Sánchez enmarca las palabras de Abascal en una “internacional ultraderechista” y acusa a Feijóo de “edulcorarlas”

El presidente del Gobierno también le ha exigido al líder del PP una “condena firme” y una “reconsideración de sus alianzas” en gobiernos autonómicos y municipales

Compartir
Compartir articulo
Pedro Sánchez, durante la entrevista en Telecinco (Europa Press)
Pedro Sánchez, durante la entrevista en Telecinco (Europa Press)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha enmarcado este lunes las palabras del líder de Vox, Santiago Abascal, en las que afirmó que habrá un momento en el que el pueblo querrá “colgarle de los pies”, en una “internacional ultraderechista” y ha acusado al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, de “edulcorarlas”, por lo que le ha exigido una “condena firme” y una “reconsideración de sus alianzas” en gobiernos autonómicos y municipales.

En una entrevista en Telecinco, que ha recogido Europa Press, Sánchez ha explicado que Vox señala “a aquellos que no piensan como ellos”, ya sean las mujeres, con la “banalización de la violencia de género”; el colectivo LGTBI o los científicos, pues, en su opinión, niegan “los efectos de la emergencia climática”.

Te puede interesar: Sánchez ofrece a Feijóo tres fechas para abordar en una reunión la financiación autonómica y la renovación del CGPJ

Sobre la reacción de Feijóo a las palabras de Abascal, el presidente ha exigido una “condena firme” ante unas “acusaciones tan graves”. “No se puede poner un pero. Uno puede discrepar legítimamente de otras formaciones políticas, pero lo que no se puede es rebasar esta línea roja que está rebasando el líder de Vox y que, de alguna u otra manera, Feijóo simplemente trata de edulcorar”, ha criticado.

Sánchez ha cargado contra “la política de alianzas del Partido Popular” con Vox, un partido que es, a su juicio, “la auténtica amenaza para la democracia española”. “Está ocurriendo en otras partes de Europa, también en EEUU y en Latinoamérica. Es un fenómeno nuevo, desgraciadamente, con ideologías que pensábamos ya superadas, pero que están intoxicando con odio y contaminando el debate público”, ha lamentado.

Te puede interesar: Montero niega que el Gobierno esté negociando una financiación con Cataluña

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha pedido a la ciudadanía “no entrar” en las “provocaciones” que, en su opinión, ejerce Vox y ha reclamado “reivindicar una forma de hacer política respetuosa” desde “las ideas y las convicciones”, pero siendo “muy conscientes de que la realidad en la sociedad española no es así”. “España no se rompe, no se hunde, por mucho que el Partido Popular y Vox se empeñen en decir lo contrario”, ha defendido.

Los pactos del Gobierno con los independentistas

Preguntado por los ciudadanos que no entienden los pactos del Gobierno con los independentistas, Sánchez ha vuelto a defender la amnistía y el refrán de hacer de la “necesidad, virtud”. Ha recordado que hay más de cincuenta diputados de distintas formaciones políticas que pedían esta medida “para poder superar definitivamente todas las consecuencias judiciales del proceso catalán en el año 2017″.

Así, ha puesto en valor estos acuerdos citando, por ejemplo, datos económicos y turísticos en Barcelona durante el Puente de la Constitución, unas cifras que no se conseguían, según Sánchez, en 2017, en el momento álgido del ‘procés’. “Apostar por la convivencia, la superación de contiendas políticas desde el punto de vista político y no judicial, trae consecuencias positivas. No solamente en términos de convivencia, sino también en términos de desarrollo económico y de prosperidad para el conjunto de la sociedad española”, ha destacado.

Te puede interesar: El PP intenta dilatar el debate sobre la amnistía y no descarta una comisión de investigación en el Senado: “Tenemos luces largas”

Al mismo tiempo, el presidente ha recordado que “un significativo porcentaje” de españoles tampoco apoyó los indultos a los líderes independentistas encarcelados, pero hoy en día “nadie los reprocha” porque vieron “los efectos beneficiosos que ha tenido en Cataluña”. Además, ha insistido en que hay 178 escaños, de grupos parlamentarios que apoyaron su investidura, “que están a favor de la superación de todas las consecuencias judiciales derivadas” del ‘procés’.

Sánchez ha abogado por el “reencuentro y la convivencia en Cataluña y en el conjunto del país”, comparándolo con el modelo del PP y Vox, que es el de la “confrontación”. También ha vuelto a deslizar que el líder del PP hubiera aprobado una ley de amnistía “si no hubiera dependido de Vox para poder ser investido presidente del Gobierno”, recordando, en este sentido, que el expresidente José María Aznar indultó nada más entrar al Gobierno a 1.400 personas “en un solo día” y “se produjo el mayor número de transferencias de competencias de la Administración General del Estado a la Generalitat”.

Preguntado por una eventual sentencia del Tribunal Constitucional contra la ley de amnistía, Sánchez ha pedido no adelantarse y “ser prudentes en este tipo de manifestaciones”. El presidente ha dicho que España es un país en el que gusta mucho “discutir” y ha insistido en dejar al TC “que decida”. Por último, ha defendido que la amnistía “pondrá las cosas en su sitio” y pasará como con los indultos “en términos de estabilidad y de normalización de la vida política en Cataluña”.

Noticia elaborada por Europa Press