Ariana Arias, la canterana del Real Madrid que está triunfando en el Barcelona

La jugadora fichó por el equipo azulgrana en el verano de 2022 tras solicitar al club presidido por Florentino Pérez la carta de libertad

Compartir
Compartir articulo
La jugadora del FC Barcelona, Ariana Arias (instagram de Ariana Arias)
La jugadora del FC Barcelona, Ariana Arias (instagram de Ariana Arias)

Del blanco al azulgrana. Ariana Arias creció a nivel deportivo en el Real Madrid, en concreto, en el equipo filial, donde desde el primer momento comenzó a despuntar con su habilidad con el balón y capacidad para convertir en gol todo lo que tocaba. Sin embargo, ya no manda el balón al fondo de la red para las merengues, sino para las culés. La jugadora fichó por el FC Barcelona en el verano de 2022 tras solicitar al club presidido por Florentino Pérez la carta de libertad. Ahora, asentada en el Barça, no deja de deslumbrar con su juego.

La jugadora, más conocida como “Ari”, comenzó su andanza deportiva en su colegio Miramadrid, situado en Paracuellos del Jarama, donde rápidamente comenzó a despuntar y pasó a formar parte de las categorías inferiores del Tacón en el año 2018. Puede que fuera suerte o el destino, pero un año después el Real Madrid absorbió este equipo como medida para dar el salto definitivo al fútbol femenino. Con 16 años no solo se había convertido en jugadora del Real Madrid, sino que además era una de sus jóvenes promesas, esa que despuntaba en las categorías inferiores y que estaba destinada a ser una gran estrella del primer equipo, o al menos ese era el sentir cada vez que Ari saltaba al césped.

Te puede interesar: Vicky López, “el león” azulgrana que se le escapó al Real Madrid y ha escrito su nombre en la historia de los Clásicos

En el club ya extinto consiguió un registro personal de 102 goles en 41 partidos y con el equipo blanco, su rendimiento no decayó. Era una de las canteranas habituales tanto en entrenamientos como en las pretemporadas que organizaba el club. Su debut con la camiseta blanca fue el 11 de octubre de 2020 ante el Valencia, donde consiguieron un empate a uno. Aunque esta no fue la única vez que jugó con el primer equipo, hubo nueve partidos más, en los que incluso marcó dos goles. Durante la temporada siguiente, tuvo especial importancia en el equipo filial, donde anotó 13 goles en 14 partidos.

Sin embargo, esta nube de progresión en la que se encontraba Ari se vio enturbiada en la recta final de la temporada, tras vivir un oscuro capítulo en el club madrileño que le llevó a pedir la carta de libertad. Según reveló en su momento El Confidencial, la futbolista denunció ante la Comisión de Ética del Real Madrid que había sufrido abuso de poder y acoso laboral por parte del entonces entrenador del primer equipo del Real Madrid, David Aznar; y de la directora deportiva, Ana Rossell. La Comisión no hizo nada al respecto, a pesar de que la delantera incluso demostró que había recibido apoyo psicológico por parte de los servicios del club. Dieron el caso por cerrado.

Te puede interesar: Quién es Lucy Bronze, la jugadora a la que Rubiales besó en la cara en la final del Mundial

Tras ver que el club se mantenía impasible ante que lo que estaba ocurriendo, la jugadora solicitó que le dieran la carta de libertad y el club aceptó. El Barcelona, que llevaba tiempo con el ojo puesto en la delantera, vio su oportunidad de hacerse con una de las grandes promesas del país. En julio de 2022, Ari se unió al Barça B, donde despuntó rápidamente, lo que le sirvió para ganarse una convocatoria con el primer equipo para un partido amistoso, donde incluso llegó a marcar un gol a pase de Crnogorcevic.

Ari se estrena con un gol con el primer equipo del Barcelona

Desde entonces su proyección solo ha ido en ascenso. Ari se ha convertido en una de las mejores jugadoras del filial azulgrana. Se ha hecho un hueco en el equipo y se ha conseguido adaptar, dejando atrás su etapa en el club blanco. Este fin de semana ha demostrado su calidad por partida doble. El sábado Ari recibía la noticia de que se encontraba entre las convocadas del primer equipo para el partido ante el Eibar F. Jugando como locales, las azulgranas buscaban su victoria número once en once partidos. Y así fue, en el minuto 57 Hansen abrió el marcador a pase de Patri Guijarro y en el 55 ya se encontraban ganado por 4 a 0, gracias a un hat-trick de Brugts.

En el minuto 83, Arias saltó al terreno de juego para sustituir a Aitana Bonmatí y tan solo cinco minutos más tarde marcó su primer tanto con las azulgranas gracias a un pase de Lucy Bronze y para poner la guinda a la fiesta de goles en la que se convirtió el Estadi Johan Cruyff.