España consigue remontar el partido ante Suecia tras dejar a un lado los líos en el vestuario

La Roja se ha impuesto por 5-3 en el marcador ante el equipo sueco después de comenzar perdiendo por 1-3

Compartir
Compartir articulo
Las jugadoras de España celebran uno de los goles durante el encuentro ante Suecia (EFE/ Jorge Zapata)
Las jugadoras de España celebran uno de los goles durante el encuentro ante Suecia (EFE/ Jorge Zapata)

España demuestra por qué es campeona del mundo. La selección ha empezado por debajo en el marcador ante una Suecia dispuesta a llevarse los tres puntos por todos los medios para asegurar una segunda plaza en la competición. Con un 1-3 con La Roja perdiendo, todo parecía indicar que los deberes ya estaban hechos. Sin embargo, las jugadoras de España no estaban dispuestas a afrontar otra derrota. Tirando de orgullo, La Roja consiguió dar la vuelta al encuentro con fiesta del gol y todo.

España llegaba al partido ante Suecia después de haber perdido frente a Italia, en un partido marcado por la polémica que ha marcado toda la semana. Aitana Bonmatí pidió el cambio al equipo técnico en el descanso debido a que no se encontraba bien, según se vio obligada a explicar ella misma. Algunos consideraron que este movimiento se debió a un enfrentamiento entre Montse Tomé y la jugadora catalana. Lo cierto es que el partido volvió a reanudarse sin ella. Tal fue la confusión que generó la situación que España volvió a saltar al terreno de juego con tan solo diez jugadoras, pero rápidamente Esther se puso las botas y pisó el césped para ocupar el puesto de Aitana.

Te puede interesar: Montse Tomé no niega la bronca con Aitana Bonmatí y vuelve a señalar a Athenea: “No tenía información para poder hablar”

La polémica no quedó ahí, sino que, además, en la siguiente sesión que tuvo lugar tras el encuentro, la jugadora azulgrana no se entrenó junto al resto de sus compañeras. La “resaca” del partido todavía estaba muy presente y parece que Bonmatí optó por no acudir a Las Rozas. Durante el resto de la semana, las informaciones sobre esta cuestión no han dejado de salir a luz, distintas jugadoras como la propia Esther González o Athenea han hablado acerca de lo ocurrido; incluso Tomé salió a desmentir todo tipo de noticias restando leña al asunto.

Una de las mayores incógnitas, además de qué había ocurrido con Aitana Bonmatí, era si esta entraría en el once inicial ante Suecia. Todos los focos estaban puestos en esta cuestión, esperando a que Tomé hiciera pública la lista de jugadoras que arrancarían sobre el terreno de juego cuando sonara el pitido inicial. Finalmente, la técnica decidió dejar en el banquillo a la catalana y situar a Maite Oroz junto a Jenni Hermoso y Teresa Abelleira en el centro del campo para repartir el juego de España.

Te puede interesar: Una de las campeonas del mundo señala a Montse Tomé tras la chapuza contra Italia: “La información debe llegar antes”

No está claro si fue la ausencia de la número seis de España o qué, pero La Roja no encaró el partido de la mejor forma y nada más sacar de centro, las suecas hicieron el primer tanto. Ni un minuto había trascurrido cuando Zigiotti Olme adelantaba a su equipo en el marcador. Sin embargo, la respuesta de las españolas no se hizo esperar y en el minuto 11 Salma Paralluelo volvió a poner en tablas el partido gracias a un pase de Olga Carmona. Suecia no estaba dispuesta a darse por vencida tan fácilmente, querían los tres puntos e iban a pelear por ellos.

Antes del descanso ya estaban por delante en el marcador, gracias a un tanto en el 14 y otro en el 29. El partido parecía que se había puesto de cara para el equipo de Peter Gerhardsson. Las cosas no estaban saliendo en España, con una defensa descolocada, un centro del campo que no acaba de entenderse y congeniar para imponer el estilo que más le gusta a España: el toque; y una delantera que no estaba acertada de cara a portería. La selección española necesitaba remontar el encuentro, necesitaba redimirse de la derrota ante Italia y olvidar los líos de vestuario que marcaron el encuentro ante las azzurras y la última semana.

La delantera de España Mariona Caldentey marca el 5-3 durante el partido ante Suecia (EFE / Jorge Zapata)
La delantera de España Mariona Caldentey marca el 5-3 durante el partido ante Suecia (EFE / Jorge Zapata)

Remontada con fiesta de goles en La Rosaleda

No se sabe si fue la charla en el vestuario de Tomé, la fuerza de las jugadoras o la demostración, una vez más, de que por qué son las campeonas del mundo, pero al comienzo de la segunda parte, el sentir ya era diferente. En el minuto 51 Athenea recortaba distancia gracias a una nueva asistencia de Olga Carmona. Tras ello llegaron los cambios y salieron al terreno de juego Fiamma Iannuzzi, Aitana Bonmatí, Eva Navarro y María Mendez; y los goles llegaron solos.

Mariona Caldentey hacía el empate en el 78. Todavía restaba tiempo para la remontada. Iannuzzi hizo el tanto que adelantaba a España en el marcador y de nuevo Caldentey llegaba en el 89 para ampliar distancia, poner la guinda al encuentro y cerrar el marcador. 5-3 y un pase a la siguiente ronda como primeras de grupo y con la moral y la energía para encarar todo lo que se ponga por delante.