargo”.

Te puede interesar: El PSOE contraataca: Koldo dijo al cabecilla de la trama que había quedado con Miguel Tellado (PP): “Le estamos pidiendo a través de Alberto”

Se refiere a su elección, en febrero de 2020, como director de la Unidad de Emergencias, Seguridad y Crisis del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible. A esas inquietudes que la mujer del inspector trasladó a Koldo García, máximo responsable de su designación en un puesto de máximo poder en el departamento, éste le trasladó “que no se preocupe (Rubén Eladio) por que le van a consolidar”, un asunto que “habría tratado con Ábalos y el subsecretario del Ministerio, Jesús Manuel García Gómez”.

Rubén Eladio, a la izquierda, junto al exministro Ábalos en una reunión en Transportes. (Ministerio de Transportes)
Rubén Eladio, a la izquierda, junto al exministro Ábalos en una reunión en Transportes. (Ministerio de Transportes)

El inspector Eladio llegó a Transportes -todavía llamado Fomento en aquel tiempo- en plena polémica por el Delcygate, la reunión secreta en el aeropuerto de Barajas entre Ábalos y la vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, Delcy Rodríguez. El ministro cesó al coronel de la Guardia Civil Ignacio Alcázar, que ocupaba la dirección de Seguridad del departamento desde el año 2012. Ábalos quería evitar a toda costa filtraciones sobre el encuentro con la número 2 de Maduro.

Te puede interesar: Un favor al “exjefe”, un viaje a México y recomendaciones sospechosas: la huella de Ábalos en el ‘caso Koldo’ acerca su muerte política

El ‘caso Villarejo’ y un accidente surfeando

El nombre de Rubén Eladio saltó a los medios de comunicación cuando formaba parte de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional liderada por el comisario Marcelino Martín Blas. Bajo sus mandos investigó el caso Nicolay, que acabó con la detención del Pequeño Nicolás y, después, el del comisario José Manuel Villarejo, hasta que fue cesado de la unidad que se encarga de las investigaciones internas en el Cuerpo.

Eladio dejó su cargo en el Ministerio de Transportes, donde se había integrado tras solicitar una excedencia en la Policía, tras sufrir el pasado mes de noviembre un grave accidente en la playa de San Lorenzo de Gijón, donde se encontraba practicando surf. El inspector fue trasladado al hospital en estado muy grave, aunque pudo salvar la vida. Ahora, continúa su proceso de recuperación, durante el que ha pasado por el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo por lesiones medulares.

José Luis Ábalos ha comparecido este martes para defender su "honorabilidad" y anunciar que no renuncia al escaño.