Belarra califica de “imprescindible” la ruptura con Sumar pero no cierra la puerta a una lista conjunta en Galicia

La secretaria general de Podemos ha justificado el último movimiento del partido, que formará parte del grupo mixto: “No nos ha quedado otro remedio”

Compartir
Compartir articulo
La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, junto al resto de diputados del partido. (Alberto Ortega / Europa Press)
La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, junto al resto de diputados del partido. (Alberto Ortega / Europa Press)

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha atendido este miércoles a los medios para dar más detalles de la ruptura entre su formación y Sumar. La número uno de los morados asegura que “ha sido una decisión difícil, pero imprescindible para cumplir con el mandato que pide la gente”. Belarra reconoce que los cinco diputados de la formación seguirán trabajando para impulsar “transformaciones ambiciosas”, pero ahora desde el grupo mixto. La exministra de Derechos Sociales, sin embargo, deja la puerta abierta a concurrir con Sumar en las elecciones gallegas, donde ninguna de las dos marcas tiene representación parlamentaria.

“Podemos ha pasado página y con fuerzas renovadas nos ponemos a trabajar para seguir impulsando transformaciones ambiciosas. No nos ha quedado otro remedio”, ha señalado Belarra. Hace apenas un mes, Podemos lanzaba una consulta a la militancia para redefinir su “hoja de ruta” dentro de Sumar. “¿Apruebas la nueva hoja de ruta de Podemos en la que se refuerza su autonomía, su fortalecimiento como organización y la articulación de acuerdos preelectorales cuando estos sean útiles y siempre que las listas se configuren mediante primarias y sin vetos?”, preguntaban los morados. El 86,1% de las bases decidió votar que , aunque pocos entendieron que la salida al grupo mixto también entraba en la misma cuestión, como argumenta ahora Belarra.

Te puede interesar: Podemos se desquebraja desde dentro: “Me he enterado por Canal Red de que nos vamos al grupo mixto”

Las elecciones gallegas y vascas del próximo año serán la primera prueba de fuego para la izquierda alternativa, que todavía no ha confirmado cómo presentará sus candidaturas. Este martes, poco después de conocer la decisión de Podemos, Sumar Galicia anunciaba la paralización de las conversaciones con los morados para concurrir juntos al parlamento gallego. Belarra, en cambio, “respetará” la decisión de los dirigentes territoriales y no descarta presentarse bajo la misma marca. El partido no tiene ningún escaño en la comunidad desde hace cuatro años, cuando En Marea consiguió 14 diputados.

Ione Belarra: "Celebrar a bombo y platillo el día de la Constitución mientras se incumple el derecho a una vivienda digna, o que la riqueza de nuestro país tiene que estar subordinada al interés general, es un problema democrático".

La secretaria general del partido ha atendido a los medios antes de los actos por el 45 aniversario de la Constitución Española. Belarra ha puesto el foco en el “incumplimiento” de la Carta Magna: “Nos preocupa que se normalice el incumplimiento de gran parte de los artículos”. La exministra lamenta que, mientras “celebramos a bombo y platillo” el aniversario del texto, las cuestiones “más sociales”, como el derecho a una vivienda digna, no se respeten. “Es un tremendo problema democrático”, ha finalizado.

La intrahistoria de la ruptura entre Podemos y Sumar

Podemos ha confirmado este martes en una rueda de prensa —convocada in extremis— que sus cinco diputados pasarán a formar parte del grupo mixto para tener “autonomía” el Congreso de los Diputados. “No podemos hacer política dentro de Sumar, las reglas no son iguales para todos los grupos que formamos parte de la coalición”, explicaba Javier Sánchez Serna, uno de los portavoces del partido. La “exclusiva” la ha adelantado Diario Red, el medio de comunicación que dirige Pablo Iglesias, expresidente de la formación. Los morados dicen haber avisado “tanto al grupo mixto, como a Sumar y PSOE” antes de hacer público el movimiento, pero fuentes de la coalición que lidera la vicepresidenta segunda niegan cualquier tipo de comunicación.

La formación morada mantendrá la subvención del Ministerio de Interior al haber concurrido con Sumar en las generales y asegura que la decisión no responde a motivos económicos. Los cinco diputados de Podemos —Ione Belarra, Lilith Vertsrynge, Javier Sánchez Serna, Martina Velarde y Noemí Santana— compartirán grupo con los representantes de Coalición Canaria, BNG y UPN. La estrategia es clara: ganar visibilidad y libertad de acción. La “gota que ha colmado el vaso” ha sido la última comparecencia del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en el Congreso de los Diputados, donde ha explicado la postura de España en el conflicto palestino-israelí. “No hemos podido intervenir”, explican desde Podemos.

La cúpula del partido en la Comunidad de Madrid, cuna de la izquierda alternativa, ha presentado su dimisión y ha cuestionado la deriva de los dirigentes nacionales. “Me acabo de enterar por Canal Red de que nos vamos al Grupo Mixto”, aseguraba la número dos de la formación en la capital, Carolina Alonso. El secretario general de Podemos en la comunidad, Jesús Santos, también ha anunciado su baja por “discrepancias” con la línea política adoptada por la dirección estatal. “Mis diferencias políticas con el núcleo de Podemos son hoy enormes. El choque con Sumar es incomprensible”, explicaba en una carta, compartida a través de sus redes sociales. La portavoz de la coalición, Marta Lois, ha calificado la ruptura de “deslealtad” y ha lamentado haber conocido la noticia por los “medios de comunicación”. Yolanda Díaz, por su parte, ha pedido “serenidad y tranquilidad” al electorado y reconoce que estas grietas no hacen más que alimentar la “desafección” de los ciudadanos.