Los pensionistas y jubilados a los que Hacienda debe devolverles dinero por el IRPF de 2019 a 2023

Este procedimiento busca facilitar y acelerar las devoluciones de este colectivo, que podría verse beneficiado por correcciones en sus declaraciones de la renta correspondientes al mencionado lapso

Compartir
Compartir articulo
Los pensionistas y jubilados a los que Hacienda debe devolverles dinero por el IRPF de 2019 a 2023 (Carlos Luján / Europa Press)
Los pensionistas y jubilados a los que Hacienda debe devolverles dinero por el IRPF de 2019 a 2023 (Carlos Luján / Europa Press)

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), en colaboración con la Seguridad Social y otros organismos, ha anunciado un proceso para agilizar las solicitudes de devolución del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para pensionistas y jubilados mutualistas por el periodo que abarca de 2019 a 2023. Este procedimiento busca facilitar y acelerar las devoluciones de este colectivo, que podría verse beneficiado por correcciones en sus declaraciones de la renta correspondientes al mencionado lapso.

En un esfuerzo por simplificar el proceso y evitar inconvenientes a los ciudadanos, la AEAT pondrá a disposición un formulario específico a partir del 20 de marzo. Este documento permitirá canalizar todas las solicitudes para su evaluación y resolución, basándose en la información preliminar con la que cuenta la Agencia, así como datos adicionales sobre la vida laboral de los solicitantes que la AEAT obtiene de la Seguridad Social y otras entidades. Lo notable de este procedimiento es que los solicitantes no necesitarán adjuntar ningún tipo de documentación adicional a la solicitud, gracias a la preexistencia de la información requerida para la evaluación de cada caso particular.

Te puede interesar: Los nuevos trabajadores que podrían optar a la jubilación anticipada: así son las actividades de alta mortalidad

Sin embargo, en situaciones donde la información disponible no sea suficiente para una resolución directa, la AEAT puede requerir posteriormente a los interesados la aportación de documentación adicional necesaria para completar el proceso de solicitud. Las instrucciones detalladas, así como el acceso al formulario de solicitud, serán proporcionados a través de la Sede electrónica de la AEAT, evidenciando el compromiso de la Administración por facilitar el acceso a la información y garantizar un proceso sin impedimentos para los ciudadanos.

Cabe destacar que este formulario no solo servirá para tramitar las devoluciones relativas al periodo que comprende desde 2019 hasta 2023, sino que también se especifica que, para el año 2023, en muchos de los casos, el cálculo de la devolución ya estará integrado en el sistema de Renta Web, aplicándose un ajuste automáticamente en la declaración de los solicitantes. En aquellos casos donde la AEAT no disponga de la información necesaria para realizar el cálculo automático en los datos fiscales de 2023, los ciudadanos podrán utilizar el mismo formulario previsto para los años anteriores para solicitar dicho ajuste.

Te puede interesar: El tipo de jubilación anticipada en el que dejas de trabajar hasta 4 años antes de los 65

Los procesos administrativos

Esta iniciativa señala un avance significativo en la optimización de procesos administrativos y en el reconocimiento de las necesidades específicas de los pensionistas y jubilados mutualistas dentro del marco tributario español. Al eliminar la necesidad de presentar documentación adicional y al automatizar los cálculos para las devoluciones correspondientes a 2023, la AEAT demuestra su compromiso con la eficiencia y la atención dedicada a facilitar los procedimientos tributarios para los ciudadanos, asegurándose de que los derechos de los contribuyentes sean respetados y que reciban cualquier devolución que les corresponda de manera justa y en el menor tiempo posible.

Este esfuerzo por parte de las autoridades fiscales subraya la importancia de la adaptación continua de los sistemas administrativos a las realidades de los contribuyentes, buscando siempre mejoras que beneficien tanto a la administración como a la ciudadanía. Con medidas como estas, la AEAT refuerza su papel como entidad facilitadora, transparente y orientada al servicio del ciudadano, garantizando un trato justo y equitativo para todos los contribuyentes, especialmente para aquellos que, tras años de contribución al sistema, merecen una atención y cuidado particular en su etapa de jubilación.