Los dos grandes amores de Concha Velasco: el secreto del verdadero padre de su hijo Manuel y el tormentoso matrimonio con Paco Marsó

La actriz ha muerto este sábado 2 de diciembre a los 84 años tras un tiempo sufriendo un deterioro en su salud

Compartir
Compartir articulo
Paco Marsó y Concha Velasco. (Archivo RTVE)
Paco Marsó y Concha Velasco. (Archivo RTVE)

Concha Velasco ha muerto este sábado 2 de diciembre, dejando como legado una trayectoria tan inabarcable como su apasionante vida. La actriz siempre habló abiertamente de sus experiencias vitales y de algunos de los episodios más importantes de su intensa biografía. Sin embargo, también guardó escrupulosamente un gran secreto que no desveló hasta poco antes de morir: la identidad del verdadero padre de su hijo mayor, Manuel. El primogénito de la ‘chica ye-ye’ fue adoptado por el hombre que marcaría para siempre el corazón de Concha, Paco Marsó, con quien tendría un tormentoso matrimonio del que nacería su segundo hijo, Francisco.

La artista mantuvo una relación de cinco años con el actor Juan Diego, pero en 1975 decidió romper con él, según ella misma confesaría años más tarde, porque él no tenía ninguna intención de casarse y formar una familia, algo que sí era la meta de Velasco. No obstante, por aquel entonces ya había conocido al productor Paco Marsó, con quien coincidió en 1966 en el rodaje de Don Juan Tenorio.

Te puede interesar: Muere la actriz Concha Velasco a los 84 años

El mismo año en que se separó de Juan Diego, Concha protagonizó un auténtico escándalo nacional al anunciar que estaba embarazada y que iba a ser madre soltera. El 4 de septiembre nacía su primogénito, Manuel, a quien Marsó daría su apellido.

Infidelidades, ruina y un intento de suicidio

Concha Velasco y Paco Marsó se casaron en 1977. El matrimonio duró casi tres décadas y tuvo un hijo en común, Francisco, quien siempre ha mantenido un discreto perfil alejado del foco mediático ante el que siempre estuvo expuesta su madre.

15-04-2021 CONCHA VELASCO Y PACO MARSÓ
EUROPA ESPAÑA SOCIEDAD
EUROPA PRESS REPORTAJES
15-04-2021 CONCHA VELASCO Y PACO MARSÓ EUROPA ESPAÑA SOCIEDAD EUROPA PRESS REPORTAJES

La imagen de mujer empoderada y dueña de su destino que la artista daba públicamente distaba mucho de la persona insegura y dependiente que durante años soportó una relación tormentosa y llena de dolor. Y es que el matrimonio con el productor estuvo marcado por sus infidelidades y vicios, además de por la ruinosa gestión económica de la carrera de Concha, que tuvo que acabar vendiendo su chalet de La Moraleja en 2002 para saldar una deuda de más de 721.000 euros con Hacienda.

Te puede interesar: Concha Velasco: la vida de la eterna ‘la chica ye-ye’, en imágenes

En 1990, la presentadora llegó a poner una demanda de divorcio para separarse definitivamente de Marsó, pero la visita de Isabel Pantoja al programa Viva el espectáculo, que ella conducía, le hizo cambiar de postura. Según relataría ella misma, no pudo evitar romper a llorar mientras la tonadillera interpretaba en directo Se me enamora el alma en el formato televisivo, tras lo cual decidió retirar la demanda y continuar sufriendo en silencio el dolor de una relación que la llenó de cicatrices.

No fue hasta 2005 cuando dio el paso definitivo de divorciarse. “Le eché de casa porque estaba cansada de que viniera tarde o de que no viniera, y de que, cuando lo hacía, muchas veces durmiera en el pasillo”, confesaría. Sin embargo, la figura del productor seguiría presente en su vida para siempre, tanto que la actriz nunca volvió a tener pareja. “La única ilusión que tengo en esta vida es que Paco se me apareciese”, llegó a expresar en su visita al programa Volverte a ver. “Si fueras Dios, te pediría que resucitaras a Paco Marsó, es lo único que te pediría”, le dijo a Carlos Sobera.

En su entrevista en Lazos de Sangre, la artista desvelaría que tras su divorcio llegó a intentar suicidarse por unas declaraciones de su exmarido. “Le recuerdo a él diciendo ‘yo nunca he querido a Concha’. Recuerdo escucharle diciendo esas cosas y cogí todo lo que tenía en el minibar y me tomé un bote de pastillas de Lexatin”, relataba, aunque aseguraba que su intención no era quitarse la vida: “No es que me quisiera suicidar. Quería dormirme y que se me quitara el dolor”.

Su gran secreto

Concha Velasco, junto a su hijo Manuel M. Velasco, en 2018. (Europa Press)
Concha Velasco, junto a su hijo Manuel M. Velasco, en 2018. (Europa Press)

En una de sus últimas entrevistas en televisión, en Sábado Deluxe en 2021, Concha Velasco desveló el que había sido el gran secreto de su vida: la identidad del verdadero padre de su hijo Manuel. “El último día en el que estaba haciendo la función de teatro, el 24 de enero, falleció el padre biológico de Manuel (...). El padre de Manuel era Fernando Arribas, nunca lo había dicho”, dijo la actriz.

El motivo por el que siempre protegió a Arribas fue que él estaba casado cuando Concha se quedó embarazada, un secreto que se mantendría en los años siguientes hasta la muerte del padre de Manuel. “Queríamos proteger su identidad, no queríamos que la prensa le persiguiera”, expresó la actriz.

Según ha confesado la protagonista de Las chicas de la Cruz Roja, tras quedarse encinta se planteó abortar y hasta llegó a acudir a la clínica en la que iba a interrumpir su embarazo, pero cuando ya estaba tumbada en la camilla decidió que tendría a su hijo como madre soltera. “Nunca me rechazaron por ser madre soltera, todo lo contrario, muchos hombres querían ser el padre de mi hijo”, declaró.

Concha y Paco mantendrían el secreto del padre biológico del primogénito de la actriz durante años. De hecho, el propio Manuel no conocería a su verdadero progenitor hasta hace apenas unos años, aunque entre ellos se acabó creando un vínculo muy especial y Arribas llegó a pasar sus últimas cuatro navidades junto a Concha, Manuel y Fernando. “Está siendo muy duro sobrellevar la muerte de Fernando, me acuerdo mucho de él, era un hombre maravilloso”, lamentó Velasco en el Deluxe.