Este es el Parador más pequeño de España: 14 habitaciones en uno de los castillos más bonitos de nuestro país

Una fortaleza con más de 1.000 años de historia que goza de vistas espectaculares al río Júcar

Compartir
Compartir articulo
El castillo es uno de los mejor conservados de la provincia de Cuenca y se ubica en un maravilloso entorno natural

La red de Paradores sigue aumentando su presencia en la península ibérica. En la actualidad, el número de alojamientos de este tipo ya roza la centena, y próximamente se espera que abra uno nuevo: el Parador de Molina de Aragón (Guadalajara), para el que ya se han publicado 22 ofertas de empleo.

El rasgo propio de estos establecimientos lo determina la historia del edificio sobre el que se asientan y/o su privilegiada ubicación. Algunos cumplen con ambos requisitos y tienen otras particularidades que atraen a los visitantes.

Te puede interesar: El pueblo de Portugal a solo 15 minutos de España con un castillo histórico y que está en un parque nacional

Por ejemplo, el Parador de Alarcón (Cuenca) está sobre un antiguo castillo, se asienta sobre una colina con vistas espectaculares a la Hoz de Alarcón (una curva creada por el río Júcar), y además es muy exclusivo al tratarse del Parador más pequeño de España.

Un castillo con más de 1.000 años de historia

El Parador de Alarcón en Cuenca (ShutterStock)
El Parador de Alarcón en Cuenca (ShutterStock)

Este establecimiento ofrece una experiencia única entre murallas históricas y vistas panorámicas sobre la mencionada Hoz de Alarcón. Se asienta sobre un castillo con más de 1.000 años de historia, convirtiéndose en uno de los destinos más codiciados para los turistas que buscan combinar historia, naturaleza y gastronomía. Asimismo, la fortaleza está considera como la mejor conservada de la provincia de Cuenca.

Te puede interesar: El pueblo español donde los habitantes hablan un dialecto portugués

Desde su origen posiblemente prerromano, el castillo de Alarcón ha sido pieza clave en la historia española. Tras ser un bastión musulmán, fue conquistado en 1184 por el rey Alfonso VIII, marcando el inicio de su era cristiana. A lo largo de los siglos, ha sido testigo y protagonista de diversos capítulos históricos hasta su reconversión en Parador Nacional en 1966, gracias a la iniciativa del ministro Manuel Fraga. Con una arquitectura que refleja el arte militar de su época, hoy es considero Bien de Interés Cultural.

El entorno natural que rodea al Parador de Alarcón es otro de sus grandes atractivos, con la Hoz de Alarcón ofreciendo un escenario ideal para el senderismo y deportes acuáticos. Además, la localidad de Alarcón, con su declaración de Conjunto Histórico Artístico en 1981, ofrece una rica experiencia cultural y visual, con su pintoresco casco antiguo y la famosa Pinturas Mural de Jesús Mateo en la iglesia de San Juan Bautista.

Sin olvidar las impresionantes vistas desde el mirador de la Peña, que regalan una panorámica única del embalse de Alarcón y la reserva natural de las Hoces del Cabriel.

14 habitaciones y gastronomía local

Habitación del Parador de Alarcón, Cuenca (paradores.es).
Habitación del Parador de Alarcón, Cuenca (paradores.es).

El Parador no solo destaca por su historia y entorno natural, sino también por su oferta gastronómica, basada en la comida tradicional conquense. Platos como el lomo de orza y el ajo mortero, entre otros, hacen de la experiencia en el Parador una inmersión total en la cultura local.

Está considerado como el más pequeño de España porque solo cuenta con 14 habitaciones, según las webs de alojamiento Centraldereservas.com y Lastminute.

En cuanto a los precios, estos varían según el tipo de habitación y la temporada. Por ejemplo, para una estancia del viernes 29 de marzo al domingo 31, el precio es de 336 euros por noche en una habitación doble.

Cómo llegar desde Madrid y Cuenca

Desde la capital de España, el trayecto hasta el Parador ronda las 2 horas y 11 minutos por la autopista A-3 (esta carretera implica el pago de peajes). Este tiempo se reduce si el lugar de origen es la ciudad de Cuenca. Desde allí, en tan solo 1 hora y 5 minutos se llaga al destino por la vía CM-220.

Otras opciones son la CM-2100 que aumenta la duración del trayecto dos minutos, y la N-420, carretera por la que se tarda 10 minutos más aproximadamente y dependiendo del tráfico.