Desahuciados de un apartamento que alquilaron por Booking para tres días: “Pensábamos que era una broma”

Una pareja cuenta a Infobae cómo la semana pasada alquilaron por unos días un piso en Almansa, Albacete, y para su sorpresa, una comisión judicial se presentó allí con la intención de cambiar la cerradura

Compartir
Compartir articulo
Imagen del piso que la pareja alquiló por unos días en Almansa, Albacete.
Imagen del piso que la pareja alquiló por unos días en Almansa, Albacete.

Hasta la semana pasada Miguel nunca había estado en Almansa, Albacete. Llegó a esta localidad para cubrir la baja de un trabajador durante unas semanas, por lo que decidió alquilar junto a su pareja, Iván, un apartamento por tres días que habían visto en Booking y después valorarían si se quedarían más o buscarían otro. Se trataba de un piso de un dormitorio ubicado en el centro con buenos comentarios de otros usuarios y, aunque les pareció raro tener que ir a otra casa para recoger la llave, el resto parecía normal. Pasaron tranquilos el domingo, pero el lunes a primera hora una funcionaria judicial, un procurador y un cerrajero se presentaron en la puerta del apartamento. Iban a proceder al desahucio.

“De repente llamaron a la puerta y una mujer nos dijo que teníamos que abrir, que eran de la comisión judicial, y la verdad es que no entendíamos nada. Nos identificamos y les explicamos que habíamos alquilado el piso por tres días y que no habíamos visto en ningún momento al propietario, así que ellos también estaban alucinando, claro”, cuenta Iván (nombre ficticio) a Infobae España. El procurador de la comisión judicial -el representante de quien está ejecutando el desahucio- les informó de que ya habían acudido al piso en otras muchas ocasiones y, como nunca habían encontrado a nadie, el lunes finalmente iban a cambiar la cerradura y a tomar posesión del apartamento. Al ver que ellos lo habían alquilado por Booking, la toma de posesión quedó suspendida.

Te puede interesar: Marlaska, rodeado de voces que piden su dimisión: “Vulnera sistemáticamente los derechos de los migrantes”

Por suerte, añade Iván, se encontraban en el piso en el momento en que acudió la comisión judicial, pero no quiere ni imaginar el susto que se habrían dado si hubieran salido un par de horas y al regresar se encuentran con la cerradura cambiada.

Aunque no les dio muchos detalles, el procurador les explicó que el propietario del piso había pedido hace años un préstamo al banco para construir el edificio y, al no pagarlo, los apartamentos fueron subastados y, al menos ese piso en concreto, fue adquirido por la empresa Activos Globales Manchegos, que se dedica a la administración y enajenación de bienes inmuebles. Este medio ha intentado sin éxito ponerse en contacto con la firma.

Te puede interesar: El monasterio abandonado más de 100 años que se rehabilitó gracias a la iniciativa de un instituto: “Ya lo visitan 50.000 personas en verano”

Imagen de la cocina del piso.
Imagen de la cocina del piso.

“Lo mejor es denunciar estas estafas”

Por si fuera poco, cuenta Iván, la persona que les alquiló el piso por tres días -que a su vez asegura ser solo un intermediario y no el propietario- les ofreció “un buen precio” para que se quedaran el resto del mes, pero lógicamente cuando la comisión judicial les informó sobre la situación del apartamento, lo descartaron. “Menos mal que no le habíamos adelantado dinero porque nos lo estábamos pensando, nos hizo una buena oferta”, relata. Justo antes de dejar el piso, añade este joven, la comisión judicial pudo finalmente entrar.

La abogada Alejandra Jacinto, del Centro de Asesoría y Estudios Sociales (CAES), advierte de que se trata de “una estafa en toda regla” por parte del propietario y en este tipo de casos aconseja denunciar para evitar que se vuelva a repetir con otros usuarios. “No se puede alquilar un piso con normalidad cuando realmente sobre esa vivienda hay una orden de desahucio, que es lo que fue a ejecutar esa comisión judicial junto con el cambio de cerradura, por lo que el procedimiento ya se encontraba en la fase final”, aclara Jacinto. “Es un delito y lo más recomendable es poner una denuncia”, insiste, para que después un juzgado se encargue de investigarlo.

Ordenan el desahucio de una mujer en Madrid mientras está ingresada en el hospital pendiente de una cirugía.

Al menos hasta este jueves a última hora, se podía acceder en Booking al anuncio del piso en Almansa, aunque indicaba que no era posible realizar reservas en su página.