Esto lo que cobra un bombero en España: sueldo base y guardias

Las llamas en Valencia han consumido un edificio de 14 pisos, dejando al menos cuatro personas fallecidas y 14 heridas

Compartir
Compartir articulo
Incendio de Valencia. (Eduardo Manzana - Europa Press)
Incendio de Valencia. (Eduardo Manzana - Europa Press)

Valencia se ha sufrido el peor incendio de su historia. Las llamas han consumido un edificio de 14 pisos, dejando al menos cuatro personas fallecidas y 14 heridas, entre ellas seis bomberos, mientras que otras 19 permanecen desaparecidas. Las llamas se propagaron con rapidez el pasado jueves, engullendo por completo el complejo residencial donde vivían alrededor de 450 personas distribuidas en 138 viviendas.

Como consecuencia de las llamas, se han suspendido temporalmente los actos inaugurales de las Fallas, en un gesto de respeto y precaución hacia las víctimas y los afectados por la tragedia.

Te puede interesar: Urkullu convoca las elecciones en el País Vasco el próximo 21 de abril

El salario de los bomberos

Los bomberos en España ha experimentado una modificación salarial significativa durante el año 2024. Esta revisión salarial no solo se debe a las características inherentes del puesto, sino también a un incremento general aplicable a todos los funcionarios públicos. Según lo establecido en el “Acuerdo Marco para una Administración del Siglo XXI”, suscrito entre el Gobierno y los sindicatos, los salarios de los funcionarios, incluyendo a los bomberos, experimentarán un aumento mínimo del 2% este año, con la posibilidad de alcanzar hasta el 2.5%.

El salario de un bombero varía según diversos factores, como su categoría, antigüedad y la comunidad autónoma en la que preste sus servicios. Según datos de Oposiciones.es, un bombero recién incorporado puede percibir entre 25.000 y 30.000 euros brutos anuales, una cifra que puede ascender hasta los 50.000 euros para rangos superiores, como inspectores o técnicos. Este aumento salarial se ajusta a la tendencia generalizada de incremento para los funcionarios públicos en el año en curso.

Te puede interesar: “Madre mía, la chavala, nos lo vamos a pasar bien”: Sumar y ERC denuncian el comentario machista de un diputado de Vox

Complementos

La remuneración de los bomberos se compone de diversos elementos, como los trienios, que incrementan el salario base cada tres años, el complemento por dedicación por superar las 240 horas anuales más de la jornada habitual, y el complemento por productividad, vinculado a la realización de guardias u horas extras. Asimismo, los complementos de destino varían según el rango, mientras que el plus de peligrosidad compensa el riesgo inherente al trabajo.

Las horas extras se retribuyen con tarifas específicas, tanto para las programables como para las no programables. Es importante destacar que el sueldo varía según la comunidad autónoma, oscilando desde alrededor de 18.000 euros en Galicia hasta 46.000 euros en Navarra.

Te puede interesar: El TJUE constata abuso por parte de España en la contratación de interinos y critica sus indemnizaciones por despido

Con la subida salarial proyectada para 2024, se anticipa un aumento en todos los rangos salariales de los bomberos. Por ejemplo, un bombero en el Grupo C1, que percibía 840,49 euros mensuales en 2023, verá su salario incrementado a 857,30 euros mensuales en 2024, lo que supone un total anual de 12.002,2 euros sin tener en cuenta los complementos.

Diferentes salarios en función del bombero

Las disparidades salariales no se limitan únicamente a la categoría, la antigüedad o el destino dentro del cuerpo de bomberos. El tipo específico de bombero también desempeña un papel crucial en la remuneración percibida. Por ejemplo, un bombero forestal que trabaja en las zonas rurales de España puede esperar ganar alrededor de 14.000 euros al año. En contraste, un bombero militar o uno empleado por AENA percibe aproximadamente 1.300 euros al mes en 15 pagas.

Es importante destacar que los bomberos en España tienen la posibilidad de acceder a la jubilación anticipada a partir de los 59 años, siempre y cuando cuenten con 35 años de cotización. Además de este beneficio, disfrutan de otros privilegios, como seguros específicos y ayudas para su formación continua.