La rebaja del IVA de la factura de la luz puede decaer antes de junio: el precio bajará en marzo del umbral marcado por el Gobierno

El Gobierno estableció que si el precio del kilovatio por hora disminuía a menos de 45 euros, la rebaja del IVA de un 10% llegaría a su fin

Compartir
Compartir articulo
Teresa Ribera.
Teresa Ribera.

El precio de la luz lleva meses retornando a la senda de la normalidad, lo que motivó que el Gobierno pusiese fin de manera gradual a las rebajas fiscales sobre la factura de la luz. Concretamente, la rebaja del IVA de la electricidad, así como las reducciones de impuestos especiales vinculados al recibo, decaerán de manera definitiva en junio de este año, aunque, ante la caída de los precios de la electricidad al arranque del año puede que esa fecha se adelante.

El precio medio diario del mercado mayorista de la electricidad, el denominado ‘pool’, se ha situado en la primera quincena de febrero en los 54,48 euros por megavatio hora (MWh), lo que representa una caída del 26,5% respecto a enero y un 58,7% más barato que hace un año, debido al desplome registrado en la demanda eléctrica, que retrocede a niveles de hace 20 años, y de los costes de la producción de las centrales de ciclo combinado de gas, que son las que marcan el precio marginal en el mercado diario, sobre todo en las horas punta.

Te puede interesar: El Gobierno no extiende las rebajas a la factura de la luz: se eliminarán “gradualmente” durante los próximos seis meses

Todo ello lleva a vaticinar a que los precios se mantendrán contenidos hasta final de mes, ya que las previsiones de generación eólica indican que podría situarse en los 200 gigavatios hora (GWh) durante la próxima semana, superando el promedio para esta época del año de 160 GWh. Igualmente, las previsiones de demanda seguirán en rangos claramente más bajos que el promedio, con lo que los precios de la electricidad deberían seguir muy contenidos, entre los 50-60 euros/MWh para la próxima semana, según los analistas de Grupo ASE.

El reciente decreto real, aprobado al finalizar el año pasado para extender ayudas ante las consecuencias de la crisis energética provocada por conflictos internacionales y la sequía, ha establecido un marco en el cual el IVA aplicable a la factura de la luz podría experimentar un incremento significativo si se cumplen ciertas condiciones económicas en el mercado de la energía.

Específicamente, se indica que si el precio del kilovatio por hora (kWh) disminuye a menos de 45 euros, la rebaja del IVA de un 10% aprobada previamente se eliminaría, retornando al 21% anterior a la escalada de tensiones entre Rusia y Ucrania. Este cambio en la fiscalidad energética depende en gran medida de las fluctuaciones de precios en el mercado de futuros, donde se vislumbra una tendencia hacia la baja en los próximos meses.

Te puede interesar: Éxito de la medida estrella de Sánchez contra la subida de la luz: aumentan en 200.000 los consumidores vulnerables protegidos por el bono social

Los pronósticos del mercado de futuros señalan una posible disminución en el coste de la electricidad, situándose en cifras inferiores a los 45 euros por kWh en el corto plazo. Para marzo, se anticipa una caída hasta ubicar el precio por debajo de los 39 euros; en abril, este se mantendría alrededor de los 40 euros; y para mayo, oscilaría ligeramente sobre los 44 euros, según las previsiones del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE). Este panorama sugiere una primavera favorable para la generación de energía renovable, la cual se destaca por ser significativamente más económica en comparación con otras fuentes de energía.

Impacto sobre los precios

Tras dos meses de caídas, los precios han vuelto a retomar la senda alcista al arranque de este 2024. Concretamente, el IPC se ha situado en el 3,4% en el primer mes del año, lo que supone un crecimiento de tres décimas en tasa interanual. ¿El protagonista de esta ligera subida? Un viejo conocido: la electricidad. No es de extrañar que la electricidad sea la protagonista de este alza al arranque del año. El pasado mes de diciembre, el Ejecutivo anunció que algunas medidas incluidas en el paquete anticrisis para paliar los efectos de la subida de precios iban a llegar a su fin. En el caso de las rebajas fiscales a la factura de la luz, estos cambios no se iban a producir de manera inminente, sino que las ayudas se irían retirando de manera paulatina hasta el próximo 30 de junio.

Te puede interesar: El Banco de España prevé una inflación del 3,3% en 2024 gracias a la extensión de algunas ayudas y al descenso de la energía

De esta manera, el IVA de la electricidad se situará en el 10% en 2024 -tras caer del 21% al 5% con el que se gravaba hasta ahora-. Por su parte, el impuesto especial eléctrico se elevará al 2,5% en el primer trimestre, pasando al 3,8% en el segundo para culminar el año volviendo al 5,1% al que estaba antes de su eliminación temporal. Por último, el impuesto sobre la producción eléctrica - que actualmente estaba suspendido- subirá al 3,5% primer trimestre y al 5,25% en el segundo para volver al porcentaje inicial del 7%. La reducción de las rebajas sobre el recibo eléctrico parece que ha tenido repercusión directa en los precios, que en el primer mes de este año han vuelto a subir por el impulso de la energía. Así, según los datos publicados por Estadística, la evolución refleja la subida de los precios de la electricidad, frente a la bajada de enero de 2023.