Duro golpe para el príncipe Harry: pierde una batalla legal con el Gobierno británico por retirarle sus escoltas

El duque de Sussex y su familia perdieron los privilegios de protección policial cuando apartaron de la familia real en 2020 y se mudaron a Estados Unidos

Compartir
Compartir articulo
El príncipe Harry en una imagen de archivo (AP Photo/Alastair Grant, File)
El príncipe Harry en una imagen de archivo (AP Photo/Alastair Grant, File)

Nuevo varapalo judicial para el príncipe Harry, quien ha perdido este miércoles su batalla legal contra el Ministerio del Interior del Gobierno Británico, a quien llevó a los tribunales en enero de 2022 tras denegarle a él y a su familia protección policial cuando visiten su país natal, así como no pagar personalmente por ella. El Tribunal Superior de Londres ha dictaminado que no da validez a su recurso sobre el nivel de seguridad que requería cada vez que pisase Reino Unido.

De esta manera, los duques de Sussex, incluida su esposa, Meghan Markle, no podrán emplear los escoltas policiales financiados con impuestos que se le otorga a la casa real británica, según The New York Times. El Tribunal Superior ha llegado a la conclusión de que el Ministerio del Interior actuó acorde con la legalidad vigente al considerar que el nivel de seguridad que tendrán Harry, Meghan y sus hijos, Archie y Lilibet, cuando pisen Londres dependerá de las circunstancias concretas en cada caso.

Te puede interesar: El príncipe Harry lleva al Gobierno británico a los tribunales

La razón detrás de esta conclusión se encuentra en el año 2020, cuando el Comité Ejecutivo para la Protección de la Realeza y las Figuras Públicas (RAVEC) tomó la decisión de que el hermano del príncipe Guillermo y su familia perdieran ese privilegio tras apartarse de la familia real y mudarse a Estados Unidos.

El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE/EPA/SASCHA STEINBACH)
El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE/EPA/SASCHA STEINBACH)

Contrarréplica

El hijo de Carlos III de Inglaterra y Diana de Gales recurrirá el fallo al Tribunal de Apelaciones, tal y como ha dejado saber a través de su representante legal. “El duque de Sussex espera que el Tribunal de Apelaciones haga justicia y no hará más declaraciones al respecto mientras este proceso siga en curso”, indica.

Cuando el príncipe Harry empezó su batalla judicial, afirmó que no se sentía “seguro” cuando él y su familia visitaban Reino Unido, afirmando que “había recibido amenazas de extremistas y neonazis bien documentadas”. Además, dejó claro que tanto él como Meghan Markle fueron “obligados” a abandonar el país cuando se desvincularon de la monarquía británica hace tres años.

Quién es quién en la casa real británica: del rey Carlos, el más tardío de la historia, al polémico príncipe Andrés.

Desde el Ministerio del Interior han asegurado a Daily Telegraph que “el tribunal haya fallado en este caso a favor de la posición del gobierno”. Sin embargo, están estudiando “detenidamente cuál será nuestro siguiente paso, por lo que no sería apropiado hacer más declaraciones”, sin entrar en más detalles sobre su política de protección y seguridad, a la cual califican de “rigurosa y proporcionada”.

De acuerdo con la información recogida por The New York Times, en Estados Unidos, Meghan y Harry se encuentran protegidos por guardaespaldas con licencia para portar armas. Sin embargo, pierden estos privilegios cuando son trasladados a territorio británico.

Además, a pesar de que cuentan con estas seguridades privadas, lo cierto es que también han vivido situaciones temerosas en el suelo estadounidense. Uno de los momentos que más llamó la atención fue cuando el año pasado la pareja y la madre de la actriz, Doria Ragland, fueron víctima de una “persecución catastrófica” por los paparazzis tras salir de una ceremonia en Manhattan. De hecho, precisamente, ha salido a la luz que el Departamento de la Policía de Nueva York ha admitido la “imprudente y peligrosa” situación que protagonizaron.