Varios ‘influencers’ esconden 1.000 € en las dunas de Maspalomas y decenas de jóvenes destrozan el espacio protegido en busca del dinero

El Cabildo de Gran Canaria impondrá una multa de 600 euros a los organizadores de la campaña publicitaria que buscaba promocionar un festival de música

Compartir
Compartir articulo
Agentes medioambientales en las Dunas de Maspalomas. (Europa Press)
Agentes medioambientales en las Dunas de Maspalomas. (Europa Press)

Este fin de semana, el paisaje de las dunas de Maspalomas en Gran Canaria fue el escenario de una inusual búsqueda del tesoro, provocada por una convocatoria en redes sociales. En respuesta a un desafío lanzado por un grupo de youtubers que promocionaban una canción, decenas de personas acudieron a este espacio natural protegido. Con las manos, palas y rastrillos buscaban -a la par que destrozaban una reserva natura- un maletín que contenía 1.000 euros. Esta búsqueda no solo captó la atención de miles de usuarios que veían los videos, sino también los de las autoridades que observaban con horror la escena.

La convocatoria para esta búsqueda fue parte de una estrategia de promoción para el festival DN7. Los responsables de esta iniciativa optaron por esconder el dinero como método alternativo para promover el evento, argumentando que preferían este enfoque en lugar de invertir en anuncios televisivos tradicionales. “Nos han dado 1.000 euros para la promoción del evento, y en vez de quemarlos en anuncios en la tele los vamos a esconder por la isla”, explicaron a través de un video. La revelación de las coordenadas condujo a las dunas de Maspalomas, donde se desató la frenética búsqueda.

Te puede interesar: Tenerife aprobará la emergencia hídrica en la isla el 1 de marzo

La reacción de las autoridades no se hizo esperar. El Cabildo de Gran Canaria, consciente del potencial daño a este hábitat único, inició una investigación para determinar si se cometió algún delito medioambiental durante la realización de este evento. Además, ha puesto el foco en la empresa encargada de la promoción en redes sociales del festival. Paralelamente, el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha emitido un comunicado condenando la acción y señalando a Alvi_ent, el influencer que llevó a cabo la iniciativa.

En defensa, Javier Marrero, propietario de la empresa de publicidad vinculada, ha argumentado que la repercusión en redes sociales y las preocupaciones sobre el daño a las dunas han sido exageradas. Asegura que el maletín estaba enterrado a una profundidad mínima y que se tomaron precauciones para no dañar el entorno. “En ningún momento la intención fue dañar el paisaje protegido de las dunas”, afirmó Marrero.

Te puede interesar: El alquiler vacacional más polémico: 50 euros por dormir en una cabaña con un cubo de basura

600 euros de multa para los organizadores

El Cabildo de Gran Canaria impondrá una multa de 600 euros a los organizadores de la campaña publicitaria. El consejero de Medio Ambiente del Cabildo, Raúl García Brink, anunciaba el pasado lunes esta sanción, la máxima para este tipo de infracciones.

Brink ha destacado el hecho de que es una “minoría” la que lleva a cabo estos actos de manera inconsciente, frente a la respuesta por parte de la ciudadanía que desde un principio la rechazó por entender que ese tipo de acciones no deben tener lugar en las Dunas de Maspalomas.