Así es el ‘Furor’, el buque que España ha enviado al Golfo de Guinea para luchar contra la piratería

La embarcación de la Armada, perteneciente a la Clase Meteoro, permanecerá cuatro meses en la zona. Entre otras actividades, la tripulación española adiestrará a las fuerzas navales de la región

Compartir
Compartir articulo
BAM Furor (Armada)
BAM Furor (Armada)

Contar con rutas marítimas seguras es, como los hechos recientes en el Mar Rojo lo han demostrado, fundamental para la estabilidad del comercio y de la economía internacional y, dada su ubicación en el mapa, Europa es una -sino la más- de las regiones más sensibles a cualquier alteración y amenaza en los océanos. Este es quizá el principal motivo por el que la Armada participa en distintas misiones en el extranjero con el fin de asegurar la estabilidad y afianzar la paz en alta mar, especialmente ante el desafío que supone la piratería moderna.

Una de las zonas que preocupan sobremanera a España es la costa occidental de África y el Golfo de Guinea, donde actualmente la Armada tiene desplegada uno de sus navíos más modernos: el buque de acción marítima (BAM) Furor. La embarcación zarpó desde Cartagena a mediados de este febrero y permanecerá en aquellas aguas por los próximos cuatro meses. Durante este período, el buque, con una tripulación de 74 personas, visitará puertos de Costa de Marfil, Gabón, Nigeria, Ghana, Angola, Camerún, Senegal y Mauritania.

Te puede interesar: Así es la fragata ‘Alfa 3000′, el buque de diseño español que ha despertado el interés de la Armada de Australia

Desde el Estado Mayor de la Defensa han detallado que el Furor realizará actividades de vigilancia marítima, cooperación militar y adiestramiento con las fuerzas navales de la zona. “La piratería y los actos de robo en la mar suponen un importante riesgo para la comunidad pesquera y marítima nacional que opera legítimamente en la región, en la que además proliferan múltiples tráficos ilícitos que proyectan amenazas sobre nuestro país”, han explicado.

BAM Furor (Armada)
BAM Furor (Armada)

Con esta misión, el Ministerio de Defensa pretende mejorar las capacidades de los países ribereños de la región empleando tanto al personal de la Armada como al buque para adiestrar y asesorar en el ámbito de las actividades relacionadas con la seguridad marítima, el conocimiento del entorno marítimo y otras áreas básicas como contraincendios, control de averías o buceo. De igual manera, se llevarán a cabo patrullas conjuntas con embarcaciones locales con el fin de favorecer el intercambio de información y reforzar los conocimientos transmitidos.

Características del buque

El BAM Furor, un diseño 100% español, es una de las unidades más modernas de la Armada, que lo despliega desde enero de 2019, y cuenta con un amplio abanico de sensores y sistemas. Se trata del sexto patrullero oceánico de la Clase Meteoro, construido por la empresa pública Navantia. A diferencia de los cinco primeros navíos de esta clase -que fueron construidos en las instalaciones que la firma estatal posee en la Bahía de Cádiz-, el Furor fue desarrollado en Ferrol (A Coruña).

Te puede interesar: España se suma a la carrera por proyectiles de 155 mm: así es la munición más demandada (y escasa) tras la guerra de Ucrania

Este barco presenta una eslora de 93,90 metros y una manga de 14,2 metros. Además, la embarcación desplaza 2.840 toneladas y puede alcanzar velocidades de hasta 22 nudos. Asimismo, cuenta con una cubierta de vuelo, apta para helicópteros NH90, SH-60 y AB-212, y una autonomía de víveres para 35 días.

BAM Furor (Armada)
BAM Furor (Armada)

Como armamento posee un cañón diseñado por la compañía italiana Oto Melara de 76/62 milímetros y dos ametralladoras MK-38 Mod-2 25 mm. Estas características le permiten operar en una gran cantidad de escenarios, no sólo en operaciones convencionales de vigilancia marítima, sino también en misiones humanitarias, de mantenimiento de la paz, antidrogas y control de tráfico ilegal de personas, entre otras.

Dos nuevos BAM

A finales del pasado junio, el Gobierno aprobó el proyecto, con un presupuesto de 550 millones de euros, para la compra de dos nuevos patrulleros oceánicos para fortalecer las capacidades de la Armada. Con estas embarcaciones se pretende reemplazar a los buques Infanta Elena e Infanta Cristina, desactivados en 2023.

Estas nuevas unidades complementarán las seis unidades que conforman la ya mencionada Clase Meteoro. Los futuros barcos serán los primeros de su tipo que tendrán capacidades antisubmarinas y han sido bautizados como BAM III, por tratarse de la tercera etapa del programa Buque de Acción Marítima. Actualmente, la Armada despliega los BAM Meteoro, Rayo, Relámpago y Tornado, incorporados en una primera fase; Audaz y Furor, introducidos en una segunda generación.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un presupuesto de 550 millones para la compra de dos nuevos patrulleros oceánicos para fortalecer las capacidades de la Armada