La multa que te puede poner la DGT por conducir con el carnet caducado

Los conductores en España deben actualizar su licencia siguiendo un procedimiento establecido para evitar inconvenientes legales y asegurar la cobertura de su seguro vehicular

Compartir
Compartir articulo
Coches en una carretera española (Alejandro Martínez Vélez/Europa Press)
Coches en una carretera española (Alejandro Martínez Vélez/Europa Press)

En España, la posesión de una licencia de conducir válida es imperativa para el uso de cualquier vehículo a motor, tal como lo estipula la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial. Esta normativa implica que, tras superar las pruebas teóricas y prácticas específicas, así como demostrar las aptitudes psicofísicas requeridas, se obtiene el derecho a conducir legalmente por las carreteras del país. No obstante, es importante subrayar que el carnet de conducir posee un período de validez determinado tras el cual debe ser renovado, y el incumplimiento de esta medida acarrea consecuencias significativas.

El Reglamento General de Conductores establece que conducir con un carnet caducado se traduce en una multa sustancial, independientemente de si la caducidad se ha producido hace un día o un año. El departamento jurídico del Real Automóvil Club de España señala que esta situación se considera como una infracción grave bajo la Ley de Tráfico, lo que conlleva a una sanción de 200 euros. Esta penalización se impone sin que implique una detracción de puntos del carnet de conducir del infractor.

Te puede interesar: El mapa de la DGT que muestra en directo los cortes de carreteras por la tractorada este miércoles en Madrid y el resto de España

No obstante, las repercusiones de conducir con una licencia caducada no se limitan a una multa económica. En ciertas circunstancias, esta acción también puede ser catalogada como un delito, sujeto a sanciones que van desde multas de 12 a 24 meses, penas de prisión de tres a seis meses, o la asignación de trabajos en beneficio de la comunidad por un período de 31 a 90 días.

Accidente vehicular con el carnet vencido

Además, en el caso de ocurrir un incidente vehicular, la aseguradora podría negarse a cubrir los gastos de reparación del automóvil involucrado, incluso en pólizas a todo riesgo. En situaciones donde se produzcan daños a terceros, pese a que la aseguradora inicialmente se haga cargo de los costes, ulteriormente procederá a reclamar estos montos al conductor infractor, dado que las pólizas de seguro excluyen coberturas en casos donde la licencia de conducir no se encuentre en vigencia.

Te puede interesar: Estos son los días de marzo en los que Renfe ha convocado huelga

Es relevante mencionar que, aunque una persona pueda continuar en posesión de su carnet de conducir físico o digital a través de la aplicación miDGT, si este ha excedido su fecha de expiración, legalmente se considerará como no vigente. Esto implica que, a efectos prácticos, el carnet no será válido en caso de que las autoridades soliciten verificarlo. Cabe destacar la posibilidad de que la Dirección General de Tráfico (DGT) no notifique a los conductores acerca de la inminente caducidad de su licencia, siendo responsabilidad del titular mantenerse al tanto y proceder con la renovación antes de que expire. Esta renovación se puede realizar hasta tres meses antes de la fecha límite indicada en el carnet.

Para renovar el carnet de conducir, existen dos opciones: una consiste en actualizar el certificado psicotécnico en un centro médico autorizado por la DGT, luego de abonar las tasas pertinentes; la otra opción involucra presentarse directamente en una Jefatura Provincial de Tráfico para realizar las evaluaciones psicofísicas requeridas. Una vez cumplidos estos requisitos, el nuevo carnet de conducir será emitido en aproximadamente un mes y medio, durante el cual se proporcionará un permiso provisional con una validez de tres meses.

La DGT invertirá 975.000 euros en 15 radares móviles capaces de multar hasta en seis carriles.