Este es el motivo por el que la Seguridad Social te puede reducir la pensión de incapacidad permanente

Desde el 1 de enero de 2024, la cuantía de las prestaciones contributivas registra una subida del 3,8%, pero es necesario cumplir una serie de requisitos para recibirlas

Compartir
Compartir articulo
La seguridad social te puede conceder la pensión de incapacidad sin cumplir este requisito.

Las personas que han sufrido un accidente o enfermedad y, como consecuencia, sufren limitaciones para realizar su profesión habitual, pueden acceder a una de las principales ayudas que gestiona la Seguridad Social: la pensión de incapacidad permanente. Desde el 1 de enero de 2024, sus beneficiarios disfrutan del aumento del 3,8% de las prestaciones contributivas, como aprobó el Gobierno de España a finales del pasado año. Pero quienes, además, estén cobrando el complemento a mínimos, deben prestar especial atención porque pueden sufrir una reducción en la cantidad de dinero que perciben en ciertos casos.

En la actualidad, el 14,32% (135.380 personas) de los perceptores de una pensión de incapacidad permanente reciben también el complemento a mínimos, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Esta ayuda alcanza, de media, los 148,47 euros al mes.

Te puede interesar: La fórmula que tienen los herederos para desalojar de la vivienda familiar a un coheredero

El objetivo de este recurso es favorecer que todas las pensiones contributivas que no llegan a la cantidad que se establece anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, aumenten hasta alcanzar las cuantías mínimas que fija la legislación. Es por ello que este plus económico se suma al de la incapacidad permanente. Pero a él solo pueden acceder las personas que reúnen ciertas condiciones, lo que significa que, cuando dejan de cumplir esos requisitos, corren el riesgo de que la Seguridad Social les retire la ayuda.

Cuándo te baja la Seguridad Social la pensión de incapacidad permanente

El 14,32% de los perceptores de una pensión de incapacidad permanente reciben también el complemento a mínimos. (Fundación ONCE)
El 14,32% de los perceptores de una pensión de incapacidad permanente reciben también el complemento a mínimos. (Fundación ONCE)

Los pensionistas de incapacidad permanente deben cumplir con diversos requisitos para mantener el complemento a mínimos, tal y como señalan fuentes de la Seguridad Social. Esta ayuda económica, destinada a aquellos que reciben una cuantía inferior al mínimo establecido, exige no solo la residencia en territorio español, sino también que no se obtengan ingresos significativos adicionales.

Te puede interesar: Qué es un pacto sucesorio, el contrato para ordenar la herencia que se diferencia del testamento

Así, el cobro del complemento a mínimos puede retirarse cuando los ingresos por trabajo, capital, actividades económicas y ganancias patrimoniales superan los 8.942,00 euros anuales. Dichas rentas son evaluadas bajo el criterio del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y según lo dispuesto en el artículo 59 de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS). Es indispensable que los perceptores de esta ayuda notifiquen a las entidades gestoras cualquier variación en sus ingresos que los sitúe por encima del umbral mencionado.

La Seguridad Social subraya la obligación de comunicar cualquier cambio financiero significativo dentro de un margen de un mes. Además, se podrá requerir a los beneficiarios presentar la declaración de la renta y de bienes patrimoniales para corroborar el cumplimiento de los requisitos. En caso de que no sea así, es posible perder el complemento, lo que conllevaría una reducción la pensión total.

Cuál es la nueva cuantía de la pensión de incapacidad en 2024

Las pensiones de incapacidad permanente han subido un 22% en 2024. (ShutterStock).
Las pensiones de incapacidad permanente han subido un 22% en 2024. (ShutterStock).

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ya anunció a finales de 2023 un incremento del 22% en las pensiones de incapacidad permanente, que entró en vigor el 1 de enero. Este aumento en la prestación se registra de forma automática, sin que sea necesario realizar trámites adicionales. Asimismo, se ha comunicado una subida de las prestaciones no contributivas por invalidez, las cuales se espera que asciendan progresivamente hasta representar el 75% del umbral de pobreza para el año 2027.

Este ajuste en el régimen de pensiones busca abordar la problemática actual, donde una mayoría significativa de los beneficiarios percibe ingresos inferiores al salario mínimo. En concreto, la cuantía mínima para casos de incapacidad permanente total o absoluta, cuando se tiene un cónyuge a cargo, pasa de 966,20 euros a 1.178,50 euros mensuales. Esto representa un incremento de 212,30 euros cada mes. Por otro lado, las no contributivas pasan de 484,61 euros a 592 euros mensuales.

El propósito del Gobierno es reducir las diferencias económicas que afrontan los pensionistas, para mejorar sus condiciones de vida. Por ello, está previsto que las pensiones contributivas por incapacidad permanente se ajusten al 20% de la renta media hacia 2024.