Ariadna Tortosa (’OT 2020′) desvela el motivo por el que se alejó de la música: “El programa me destrozó la cabeza”

La que fuera la primera expulsada de la edición se ha sincerado con sus seguidores para relatar sus problemas de salud mental

Compartir
Compartir articulo
Ariadna Tortosa, concursante de 'OT 2020'. (RTVE)
Ariadna Tortosa, concursante de 'OT 2020'. (RTVE)

Ariadna Tortosa fue la primera expulsada de Operación Triunfo 2020. Tras su paso por la Academia, la joven quiso aprovechar el tirón del programa y en la Gala 7 acudió como invitada para presentar su primer single, Al santo equivocado. Posteriormente, lanzó un disco, pero acabó alejándose de la industria musical y del foco público. Ahora, la artista ha explicado en sus redes sociales el motivo por el que tuvo que dejar de luchar por cumplir su sueño, desvelando su problema de salud mental.

“Llevo dos años sin publicar música ni prácticamente contenido a mis redes sociales”, comienza diciendo la catalana, que ha decidido dar una explicación a sus seguidores porque considera que “fingir que no ha pasado absolutamente nada y volver de la nada es un poco raro”.

Te puede interesar: El misterioso hospital de Terrassa donde está el plato de ‘Operación Triunfo’ y se han grabado grandes películas españolas

Así, Ariadna narra cómo se trasladó a Madrid en 2019 tras fichar por una pequeña discográfica. Por aquel entonces, asegura que no estaba en su mejor momento emocional: “Tenía muchos cambios de humor, era muy inestable, tenía ataques de ansiedad todos los días, no era capaz de mantener relaciones, me costaba mucho levantarme de la cama... un horror”, comenta.

Ariadna, la noche de su expulsión en 'OT 2020'. (RTVE)
Ariadna, la noche de su expulsión en 'OT 2020'. (RTVE)

Sin embargo, la música era una gran motivación para ella y, por esa razón, decidió presentarse a Operación Triunfo, donde logró convertirse en concursante. “Me da mucha pena, porque siento que no estaba psicológicamente preparada para entrar en un formato así”, expresa casi cuatro años después.

Te puede interesar: Lo que no se vio del estreno de ‘Operación Triunfo’: de la emoción de Chenoa a la complicidad entre concursantes

Según relata, durante sus dos semanas en la Academia tuvo que lidiar con sus inseguridades, que condicionaron su paso por el programa: “No sabía qué pintaba ahí, me sentía muy pequeña y sentía que no era suficiente”. Y prosigue: “Estoy muy agradecida con OT porque intentaron cuidarme muchísimo, pero me destrozó mucho la cabeza”.

“Me diagnosticaron un TLP”

Tras ser expulsada del programa, Ariadna sintió que tenía que “aprovechar la exposición”, por lo que trabajó a destajo y no paró de hacer música. Llegó a lanzar su primer disco, pero sintió “un síndrome del impostor horroroso”. “No era capaz de dar un concierto ni de publicar contenido en redes sociales. Lo dejé morir y me vi en las últimas”, lamenta.

Esta situación llevó a la joven a estar constantemente de fiesta, “bebiendo muchísimo” y “llorando todo el tiempo”, por lo que tomó la decisión de volver a Barcelona con su padre. Allí comenzó a recibir terapia y acabó siendo diagnosticada de un Trastorno Límite de Personalidad. “Eso ha sido una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, porque he sido capaz de encontrar una medicación y una terapia acordes a mis necesidades”, celebra.

En pleno proceso de recuperación, Ariadna ha compuesto varias canciones que verán la luz pronto y conformarán su segundo disco, algo que la hace sentir “superorgullosa”. No obstante, confiesa que ahora que se acerca el momento no puede evitar sentirse insegura: “Me da muchísimo miedo que no lo escuche nadie, que haya críticas...”. Y ese miedo es el que la ha llevado a hacer el vídeo para contar “qué está pasando”: “También para demostrarme a mí misma que puedo hacer esto, que me merezco ser feliz, sacar mi disco y estar orgullosa de lo que hago”, sentencia.