Feijóo condena las palabras de Abascal sobre “colgar de los pies a Pedro Sánchez”, pero el PSOE sube el precio y le pide que rompa sus pactos con Vox

El líder del PP ha tildado de “lamentables” las palabras de Santiago Abascal sobre el presidente del Gobierno, una condena que el PSOE ve insuficiente y pide que los populares rompan todos sus gobiernos de coalición con Vox

Compartir
Compartir articulo
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez (i) y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (Jesús Hellín / Europa Press)
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez (i) y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (Jesús Hellín / Europa Press)

“El pueblo español querrá colgar de los pies a Pedro Sánchez”, son las palabras pronunciadas por el líder de Vox, Santiago Abascal, que han encendido el debate público y han arrastrado al mismo a los principales partidos. El PSOE no tardó en pedir que los populares las condenasen de manera explícita y contundente, pero los de Alberto Núñez Feijóo se limitaron a decir este domingo que no las compartían y acusaron a los de Pedro Sánchez de victimizarse e intentar implicarles de manera “burda” en esta polémica “artificialmente ampliada”.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha sido más rotundo en su condena a estas palabras de Abascal este lunes en una entrevista en Telecinco: “Las hemos condenado inmediatamente después de haberlas conocido, aprovecho para volver a hacerlo”, ha pronunciado. Ha asegurado que las declaraciones de su socio en cinco gobiernos autonómicos van en la misma línea de “construir un muro en España” y, por tanto, no solo son condenables, sino que el PP no tiene “nada que ver” con ellas.

Te puede interesar: La progresividad fiscal repunta y marca récord: los hogares ricos pagan un 45% de su renta en impuestos directos

Ha insistido en que, además de condenarlas, lamentan que Vox haga el juego a la estrategia de Sánchez y del PSOE de “dividir” España a través de un muro construido por el Gobierno y que “parece ser” que a Vox también le interesa seguir construyendo. “Son lamentables y no creo que merezcan mayor consideración que su condena”, ha zanjado. Feijóo intenta cerrar así la polémica sobre las palabras del líder de la extrema derecha, al que advierte de que le está dando aliento mediático al Pedro Sánchez y le está ayudando a “distraer la atención de los españoles” un día antes de la toma en consideración de la ley de amnistía en el Congreso.

Las palabras de Abascal tuvieron que cruzar el charco para encender la polémica. Ya que las pronunció en una entrevista con el diario Clarín desde Buenos Aires, en el marco de la toma de posesión del ahora presidente argentino, Javier Milei. También aprovechó la misma para reunirse con Viktor Orbán. Pero eso no es todo, sino parte de una gira internacional que está llevando a cabo Santiago Abascal, que hace una semana visitó Israel en pleno conflicto diplomático con España para mostrar su apoyo a Netanyahu.

Te puede interesar: Pedro Sánchez fía la aceptación de la amnistía a sus “efectos balsámicos”

El PSOE exige romper con Vox

El PSOE sigue viendo insuficiente la condena de los populares a las palabras de Abascal. “Feijóo es incapaz de condenar las palabras del neofascista Santiago Abascal, su socio de gobierno en comunidades y ayuntamientos, sin añadir peros que acaban prácticamente culpando al presidente”, esgrimen fuentes socialistas. Por ello, creen que la mejor forma que tiene de condenar lo sucedido es romper sus pactos con Vox, demostrando que sus hipotecas no le impiden condenar “sin peros” unas palabras que incitan a la violencia.

La tensión creciente entre el partido de Gobierno y el de la oposición se constatará esta misma semana, antes de que Pedro Sánchez y Feijóo se reúnan antes de que finalice el año. Sobre este asunto, el líder del PP ha asegurado que aunque no acepta la comisión de trabajo que le ofrece Sánchez como marco de la negociación, alegando que el PP no necesita “mediadores” como los independentistas, si el presidente le llama, irá a La Moncloa por respeto a la Presidencia del Gobierno. De momento, y según ha asegurado, esa llamada no se ha producido, pero habrá un encontronazo previo este martes en el Congreso de los Diputados, donde se debatirá la toma en consideración de la ley de amnistía.