Así es el lanzacohetes ‘made in Spain’: armamento estrella en Ucrania en el que el Gobierno invertirá 73 millones de euros

El Ejército de Tierra adquirirá nuevas unidades del C-90, sistema utilizado con gran éxito por parte del Ejército ucraniano en la guerra contra Rusia

Compartir
Compartir articulo
Lanzacohetes C-90 de la empresa española Instalaza enviado a Ucrania (Instalaza)
Lanzacohetes C-90 de la empresa española Instalaza enviado a Ucrania (Instalaza)

Una de las primeras armas fabricadas en España que fueron empleadas por Ucrania para hacer frente a la invasión de Rusia fue el lanzacohetes C-90, armamento elaborado por la empresa arogonesa Instalaza. En las primeras semanas del conflicto, allá por 2022, el producto made in Spain desmostró ser sumamente eficaz contra el blindaje de los tanques rusos. En aquel entonces, el Ministerio de Defensa envió 1.370 de estos sistemas, capaces de ser transportados al hombro por un soldado y equipados con una amplia variedad de munición.

Ante su éxito probado en combate, y más aún al tratarse de un producto de la industria militar nacional, sería una sorpresa mayúscula que no fuese el escogido por la cartera que lidera Margarita Robles para equipar a las Fuerzas Armadas españolas, que de hecho ya operan el diseño de Instalaza, en el nuevo proceso de adquisición aprobado por el Gobierno. El Consejo de Ministros ha dado luz verde a que se celebre un contrato para la compra de sistemas lanzacohetes de 90 milímetros, que ascenderá a algo más de 73,5 millones de euros.

Te puede interesar: Más fragatas F-110 y otros dos submarinos S-80: la Armada desvela sus planes para la próxima década

Este acuerdo, por una cantidad no especificada de estas armas, incluirá también diferentes cabezas de combate, así como un sistema de entrenamiento para la instrucción y adiestramiento del personal. El mismo tendrá una duración de dos años, con posibilidad de que se prorrogue por otros dos. Desde La Moncloa han señalado la importancia de estos sistemas dado que son empleados por las Fuerzas Armadas en la realización de ejercicios tácticos en territorio nacional, y durante la fase de preparación para la proyección de fuerzas, dado que forman parte del material que se traslada a zona de operaciones.

Producto nacional exportado al mundo

Desde Instalaza definen a su producto como un sistema calibre 90 mm pensado para la infantería y capaz de utilizar distintos tipos de munición: contra-carro, doble-propósito, anti-búnker y fumígena, integradas en su tubo lanzador desechable. La confiabilidad, ligereza y reducido tamaño del que hace gala el C-90 lo ha convertido en un armamento muy apreciado por usuario de todo el mundo. En este sentido, la compañía aragonesa ha logrado vender su lanzacohetes a más de una treintena de países, entre los que destacan Chile, Ecuador, El Salvador, Estonia, Colombia, Italia, Arabia Saudí, Malasia y Yemen.

Lanzacohetes español C-90 (Instalaza)
Lanzacohetes español C-90 (Instalaza)

El C-90 Incluye un visor de puntería óptico de dos aumentos plegable y mecanismo de disparo, ambos desechables e integrados en el tubo lanzador. Además, puede ser equipado con dos tipos de visores nocturnos: el VN38-C, con tubo intensificador de imagen; y el VN-IR, que incluye una cámara térmica. Ambos visores pueden ensamblarse y quitarse en el campo de batalla en segundos, sin necesidad de alineado, mediante una interfaz mecánica integrada en el propio visor del C-90. Además, el VN38-C incluye ópticas intercambiables que le permiten ser usado también para vigilancia con 3,3 aumentos.

Te puede interesar: Así será el nuevo buque para la Armada que construirá Navantia

El lanzacohetes español, según asegura su fabricante, es el más ligero del mundo de su tipo, con tan solo 5,3 kilogramos de peso, y el único con capacidad de disparo remoto. Además, es eficaz contra blancos puntuales ubicados a 350 metros de distancia, y contra blancos de área a 700 metros.

Los nuevos tanques que acabarán de sustituir a los veteranos vehículos de transporte oruga acorazado (TOA)