El emotivo vídeo del rey Carlos III leyendo decenas de cartas de apoyo tras ser diagnosticado de cáncer

Buckingham ha compartido imágenes del monarca británico recibiendo algunos de los miles de mensajes de ánimo que le han hecho llegar

Compartir
Compartir articulo
Carlos III, en montaje de Infobae.
Carlos III, en montaje de Infobae.

El rey Carlos III está recibiendo un aluvión de apoyo por parte de ciudadanos británicos y del resto del mundo tras ser diagnosticado de cáncer. Este viernes, Buckingham compartía unas emotivas imágenes del monarca leyendo algunas de las más de 7.000 cartas que le han llegado después de que se anunciara su enfermedad, un cariño masivo ante el que el padre del príncipe Guillermo ha querido tener unas palabras de agradecimiento.

“Desde que se anunció el diagnóstico de cáncer del Rey, Su Majestad ha recibido miles de mensajes de apoyo y buenos deseos de todo el mundo”, ha escrito la cuenta oficial de la casa real británica en Instagram. “Desde entonces, el rey ha tenido la oportunidad de leer una amplia selección de esta correspondencia. Gracias a todos los que han escrito”, prosigue el post.

Te puede interesar: El príncipe Harry viaja a Londres para estar con su padre tras desvelarse que sufre un cáncer

En el vídeo se puede ver cómo el rey Carlos recibe en la caja roja con la documentación diaria una selección de las más de 7.000 cartas que han ido llegando hasta el palacio desde que, hace menos de un mes, se supiera que padece un cáncer. Entre los mensajes hay frases de aliento y guiños divertidos como la ilustración de un perro con collar isabelino que le dice al monarca “al menos no tienes que llevar un cono”.

“Quería decirle que pienso en usted mientras afronta su propio diagnóstico y tratamiento. Le envío oraciones y todos los buenos deseos para una pronta recuperación”, se lee en otra de las misivas. “Ánimo, manténgase positivo y no deje que esto le deprima. Créame, funciona, pero lo principal es la familia”, le aconseja otro de los remitentes.

El anuncio del cáncer

A mediados de enero, Buckingham anunciaba que el rey Carlos III se sometería a una intervención quirúrgica para tratar un agrandamiento benigno de próstata. Sin embargo, durante las pruebas médicas se conocía que el monarca padecía un cáncer: “Las pruebas diagnósticas posteriores han identificado una forma de cáncer. (...) El rey agradece a su equipo médico por su rápida intervención, que fue posible gracias a su reciente procedimiento hospitalario. Sigue siendo totalmente positivo acerca del trato recibido y espera volver a desempeñar plenamente sus funciones públicas lo antes posible”, apuntaba el Palacio en un comunicado. “Su majestad ha decidido compartir su diagnóstico para evitar especulaciones y con la esperanza de que pueda ayudar a la comprensión pública de todos aquellos en todo el mundo afectados por el cáncer”, proseguía.

Días más tarde, el propio Carlos se dirigía a la población a través de otro comunicado: “Me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento por los numerosos mensajes de apoyo y buenos deseos que he recibido en los últimos días. (...) Como sabrán todos aquellos que han sido afectados por el cáncer, esos pensamientos amables son el mayor consuelo y aliento”, expresó en su escrito.

“Es igualmente alentador escuchar cómo compartir mi propio diagnóstico ha ayudado a promover la comprensión pública y arrojar luz sobre el trabajo de todas aquellas organizaciones que apoyan a los pacientes con cáncer y sus familias en todo el Reino Unido y el resto del mundo. Mi admiración de toda la vida por su incansable cuidado y dedicación, que es aún mayor como resultado de mi propia experiencia personal”, concluyó el rey.