Al Aston Villa de Unai Emery se le pone cara de aspirante a la Premier: 15 victorias seguidas en casa, City y Arsenal incluidos

En poco más de un año en Birmingham, el equipo ha pasado de pelear por la permanencia a codearse con los grandes: es tercero, a apenas dos puntos del liderato que ostenta el Liverpool

Compartir
Compartir articulo
Emery en el partido contra el Arsenal (REUTERS/David Klein)
Emery en el partido contra el Arsenal (REUTERS/David Klein)

Un 18 de febrero de 2023, contra el Arsenal, el Aston Villa perdió en casa en la Premier League, la última vez hasta la fecha. Un 9 de diciembre de 2023, también como local y frente a los gunners, el conjunto de Birmingham hizo historia, al sumar 15 triunfos consecutivos en su estadio. La marca, inédita para el club, parece sacada, directamente, de otro tiempo. Tanto es así que la anterior ocasión en la que se ganó tanto al calor del hogar, 14 veces, fue entre diciembre de 1930 y octubre de 1931. Al igual que pasó, aún más atrás en el tiempo, entre enero y noviembre de 1903. Cosas dignas del siglo XX para ‘el Girona’ de Inglaterra, al que Unai Emery hace creer desde el banquillo.

Los dos últimos triunfos del Aston Villa han despertado especialmente la euforia. El primero llegó el miércoles ante el Manchester City. El vigente campeón, con el prestigio de su triplete de la pasada temporada a cuestas, hincó la rodilla en el Villa Park gracias a un solitario tanto de Leon Bailey. Idéntico 1-0 se cosechó el sábado con el Arsenal, que no pudo contrarrestar el gol tempranero de John McGinn (7′) y tuvo que entregar el liderato. Ahora mismo, el Liverpool sólo saca un punto a los londinenses, segundos, y dos a los leones, terceros.

Te puede interesar: Un rival de Alcaraz y Nadal señala las cualidades de ambos que debe tener el tenista perfecto

El fútbol que Emery ha conseguido inculcar no está pasando desapercibido en la mejor liga del mundo. Resulta especialmente llamativo que el gol de la victoria de este sábado se consiguiese tras pasar la pelota por casi todos los jugadores de un equipo más que dispuesto a no ser flor de un día. “Son una amenaza constante y luego tienes que lidiar con la atmósfera y la intensidad que tienen en casa. Se merecen totalmente estar donde están”, aseguró Mikel Arteta antes incluso de tropezar contra su paisano.

McGinn celebra su gol al Arsenal (Action Images via Reuters/John Sibley)
McGinn celebra su gol al Arsenal (Action Images via Reuters/John Sibley)

Al entrenador del Arsenal no le sorprende en absoluto el cambio de chip que Emery está llevando a cabo: “Siempre mejora los jugadores, a los equipos y a los clubes. Es un entrenador que siempre he admirado. Ha trabajado en muchos países y a diferentes niveles. Estoy muy contento por él”. El récord que acaba de conseguir tiene poco o nada de sencillo, puesto que los nombres de los otros técnicos que lograron una racha de magnitud similar en la Premier asustan: Roberto Mancini, Pep Guardiola, Jürgen Klopp y sir Alex Ferguson.

Te puede interesar: El jefe de Fernando Alonso desvela la receta para tenerle contento en Aston Martin

De pelear por no descender a hacerlo por el título

Hace poco más de un año, Emery regresaba a Reino Unido tras su exitoso paso por el Villarreal para hacerse con las riendas de un conjunto que marchaba decimocuarto y cuyo objetivo era la salvación. Sin embargo, el de Fuenterrabía le cambió la cara al Aston Villa y consiguió que terminase el curso séptimo, clasificándose para la Conference League europea que disputa actualmente. Este verano, invirtiendo hasta 93 millones de euros en fichajes, ya pudo darle su sello personal, al cien por cien, a la plantilla. Las altas más destacadas fueron las de Moussa Diaby, del Bayer Leverkusen de Xabi Alonso, y Pau Torres, exjugador suyo en tierras castellonenses.

Con el carismático ‘Dibu’ Martínez, campeón del mundo con Argentina, en la portería, este Aston Villa es sólido tanto en ataque (35 goles, tercer mejor registro de la competición inglesa) como en defensa (20, cuartos). Sin grandes nombres, el colectivo lo puede todo, con la presencia en la siguiente Champions como ambición más realista. Eso sí, las miras aún más altas ya no pueden esquivarse: sólo el City ha sumado más victorias en el año natural (26-24).

Emery saluda a Guardiola (Action Images via Reuters/Andrew Boyers)
Emery saluda a Guardiola (Action Images via Reuters/Andrew Boyers)

El discurso, en el Aston Villa, rezuma prudencia, pero los elogios se suceden y hay licencia para soñar. No hay un gran recuerdo de las experiencias de Emery en el PSG, a pesar de que lo ganó todo a nivel francés, y el Arsenal, de donde se fue de vacío. Quizá pueda dejar huella en Birmingham, aunque el freno de mano todavía esté puesto. “No somos contendientes. Estamos entre los cuatro primeros y eso es lo que debemos intentar mantener hasta el final de la temporada”, expone el míster vasco. Pero ¿y si sí?