Joao Félix responde al recado de Griezmann: “No fue culpa sólo de uno… sino de varios”

El futbolista portugués considera que la responsabilidad de su decepcionante paso por el Atlético reside en más personas, además de él mismo. “Hay cosas que se podían haber hecho mejor, pero no es cosa sólo de uno”, asegura

Compartir
Compartir articulo
Joao Felix celebra su gol anotado ante el Oporto (AP).
Joao Felix celebra su gol anotado ante el Oporto (AP).

El Barça-Atlético de este domingo se lleva jugando desde este jueves. A cuatro días de la cumbre por LaLiga que se disputará en Montjuic (21.00 horas). Antoine Griezmann se pronunció sobre la etapa de Joao Félix en el club rojiblanco. “Cuando llegas aquí sabes más o menos como es el entrenador, cómo es el equipo. O te acoplas y trabajas para ello, o no te salen las cosas. Había momentos que lo hacía muy bien, que trabajaba muy bien, pero hay que ser constante e igual llegó un momento donde él se cansó y ya no se veía aquí y por eso ha hecho el esfuerzo, y el club también, para dejarle una salida”, explica.

Las palabras del francés corrieron como la pólvora, llegaron hasta la Ciudad Condal y encontraron la réplica del futbolista portugués. “Esté de acuerdo o no, él tiene su opinión y no tengo nada que comentar”, comienza Joao Félix mordiéndose la lengua. “Obvio que hay cosas que se podían haber hecho mejor, tanto yo como todos. Hay cosas que no han ido del todo bien, pero no es culpa solo de… sino de varios”, añade.

Te puede interesar: El dardo envenenado de Griezmann a Joao Félix: “Había momentos que lo hacía muy bien, pero hay que ser constante e igual se cansó...”

De la ilusión al estancamiento

El cruce de declaraciones llega antes del enfrentamiento que determinará las aspiraciones de Barça y Atlético en LaLiga y después de un inicio de temporada dispar para dos futbolistas que han realizado la misma ruta de Madrid a Barcelona. Griezmann disfruta a sus 32 años de una segunda juventud y probablemente del mejor momento de su carrera deportiva. Suma a 13 goles en 18 partidos y se sitúa a sólo tres de igualar a Luis Aragonés como máximo goleador en la historia del club.

La millonaria cantidad de dinero que tendrá que pagar la FIFA al Barça por la lesión de Gavi con la selección española.

Joao Félix por su parte, ha ido de más a menos a lo largo del inicio de temporada. En sus primeros cuatro partidos anotó tres goles, repartió tres asistencias y exhibió una considerable cantidad de filigranas y destellos de calidad que desataban la ilusión en las gradas de Montjuic. Había encajado a la perfección en el esquema de Xavi tras su Erasmus en Londres. Joo Félix no solo le gusta al presidente, nos encaja a todos. Es un talento natural, un jugador rápido que puede jugar por la izquierda, por dentro, se puede adaptar a las tres posiciones de arriba”, argumentó Xavi mientras el portugués brillaba sobre el césped. Sin embargo, desde aquella declaración del técnico azulgrana a mediados de septiembre, Joao Félix se pasó doce partidos en el dique seco.

Te puede interesar: Los dramáticos números del Barça de Xavi en Champions: posee el mayor porcentaje de derrotas

Del césped al banquillo

Números que empeoran si nos centramos en los guarismos ligueros: doce jornadas y un único gol. Datos traducidos en el peor arranque de temporada del portugués desde que compite en LaLiga. El rendimiento del luso ha descendido tanto que incluso Xavi prescinde de él en momentos importantes. En Anoeta, cuando su equipo no pasaba del empate ante la Real Sociedad, decidió sustituirle por Lamine Yamal. “El empate no nos valía. Hemos hecho cambios para ganar. Hemos ido a por el partido”, explicó el técnico azulgrana al ser cuestionado por la sustitución del luso.

Joao Félix se fue al banquillo contrariado y realizando sus ya clásicos aspavientos de rabia, los mismos que exteriorizaba cuando defendía la casaca rojiblanca y era Simeone quien le cambiaba. Por aquella época los problemas de regularidad del jugador eran más que evidentes. “De Joao quiero que sea un jugador determinante. Que sea regular en el juego”, llegó a afirmar el técnico rojiblanco. Años después, el Barça sufre la misma versión insulsa del futbolista. Nula presión tras pérdida y habitual desentendimiento defensivo que desemboca en inferioridad numérica para su lateral.