El incendio se vuelve contra Mazón: suprimió por la vía urgente la Unidad Valenciana de Emergencias y otros “gastos superfluos”

El Gobierno autonómico popular justificó la decisión argumentando que había “fórmulas más adecuadas”

Compartir
Compartir articulo
Carlos Mazón, presidente de la Generalitat Valenciana. (Carlos Luján - Europa Press)
Carlos Mazón, presidente de la Generalitat Valenciana. (Carlos Luján - Europa Press)

El incendio más devastador en la historia de Valencia ha dejado, de momento, cuatro muertos y entre 9 y 15 desaparecidos. Los hechos se empezaron a descontrolar sobre las 17.00 de ayer. En el edificio afectado se personaron los servicios de emergencias para intentar controlar el escenario. No obstante, el incendio fue de tal magnitud que el servicis de emergencias valenciano tuvo que pedir ayuda a la Unidad Militar de Emergencias.

Este suceso ha cuestionado una de las primeras medidas que tomo Carlos Mazón según llegó a la presidencia de la Generalitat Valenciana. Mazón desmanteló la Unidad Valenciana de Emergencias, una unidad que dio los primeros pasos para su creación el Gobierno del socialista Ximo Puig y que quedó paralizado después de que el popular desembarcara en la Generalitat.

El presidente valenciano justificó esta decisión argumentando una reestructuración del sector público, con el objetivo, se dijo, de eliminar entidades “duplicadas” o “ineficientes”. La portavoz del Consell, Ruth Merino, consideró esta decisión acertada porque existen, dijo, “fórmulas más adecuadas” para la coordinación de emergencias.

Las competencias en materia de emergencias en la Generalitat las tiene la Conselleria de Justicia, uno de los departamentos que controla Vox después del acuerdo de Gobierno entre los dos partidos que se reparten, desde mayo, la Administración autonómica.

Todas las personas afectadas por el incendio declarado la tarde de este jueves en el barrio de Campanar, en València, que han solicitado alojamiento ya están reubicadas en hoteles de la ciudad, según el Ayuntamiento, mientras se suceden las muestras de solidaridad por parte de los vecinos de la zona. (EFE/Manuel Bruque)

La UVE quería luchar contra los incendios

El decreto para la creación de ese organismo se había aprobado pocos meses antes de las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo. En concreto, se aprobó en febrero de 2023 como una de las medidas que el Gobierno del Botánic había acordado impulsar en la anterior legislatura.

Su principal objetivo era luchar contra la sucesión de los graves incendios que se habían registrado en los últimos años y que habían abrasado el territorio valenciano. La creación de esta unidad suponía un paso muy importante en el ejercicio de prevención y lucha contra incendios de la Comunidad Valenciana. Además, se preveía que también pudieran actuar en caso de que se dieran otro tipo de emergencias, como las tradicionales inundaciones que el territorio sufre de manera cíclica. En principio, el decreto fijaba un plazo de un año para su creación, sin embargo, la decisión del nuevo Gobierno acabó con el proyecto.

Ximo Puig en una reunión telemática durante su presidencia al frente de la Comunidad Valenciana.
Ximo Puig en una reunión telemática durante su presidencia al frente de la Comunidad Valenciana.

La nueva entidad tendría bajo su mando en un principio los medios y recursos de la Sociedad Valenciana de Gestión Integral de los Servicios de Emergencias (SGISE), que por ejemplo incluye los bomberos forestales y brigadas helitransportadas, además de sus centros de emergencias. Además, se estipulaba que podría contar con unidades propias.

El decreto que desarrollaba esta nueva entidad especificaba que su implementación se llevaría a cabo en tres etapas. La primera fase implicaba la asignación de los recursos y equipos del servicio de bomberos forestales a la UVE, mientras que la segunda fase contemplaba la expansión del personal técnico y el establecimiento de la unidad de mando y control de la UVE en la Sala de Emergencias del Centro de Coordinación.